Dos brutales agresiones homófobas en las últimas 24 horas en Barcelona

Las fotos compartidas por las víctimas muestran la brutalidad de las agresiones que tuvieron lugar ayer en Berga y en Barcelona capital. ¿El motivo de ambos ataques? Homófobos que no soportan las muestras de cariño entre gays.

En las últimas 24 horas se han producido en Barcelona dos brutales agresiones homófobas. Hoy lunes a las 19h, se ha convocado una manifestación en protesta a las agresiones y en apoyo a las víctimas, en la plaza Sant Pere de Berga.

La primera paliza fue propiciada a una pareja gay, Andy y Jorge. Ambos fueron agredidos, tal y como han contado ellos mismos a través de las redes sociales, tras besarse delante de una discoteca en la localidad de Berga. Según ha contado una de las víctimas, fueron increpados a gritos de “iros a otro lado”, “esto es de mala educación” o “nos dais asco”, antes de ser atacados con puñetazos y patadas por un grupo de personas, hasta que uno de ellos perdió el conocimiento. La pareja acudió a los Mossos d’Esquadra y ya ha denunciado la agresión.

La segunda agresión se produjo en Barcelona capital, en la zona de Montjuic, según ha descrito la víctima en el blog Cridalgtb:

“Yo estaba en el distrito de Sants-Montjuic, cerca de la fuente de Montjuic. No voy a hacer público el sitio en concreto por respetar mi intimidad y la de las cinco personas más que estaban allí en el momento de la agresión.

Desde fuera, para quien mirase, podía identificar que éramos gays, ya que se podían ver muestras de amor entre hombres y eso para ellos es de maricas. Todo iba bien hasta que entró el agresor a nuestro espacio al grito de ‘maricones de mierda’, en ese momento cuatro hombres escaparon corriendo y a mí me arrinconó, dándome un puñetazo en la mandíbula seguido de otro más en la ceja, tres más en la boca, me arrancó una dilatación de una hostia, y pequeños golpes de menos importancia, mientras gritaba ‘maricones fuera’ y ‘putos maricones”.

El otro hombre que quedaba allí, que se había alejado pero no se había ido, gritó que parara la agresión, y aproveché que el agresor estaba mirando de dónde venía ésa voz para escapar del espacio.

Cuando estuve más tranquilo pude ir al hospital a hacerme las curas ya que sangraba constantemente y era imposible parar la hemorragia sin material hospitalario; me hicieron las curas pertinentes y un informe por si quería denunciar”.

Algunos famosos como Mónica Naranjo ya han expresado su rechazo a través de las redes sociales.

Estas dos agresiones nos vuelven a demostrar que la homofobia y los ataques al colectivo LGTB siguen aumentando, y que resulta necesario seguir luchando para que este tipo de situaciones lleguen a su fin.