Una pareja gay denuncia que fueron expulsados a la fuerza de un restaurante por darse un beso

Los jóvenes se besaron en el establecimiento y eso desencadenó un ataque homófobo que acabó con los Carabineros agrediéndoles para echarles del local.

Un simple beso ha provocado que echen a una pareja gay de un restaurante del centro de Santiago de Chile bajo el pretexto de que estaban haciendo un escándalo. El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), una asociación por los derechos LGTB, ha denunciado los hechos y el abuso policial que sufrieron para ser expulsados del local.

Rodrigo Barra y Alfredo Yáñez son las víctimas de este nuevo episodio de discriminación hacia el colectivo. Acudían al restaurante Mamut situado en el centro dela ciudad cuando fueron víctimas de la homofobia de la responsable del local.  “Al comienzo nos atendieron sin problema. Nos llevaron las bebidas y la carta. Pasados unos segundos nos dimos un beso y esto significó un cambio rotundo en la administradora del restaurante”. Tras el beso la responsable les pidió que se fueran sin dar ninguna explicación.

Desde el local en un principio argumentaron que era debido a que no habían pagado en anteriores ocasiones, hecho que desmiente rotundamente la pareja. Decidieron esperar a los Carabineros, pero este cuerpo policial lejos de ayudar empeoró la situación para los chicos. “Decidimos entonces esperar a Carabineros, pero estos al llegar procedieron a sacarnos del lugar, golpeando nuestras costillas y pisando nuestros pies. Ninguno de los policías se identificó, nos permitió dar a conocer nuestra versión de los hechos, ni tampoco nos dieron razones de su proceder. Nos sentimos humillados” explicaba uno de los miembros de la pareja.

Tanto las víctimas como la asociación Movilh denunciaron los hechos en una comisaria. “Igual de repudiable que el accionar de Mamut fue el proceder de los carabineros que llegaron al lugar y golpearon a las víctimas, sin siquiera darles la posibilidad de hablar. Aquí exigimos las máximas sanciones administrativas” explicaba Rolando Jiménez, responsable de Movilh.


Más noticias LGTB, AQUÍ