22/09/2019

Josh Hutcherson, el chico sigue estando bien

14 noviembre, 2013
Léetelo en 5 minutos

A diferencia de muchas estrellas de su generación –tiene 21 años–, Josh Hutcherson es de los pocos actores jóvenes con los que se puede hablar de sexo sin vaguedades, respuestas incómodas o miradas asesinas de su representante, sentada también al otro lado de la habitación de un lujoso hotel de Madrid. Lo demostró sin tapujos el pasado verano cuando accedió a ser portada de la revista Out, cabecera de referencia para el colectivo gay estadounidense, con un reportaje en el que, además de insinuar que los tres protagonistas de Los Juegos del Hambre: en llamas deberían montarse un trío para solucionar sus problemas, dejaba la puerta abierta a una posible relación con otro chico.


«DEFINIRME COMO 100% HETEROSEXUAL ES PROPIO DE ESTRECHOS DE MENTE»


Era un amago de bisexualidad que tenía más de provocación que de fundamento, pero donde otros muchos ni siquiera hubieran dejado aflorar el tema, él buscaba hacer mella en la opinión pública. “Estoy muy involucrado con la comunidad LGTB y esa revista es una de las mayores plataformas de apoyo que existen. La idea me llegó a través de mi agente y me pareció una gran oportunidad para hablar de los derechos de los gays y llegar a un público más amplio”, cuenta con toda naturalidad. “El equipo que me rodea es consciente de que para mí es importante tratar ciertos temas. He sido muy afortunado por crecer en una casa sin ningún tipo de discriminación [dos de sus tíos abuelos eran gays y murieron de sida principios de los noventa] y siempre me han apoyado cuando decidí dedicarme a esto. Ayudar a la comunidad gay tiene que ver con la manera en que me he criado. No suelo ver a muchos actores heterosexuales hablar del tema, y siempre he pensado que hacía falta que alguno diera un paso adelante”.

El suyo se llama Straight But Not Narrow, plataforma que ayudó a crear y con la que trata de concienciar a la población joven sobre el respeto a la diversidad sexual y la necesidad de combatir la homofobia, especialmente en el ámbito educativo. “Un amigo me presentó la idea y me pareció una buena manera de usar mi notoriedad como actor para ayudar a quien lo necesitara. Me he encontrado con historias increíbles, como la de un joven de 13 años de Florida que sufría acoso escolar y al que enseñamos a hacer frente a su entorno y a salir del armario. Es fantástico cuando ves resultados y la gente te escribe diciendo que lo que has hecho les ha ayudado. En fin, me encanta hacer películas, y algunas como Los chicos están bien también ayudan a la gente, pero esto es distinto”.

De la película de Lisa Cholodenko, sobre una pareja de lesbianas cuyos hijos quieren conocer a su padre biológico, habla como uno de los hitos de su carrera. “Es una gran película y fue una experiencia increíble para mí. Lisa es lesbiana y todo el equipo se metió de lleno en su mundo. Lo que consiguió fue desmontar estereotipos a la vez que se reía de ellos, sobre todo porque no era una película sobre lo gay. En cuanto la gente vio que debajo de aquello había una historia sobre el amor y la familia, la cuestión de que fueran dos madres dejó de ser relevante. Tenían los mismos problemas que cualquier otra familia. Sí, tío, eran dos madres con dos niños, la vida es dura y complicada, supéralo”, bromea. “Siempre creí que era una película con un argumento singular, nunca había visto una relación gay tratada de ese modo”.


¿Qué opina Josh Hutcherson sobre la bisexualidad? Descúbrelo en la siguiente página

“Podría decir que soy 100% heterosexual, pero ¿quién sabe? De aquí en un año podría conocer a un tío y pensar: sí, me siento atraído por esta persona”. En cuanto Josh Hutcherson hizo esas declaraciones a la revista Out, Internet comenzó a bullir con comentarios que especulaban sobre su sexualidad, algo que ni se ve en la necesidad de aclarar. “Cuando entro en Internet no leo mucho ese tipo de comentarios… No estaba diciendo que fuera bisexual, sino que la sexualidad humana es demasiado compleja como para reducirla a una etiqueta. Definirte exclusivamente como 100% heterosexual es propio de estrechos de mente. A mí no me han educado de esa manera”.

En medio de ese revuelo se lanzó a la promoción mundial de una película como Los Juegos del Hambre: en llamas. Es la segunda entrega de la saga escrita por Suzanne Collins, pero la primera con que Josh ha empezado a sufrir el fenómeno fan a gran escala, incluso para alguien como él que lleva en la profesión desde los 10 años. “El fenómeno fan es una locura. Es increíble cuando ves a gente tan apasionada por los personajes y la historia. Pero otras veces puede ser tremendo, como cuando recibimos una carta de una fan que había intentado suicidarse dos veces y que decía que pensar en Jennifer [Lawrence], Liam [Hemsworth] y en mí le ayudaba a no volver a intentarlo. ¿Puedo llegar a influir en alguien hasta ese nivel? Eso es duro, una gran responsabilidad”.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.