06/12/2019

Luz: ‘Emocionalmente me canso más que físicamente’

3 abril, 2014

Nos recibe en un hotel madrileño que, curiosamente, se encuentra a un paso del Villa Rosa, emblemático local donde Pedro Almodóvar rodó una de las secuencias musicales más celebradas de su cine, la interpretación de Miguel Bosé/Letal, junto a Diabéticas Aceleradas, de Un año de amor en Tacones lejanos. Ni había caído en el detalle. Aunque asegura que nunca podrá olvidar el día en que grabó tanto esa versión como la de Piensa en mí. “Y eso que soy malísima para las fechas; me cuesta mucho acordarme de cuándo grabé qué disco, o incluso cuál era la portada. Es que son ya trece discos, y eso que no cuento los ‘best of’ ni las ediciones para fuera… Pero nunca me olvidaré del 16 de abril de 1991. Como me pasa con el día de mi primera comunión; no me acuerdo de la fecha, tendría que calcularla, pero sí recuerdo cómo iba vestida, las veces que me cambié, lo que comimos, cómo eran los dibujos del mantel…”. Resignada y tranquila, vuelve al presente, en el que tan cómoda se siente.

Shangay ⇒ ¿HAS INTERIORIZADO YA ESTE DISCO?

Luz ⇒ Me faltan algunas de las versiones en otros idiomas del segundo disco que incluye la edición especial. Cantar en otros idiomas te proporciona una distancia especial. Cuando me escucho en brasileño a veces me sorprendo, no parezco yo. En muchas de esas versiones he utilizado tonalidades más graves de las habituales en mí, para ser lo más fiel posible a los originales, y sueno con mucho aire. Alguna vez llego a pensar ‘Joé, qué voz más sensual’. ¡Y es la mía! Me produce cierta sorpresa. Creo que a quienes no les gusto también les sorprenderá algo escucharme en otro rollo.

Shangay ⇒ ALMAS GEMELAS ES INESPERADAMENTE VARIADO, CADA CANCIÓN ES UN MUNDO Y EN TODAS MUESTRAS UNA ACTITUD DISTINTA COMO INTÉRPRETE.

Luz ⇒ Por ejemplo, Vuelvo a mi lugar, que no es de esas canciones que entran a la primera, cuando la escucho parece que la cante una mujer mucho más joven que yo. Y en las dos italianas que he grabado siento que parezco una mujer mayor, más experta y de vuelta de todo, como me pasó cuando canté Un año de amor. Que tú misma, que eres la que canta, percibas esas sensaciones, es un subidón. ¿Quién canta? Siempre soy yo, pero muy metida en las historias que interpreto. Por eso, por ejemplo, decidí dejar la primera toma de No me cuentes tu vida, aunque tiene algunos defectos y no está perfecta; resulta tan carnal que decidí utilizarla.


«SÉ QUE HAY GENTE QUE SE MORIRÍA POR TENER COSAS MÍAS, Y POR ESO GUARDO MUCHAS»


Shangay ⇒ ¿ERES CONSCIENTE DEL ATREVIMIENTO QUE SUPONE PUBLICAR GRABACIONES CON DEFECTOS EN ESTOS TIEMPOS EN QUE SE PROCURA RETOCAR LAS VOCES AL MÁXIMO EN BUSCA DE LA PERFECCIÓN?

  Luz ⇒ Para mí no lo es. Porque esas canciones pasan al directo, y en cualquier momento te despistas, o ves a alguien, y no llegas a determinada nota. Me pasó el otro día en un concierto: me fijé en dos mujeres que llevaban turbante, y que supe inmediatamente que estaban pasando por ‘la enfermedad’ [cáncer], y justo en ese momento tenía que decir ‘este túnel tan largo’ y no me salió. ¿Cómo iba a decir eso mientras las miraba? No lo hice. Prefiero la carnosidad a la perfección. Grabando Paisajes hubo un momento en que estaba al borde de la lágrima y me salió un hilillo de voz, que también se quedó en el disco. Podía haberlo repetido, o haberlo quitado, pero no: alguien lo entenderá.

Shangay ⇒ ¿CÓMO SE COMPONE DESDE UN LUGAR SERENO Y FELIZ LETRAS SOBRE EL DESAMOR Y LA INFELICIDAD?

Luz ⇒ Porque aunque esté feliz y tranquila tengo siempre un ‘bulle bulle’ enorme. Vivo mi vida pero a la vez tengo muy presente la de los otros. Soy bastante observadora y fabuladora; supongo que tiene que ver con haber sido hija única y parte de una familia pequeña. Desde pequeña me creé en mi habitación un mundo propio y empecé a imaginar las historias de los demás, y es algo que he seguido haciendo. Y después tengo capacidad para, eso que me he imaginado, sentirlo. Y lo siento, pero de verdad. Jamás en mi vida he grabado una canción que no sintiera. Jamás. Y eso te da una gran satisfacción.

Shangay ⇒ ¿HAY OCASIONES EN QUE PROCURAS NO SENTIR TANTO?

Luz ⇒ Sí, muchas veces noto un desgaste enorme, me da la sensación de que mi cuerpo podría convertirse en algo muy pequeño de lo desgastadita que estoy. Últimamente tengo a menudo esa sensación de que no doy más de mí… Pero, chico, duermo media hora y me recompongo [risas]. Emocionalmente me canso más que físicamente, y para eso no hay fármacos. Sé que parezco muy fuerte, pero paso ratillos regulares.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.