Joe Goddard: “Mis sesiones más imprevisibles han sido en clubs gays”

Artista pluriempleado, como miembro de Hot Chip y The 2 Bears, e icono osuno incontestable, ha publicado un álbum en solitario, ‘Electric Lines’, que es toda una declaración de amor a la música de baile.

 

POR: Agustín Gómez Cascales

Miembro de Hot Chip y The 2 Bears, y uno de los tres responsables del sello Greco-Roman –de donde han salido Disclosure o Roosevelt–, es todo un icono osuno, y no solo por el nombre de su proyecto con Raf Rundell. Joe Goddard sabe que tiene muchos fans dentro de la comunidad LGTB y cree saber de dónde surge esa conexión. “Muchos de los DJs que más me han gustado siempre que pinchan música disco y pop ochentero son gays. Y ese es el tipo de música que más gusta. Tengo gustos muy parecidos al de parte del público gay”. Cuando nacieron The 2 Bears empezó a conocer mejor esa escena. “Nos empezaron a llamar de muchas sesiones gays para que pincháramos y tocáramos. Cuando lo hemos hecho en Sink The Pink, por ejemplo, ha sido siempre increíble, porque acaban siendo nuestras actuaciones más divertidas e imprevisibles”. Tampoco le pilló de sorpresa el interés del mundo bear. “Ya sabía algo de ese universo antes de que empezáramos Raf y yo, y tenía claro que, por mi físico, encajo perfectamente  en él”, afirma entre risas. “Gracias a esa conexión estoy haciendo grandes amigos dentro de la comunidad, y la energía que siento siempre en eventos de esa escena es maravillosa”.

Joe Goddard ha publicado recientemente álbum en solitario, Electric Lines, una declaración de amor en toda regla a la música electrónica de las últimas tres décadas. Y, de nuevo, incluye guiños explícitos a estilos y sonidos surgidos en la escena gay neoyorquina de los 80 y 90. “Es que Larry Levan y Frankie Knuckles son leyendas para mí, nombres imprescindibles en la historia de la cultura de clubs”, explica. “Siempre me han gustado los temas de baile con melodías épicas y voces poderosas. No soy tan profundo a la hora de hacer música”, bromea. “Porque también adora a Abba, el sonido Motown y Stax, las producciones de Phil Spector...”.

Su vena popera la suele cultivar sobre todo en Hot Chip, y va encontrando maneras de dar salida al resto de estilos que como productor lleva dentro. “Con The 2 Bears doy salida a mi lado más housero; en función de lo que me va saliendo en el estudio, al que procuro ir cinco días a la semana, veo a quién le puedo proponer una canción u otra, quién le puede aportar más”. Como fan declarado del house vocal, ha grabado su propia versión de Music Is The Answer, el clásico de 1998 de Danny Tenaglia con Celeda, para este álbum. “Porque es otro de esos grandes referentes a los que admiro”

Asegura que le encanta el trabajo colaborativo, pero de repente el cuerpo le pedía crear un proyecto en donde él tomara todas las decisiones creativas. “Sabía que sería un reto”, asegura. “Y el proceso se convirtió en una montaña rusa emocional”. Lo único que tenía claro es que no quería que fuese el típico disco lleno de ‘featurings’. “No soporto esos discos en los que aparecen como treinta invitados. Y además no tengo claro que los nombres populares a los que me habría gustado contactar me hubiesen dicho que sí”. Puestos a soñar, tiene muy claro a quién le habría propuesto participar en el disco:Kendrick Lamar, Annie Lennox, Jimmy Somerville... De hecho, compuse un tema que me encantaría que lo cantase Jimmy, y espero lograrlo en un futuro próximo”.


“Tengo claro que por mi físico encajo perfectamente en el universo bear”


Está en un momento óptimo de su carrera, pero no puede evitar pensar que llegará un momento en que no aguante tanto tute nocturno. “A veces, cuando estoy de gira, siento que mi cuerpo no puede más. Se me pasa enseguida, porque no creo que por el hecho de tener una edad, o como en mi caso, dos niños pequeños, tenga que dejar de dedicarme a lo que me apasiona”, confiesa. “Veo a artistas a los que admiro, como Optimo o Andrew Weatherall, que llevan más años que yo dedicándose a esto... y ahí siguen, haciendo un gran trabajo y educando a las nuevas generaciones sobre la música electrónica. Me resulta muy inspirador”.

Además, dice que ha desarrollado un instinto paternal hacia los más jóvenes. “Si estoy pinchando en un festival en Australia, a cuarenta grados, y veo a jóvenes muy colocados..., me entran ganas de decir desde el escenario ‘tranquilidad, bebed agua’. No puedo evitarlo”. Habla desde la experiencia, y quiere que todo el mundo disfrute como él, de una manera –más o menos– responsable. “Para mí lo peor ahora son las resacas... Pero he tenido noches memorables colocado, forman parte de mis recuerdos más preciados, y nos las cambio por nada”.


EL ÁLBUM ELECTRIC LINES ESTÁ EDITADO POR DOMINO/MUSIC AS USUAL. JOE GODDARD ACTÚA EL VIERNES 7 DE JULIO EN EL BILBAO BBK LIVE.