La peligrosa moda de tatuarse los ojos

Esta práctica comenzó en Estados Unidos y consiste en colorear la parte blanca del globo ocular. Una moda que se ha extendido entre muchos jóvenes y que puede ocasionar daños irreversibles en el ojo e incluso la ceguera.

POR: Kike Gómez
Página 1 de 2

Esta peligrosa moda, una práctica cada vez más popular, arrasa en muchos países. La técnica comenzó en Estados Unidos y consiste en colorear el blanco de los ojos de azul, rojo, verde o negro, a través de unas inyecciones de tinta que se aplican entre la esclerótica y la conjuntiva, quedando el pigmento entre ambas capas y extendiéndose por todo el ojo.

Una moda muy arraigada en Singapur, donde ha saltado la voz de alarma desde las instancias oficiales. Entre otros expertos, el profesor Donald Tan, del Centro Nacional de Ojos, advierte de que las consecuencias de este tratamiento son irreversibles: "Nuestra postura es totalmente contraria a esta práctica, ya que la esclerótica puede ser un foco de infección, especialmente tras varias inyecciones. Y estas infecciones pueden provocar la ceguera", advierte Tan.

La moda de los tatuajes también arrasa en la comunidad LGTB; un ejemplo lo pudimos ver con el chulazo Logan McCree, que fue entrevistado para Shangay.

El pionero de esta técnica es el autodenominado ‘artista del cuerpo’ Luna Cobra, un norteamericano residente en Francia que comenzó a realizar este tratamiento en 2007 para imitar a los personajes de Dune, una película de culto dentro del género de ciencia-ficción, cuyos personajes poseían un color de ojos azul intenso que ocupaba gran parte de su glóbulo ocular.

Más datos sobre esta peligrosa moda, pasa página.

Página 1 de 2

Lo que comentan nuestros seguidores