Exmonaguillo expulsado de la iglesia por ser gay

Tras confesar a un sacerdote de su pueblo que era gay, Kevin se vio obligado a dejar de ser monaguillo y se enfrentó al bullying de sus vecinos y compañeros, que le insultaban y escupían.

El pasado viernes, La Sexta Noche entrevistó a Kevin, un joven de un pueblo de Ciudad Real que fue expulsado de su parroquia tras compartir con un sacerdote que era gay.

Kevin, que era monaguillo, se vio obligado a abandonar su iglesia “porque no daba un buen ejemplo de vida cristiana”, tras confesarle su orientación sexual al sacerdote, el cual no solo no guardó el secreto de confesión sino que lo extendió por todo el pueblo.

Cuando la gente se enteró, se enfrentó al bullying de sus vecinos y compañeros. “En el colegio creían que ser homosexual era un virus, me escupían e insultaban”, contaba Kevin. Al principio creía que la culpa era suya, sin embargo, gracias a los apoyos que recibió, como el de la orientadora de su instituto, se dio cuenta de que el problema lo tenían otros.

Kevin sigue unido a la Iglesia católica, y es una parte importante de su vida. Ahora vive en Madrid, pero asegura que le gustaría volver a su pueblo y poder decirle al sacerdote que “el problema lo tienen ellos, que atacan a una persona que no ha hecho nada malo”.

Otras noticias sobre homofobia, AQUÍ

Lo que comentan nuestros seguidores

Imagen de Víctor 57

Verdaderamente me parece algo bochornoso que este chico tenga que pasar por eso por algo que no es malo. Yo participo también de la vida de la Iglesia como monaguillo, todo el mundo lo sabe y fíjate, aquí estoy, no me importa decirlo porque sé que a la gente no le importa. Lo que le importa es lo que pueda suceder durante la celebración. Pero claro, este chico se ha encontrado con dos problemas: la Iglesia (que es el menor de ellos, porque actualmente se permiten muchas cosas (que conozco de primera mano)) y el pueblo. Los pueblos españoles son la repera, marca "España" sin lugar a dudas. Pues bien, porque no puedo ponerme en contacto con este chico, o no se la forma, pero yo invito a todos los jóvenes que lean esto, incluso a él, obviamente, a que vengan a la Parroquia en la que yo ayudo un domingo cualquiera, que les aseguro que tendrán un alba y un sitio en el altar asegurados. Creo que la gente tiene que ser valorada por cómo es con respecto a los demás, y no por su orientación sexual. Kevin, no estás solo, no desistas, cumple con las metas que te propongas en la vida y recuerda que siempre habrá gente que te apoye.

Ánimo!