El VIH es sólo una parte de mí

“El diagnóstico de VIH me dio una nueva versión de mí mismo que me hizo prestar más atención al ritmo de vida que estaba llevando”. Es uno de los testimonios de una nueva campaña europea.

Múltiples entidades europeas dedicadas a asuntos relacionados con el VIH se han unido para crear una campaña llamada “HIV is: Just a part of me”. Esta propuesta intenta apoyar a personas seropositivas para que se sientan responsables e involucradas en su salud y bienestar. Porque tú no eres VIH, el VIH es sólo una parte de ti… nada más.

La campaña, que lucha por el entendimiento, empoderamiento y concienciación de hombres homosexuales y bisexuales que viven con el VIH, recoge en este artículo testimonios de 11 hombres seropositivos que, además de vivir con el virus, tienen algún otro tipo de dolencia a nivel orgánico o simplemente intentan sensibilizar sobre ellas. Mediante body painting, han ilustrado su cuerpo con la forma de órganos que ellos mismos tienen afectados para así poder concienciar a la población de una forma creativa y visual.

En esta campaña participaron Riccardo, Bisi, Antonis, Graeme, Wojciech, Prakash, Axel, Paolo, Marcos, Philip y Marcello. Intentan transmitir que las personas con VIH deben también chequear su salud periódicamente, ya que las dificultades de vivir con el virus pueden ser mayores si esta vivencia va acompañada de otras condiciones médicas como la diabetes, el cáncer o la osteoporosis.

Dado que el VIH puede empeorar otro tipo de patologías (entre las que también se incluyen las relacionadas con la salud mental), estos 11 protagonistas conciencian a otras personas a vivir con el virus de una forma positiva y sana. Además de contar cuándo recibieron el diagnóstico, también relatan cómo lo afrontaron y las repercusiones que tuvo en su día a día.

Estos 11 valientes dan la cara para sensibilizar sobre que, tanto en el caso del VIH como de otras enfermedades, un buen cuidado y mantenimiento de nuestra salud puede hacer que el nivel y esperanza de vida de estas personas sea idéntico que el de las personas que no tienen el virus.

Ellos nunca más llamarán a su condición ‘enfermedad’, porque no están enfermos. Vivir con VIH puede parecer difícil, pero es posible volver a repensar tu vida de una forma que nunca creíste posible.


Más noticias LGTB, AQUÍ