El último orgullo del verano llega con el Benidorm Pride

La ciudad alicantina ultima los detalles de este gran evento que, del 4 al 10 de septiembre, llenará Benidorm de miles de personas que defienden a pie de calle los derechos LGTB, al mismo tiempo que disfrutan de un entorno idílico a orillas del Mediterráneo. Da igual tu orientación sexual, tu raza o tu sexo, Benidorm y su gente te recibirán con los brazos abiertos.

POR: Daniel Ródenas Muñoz

A la hora de localizar los destinos nacionales idóneos para pasar nuestras vacaciones estivales –ahora que el calor no nos deja pensar en otra cosa–, viene automáticamente a nuestra cabeza un lugar: Benidorm. El Manhattan español, apodo que se ha ganado por poseer el tercer puesto a nivel europeo en concentración de rascacielos, no ha dejado de crecer y renovarse.  Equivocadamente, en muchas ocasiones se ha asociado a esta ciudad alicantina con un turismo enfocado hacia la tercera edad y a los viajeros de origen anglosajón. Nadie duda de la existencia de ambos casos, pero Benidorm no es solo eso, ni mucho menos. Está continuamente reinventándose y ofreciendo a todo tipo de público la multitud de oportunidades de ocio que tiene a su alcance. Y entre ese público, por supuesto, está el LGTB.
Los kilómetros de playas, un clima envidiable durante casi todo el año, la variedad y calidad gastronómica mediterránea y una amplia oferta cultural y de ocio LGTB posicionan a Benidorm como uno de los destinos turísticos gays del momento. Un privilegio que convierte el Pride de la ciudad en uno de los más importantes del país.

El Benidorm Pride celebrará del 4 al 10 de septiembre la diversidad y el amor libre. Un gran evento que cierra el calendario europeo de fiestas del Orgullo, un valor que le ha dado el nombre de European Summer Closing Pride. El pistoletazo de salida a la programación LGTB de Benidorm llegó el pasado mayo con el Pink Weekend, un fin de semana lleno de diversión y música en directo que hace las veces de antesala de lo que llegará en septiembre. El gran evento que sus tres organizadores ya están trabajando. Entre ellos se encuentra Geoff Gartland, un británico que llegó a la ciudad hace un par de décadas y, desde entonces, ha formado parte de su espíritu LGTB. “Tenemos un Orgullo que se vive a pie de calle, más personal, y en el que todos tienen cabida: gente del colectivo, familias, turistas nacionales e internacionales... Además, tenemos grandes fiestas, por supuesto”. Esta fecha clave para el público gay se ha convertido en todo un honor para los habitantes de Benidorm. “La gente está muy orgullosa del Benidorm Pride, no solo el público LGTB de la ciudad”. Y tanto el Ayuntamiento como los empresarios apoyan este gran evento que ya el año pasado atrajo a cerca de cuarenta mil personas. “En los últimos años hemos notado que ha aumentado la afluencia de gente, y sobre todo de jóvenes que desconocían todo lo que tenemos en Benidorm”. Un público que está redescubriendo el que durante muchos años fue ‘el resort de Europa’.

La nueva edición del Orgullo contará con su correspondiente y fabuloso desfile junto a la playa de Levante. “Es todo un lujo vivir esta manifestación en primera línea del mar”. Más de veinte carrozas, miles de personas y muchísimo color invadirán el 9 de septiembre la ciudad alicantina. “Todo el que está en Benidorm ese día está viendo el desfile”, comenta Geoff. Un recorrido que acaba en el Auditorio Julio Iglesias, donde habrá una gran fiesta gratuita al aire libre, la T-Dance, que contará con las mejores actuaciones y DJs. Conciertos que se suman a la programación de toda la semana, que comienza el miércoles 6 de septiembre con la opening party, continúa con fiestas en lugares emblemáticos como el Mirador del Castillo –“No hay mejor sitio en España para hacer una fiesta, sus vistas al mar son espectaculares”–, algunas pool parties en terrazas increíbles, y concluye con una closing party gratuita que se celebrará en el puerto el domingo 10 de septiembre.

Citas imprescindibles que sirven para recordarle al mundo el lado más abierto y moderno de Benidorm. Un destino que alarga su temporada alta hasta octubre y que recibe a todo el mundo con los brazos abiertos. Sus playas, su casco antiguo –corazón de su comunidad gay–, sus bares y restaurantes, su Pride, y sobre todo su gente, son prueba irrefutable de ello.


Más info y venta de entradas en www.benidormpride.com/es/