Bebe Rexha: “Me raya que me llamen celebrity, no me gusta esa palabra”

Ella solo quiere bailar. O eso dice en su nuevo single. Pero Bebe Rexha quiere más: que la respeten tal cual es. Y a sus amigos gays, también. Comprometida, descarada y muy rubia, vive un gran momento en su ascenso a la primera división pop.

 

POR: Agustín Gómez Cascales

Es pizpireta, espontánea y gran mariliendre. Escucha las palabras ‘fiesta gay’ y se pone en guardia. Siempre que sabe que hay una cerca, hace lo posible por ir. “Vivo para ellas”, afirma con una gran sonrisa mientras se atusa su melena rubia. Sube los pies al sofá, se hace un ovillo y afirma muy digna: “No quiero ni contarte lo que fue actuar en el G-A-Y de Londres. La locura. El desfase”. A sus 27 años se está convirtiendo en una gran estrella pop, tras trabajar durante un tiempo en la sombra, y está encantada con todo lo que está experimentando. Incluso con las locuras relacionadas con la popularidad que la descolocan. Y tras dar un golpe de poderío en la mesa con un primer EP, All My Fault Pt. 1, plagado de hits, lanza un bailable avance del segundo con Lil Wayne, The Way I Are. Así es Bebe Rexha.

SHANGAY ⇒ ¿Es tu vida una locura total ahora mismo?
BEBE REXHA
⇒ Lo es. Esta mañana he bajado al gimnasio del hotel y ni siquiera he podido ponerme música mientras entrenaba, porque me han hackeado el teléfono y no paraban de llamarme desconocidos. Estoy en ese nivel, joder.

SHANGAY ⇒ Eres una celebrity en toda regla, entonces...
BEBE REXHA
⇒ Odio esa palabra. Y me raya que me llamen celebrity, porque no siento que me represente. Soy una persona normal, y quiero seguir siéndolo. Lo único que quiero es hacer buena música, y que a la gente le guste. Eso es lo que me obsesiona.

SHANGAY ⇒ ¿Cuándo tuviste claro que querías dedicar todas tus energías a la música?
BEBE REXHA
⇒ A los cuatro años. Tenía claro desde pequeña que me dedicaría a esto. Sabía que no era la mejor cantante del mundo, ni la chica más mona, ni la mejor bailarina; pero esta era mi pasión y me iba a dedicar a ella. Porque desde que tengo uso de razón fue mi terapia para superar esos malos momentos que todos vivimos. Cuando se reían de mí en el colegio, o me hacían sentir rara, me refugiaba en la música.


“No puedes pasarte la vida esperando que te acepten, tienes que amarte tal cual eres”


SHANGAY ⇒ Ese despliegue de actitud que muestras en tus canciones, ¿es reflejo de quien eres o de quien quieres ser?
BEBE REXHA
⇒ Esa soy yo. Durante años fue una chica muy tímida a la que le asustaba el mundo, siempre preocupada por lo que la gente pudiera pensar de mí. Me sentía fuera de lugar, que no encajaba en ningún sitio, una oveja negra. Toda esa frustración acumulada se acabó transformando en orgullo. Pero llegó un momento en que dije “Que se jodan todos; esta soy yo y si no me aceptas como soy, que te den por culo”. No puedes pasarte la vida esperando que te acepten, tienes que amarte tal cual eres.

SHANGAY ⇒ Usas mucho la palabra ‘fuck’, incluso en el título de una de tus canciones más celebradas, F.F.F...
BEBE REXHA
⇒ Adoro esa canción, y me encanta que sea la que provoca una reacción más fuerte del público en mis conciertos. Igual que mi nuevo single The Way I Are (Dance With Somebody) es una celebración del baile y la individualidad, mi manera de expresar que soy como soy, F.F.F. (Fuck Fake Friends) es una de esas canciones con las que animo a todo el mundo a que se exprese de la manera más auténtica posible. En Dubai tuve que cambiar la letra, porque allí las mujeres no pueden utilizar ese tipo de lenguaje, y la convertí en Forget Fake Friends. No sabes el mosqueo que se pilló el público, 3.000 jóvenes chillando el título original... ¡Fue maravilloso!

SHANGAY ⇒ ¿Utilizas ese tipo de lenguaje para provocar?
BEBE REXHA
⇒ Lo hago porque hablo así todo el tiempo. Me crié en Nueva York, eso tiene mucho que ver; y tengo muy poca paciencia y me desespero enseguida por todo, y eso también marca.

SHANGAY ⇒ Has compuesto canciones que han sido grandes éxitos en voces de otros, como The Monster, de Eminem. ¿Siempre confiabas en que llegaría el día en que serías tú quien las defendiera?
BEBE REXHA
⇒ Es lo que soñaba, sí. Pero creo que debemos seguir el camino que se nos marca, sea cosa de Dios o del destino, según lo veas. Cuando llega el momento adecuado, las cosas pasan. The Monster la compuse para mí, pero en aquel momento no tenía manera de publicarla. Y no quería que se quedara en mi ordenador para siempre. Gracias a esa canción empecé a trabajar con productores importantes, y ellos fueron los que me animaron a dar el salto.

SHANGAY ⇒ ¿Vas a seguir cediendo canciones a otros artistas?
BEBE REXHA 
⇒ Si surge la ocasión, ¿por qué no? Pero ahora mismo estoy muy centrada en mi carrera. Y cada vez mi sello me pide más canciones, así que de momento prefiero guardármelas.

¿De qué hit de los que ha compuesto está más orgullosa? ¿Qué opina de Britney? ¿Cómo es la relación con su mejor amigo gay? Pasa página

Página 1 de 2