Eduardo Casanova: “En los rodajes soy como una mujer multiorgásmica”

Su primer largometraje como director, ‘Pieles’, no va a dejar indiferente a nadie. Y nos revela una visión del mundo y una estética muy personales de un artista que ha creado un canto a la diferencia... en tonos rosas.

 

POR: Agustín Gómez Cascales

La sinopsis oficial de la película deja muy claro el discurso que Eduardo Casanova ha querido transmitir en su primer largo, cuyo origen está en su cortometraje Eat My Shit, protagonizado por una Ana Polvorosa que aquí retoma su personaje de Samantha, con el aparato digestivo al revés y un ano por boca: “Nadie elige cómo nace. La forma física nos condiciona para con la sociedad, lo hayamos o no elegido nosotros”.

Pieles es la historia de gente físicamente diferente que sufre el rechazo de una sociedad que les empuja a la soledad y a la reclusión. Casanova lleva sus malformaciones y sus diferencias al extremo, en un cuento perverso en donde se entrecruzan las historias de todos sus protagonistas, teñidas de rosa. El color elegido por Casanova para rodar y también promocionar su película. Aunque su manera de ver la vida en rosa tenga poco que ver con un universo idílico. Eduardo quiere remover conciencias –y si es necesario, estómagos–, y eso hay que alabárselo.

SHANGAY ⇒ ¿Qué es lo más sorprendente que has vivido gracias este debut?
EDUARDO CASANOVA
⇒ Que todo esto esté pasando. He rodado una película con 24 años sobre gente malformada, con un discurso muy subversivo, la han producido Álex de la Iglesia y Carolina Bang... El arte tiene que ser coherente con cómo es uno, y así ha salido mi película, en ella hablo de lo que me preocupa sin censurarme. Y en ningún caso buscaba ser provocador, sino natural.

SHANGAY ⇒ ¿Por qué te preocupa tanto hablar de la diferencia?
EDUARDO CASANOVA 
⇒ Porque aquellas personas que se consideran diferentes son discriminadas y humilladas. Por eso existe la transfobia, la homofobia, la misoginia, la gordofobia... Es una buena causa por la que luchar. Pero Pieles no es La Bella y la Bestia, no es blanca, no dice que lo bonito está en tu interior, sino que lo horrible está en tu interior; habla de que tienes que ser como tú eres, para lo bueno y para lo malo. Y también hay personajes con discursos reaccionarios y políticamente incorrectos. Porque lo que intento es que aceptemos al ser humano como algo maravilloso y horrible a la vez.

SHANGAY ⇒ También incluyes apuntes relacionados con la homosexualidad, en este caso femenina...
EDUARDO CASANOVA
 ⇒ Creo que a cualquier persona que entienda la libertad le gustará la película, sea maricón o heterosexual. Pero no es una película que hable concretamente de los derechos LGTB; aunque haya una relación homosexual, no se nombra, ese no es el conflicto entre esos dos personajes, sino la obesidad y la ceguera. Defiendo la libertad, sin más. Porque, como decía en estas mismas páginas Austra hace poco, ser homosexual ya no es revolucionario, suscribo sus palabras. Hay mucho por lo que luchar, pero no comparto la actitud de todos esos youtubers que suben vídeos y vídeos vanagloriándose de haber dicho que son gays; ese discurso lo veo casi de derechas.


“Aquellas personas que se consideran diferentes son discriminadas y humilladas. Es una buena causa por la que luchar”


SHANGAY ⇒ Eloi Costa interpreta a Cristian, el único personaje con una belleza que podríamos considerar convencional pero que rechaza sus piernas...
EDUARDO CASANOVA
 ⇒ Es que de lo que me interesaba hablar era de su tormento interno. Objetivamente es guapo, pero está claro que su interior es oscuro. Su historia tiene que ver con la transexualidad, porque no reconoce una parte de su cuerpo. Pero al no tener que ver con la genitalidad, ¿qué opiniones genera? Sé incluso de personas transexuales que no llegarían a entender que una persona quiera quitarse las piernas. Porque no determinan el género, y ahí viene el problema.

SHANGAY ⇒ ¿Tú te has aceptado físicamente siempre tal cual eres?
EDUARDO CASANOVA 
⇒ Evidentemente, no. Pero pese a que me quejo bastante y siempre estoy “debería hacer esto”, “debería hacer lo otro”, tampoco le presto tanta atención a eso. El físico, la moda y la estética no me interesan en absoluto.

SHANGAY ⇒ ¿No te interesa la estética? No es lo que indica tu película...
EDUARDO CASANOVA 
⇒ La estética en Pieles es un personaje más, un elemento dramatúrgico. Y también el lubricante que permite que entre bien. Pero la estética sin nada más detrás... es mierda.

SHANGAY ⇒ ¿Por qué tenía que ser una película en tonos rosa?
EDUARDO CASANOVA
 ⇒ Tengo una obsesión extraña por el rosa, por los estigmas y tabús a los que se asocia. Y porque maquillar cosas tan horribles como las que muestro con el color rosa me parecía que provocaba un contraste interesante.

SHANGAY ⇒ De primeras, todos los personajes pueden provocar un rechazo. ¿Cómo lograr que el público les coja cariño?
EDUARDO CASANOVA 
⇒ Es lo que pasa en la vida diaria también... Se rechaza lo que no se conoce, por miedo. La gente no quiere pararse a escuchar a los otros, por eso triunfan las redes sociales y las series, porque no te dan tiempo a pensar.

Si quieres saber cuál es su relación con las redes sociales, o por qué sufrió tanto Jon Kortajarena durante el rodaje de Pieles, sigue leyendo

Página 1 de 2