17/10/2018

La heterocuriosidad de Paco León

23 mayo, 2014
173

“Cuando la burra es tuya, te cuesta menos el esfuerzo que supone venderla”, afirma Paco León, que vive entregado a promocionar la secuela de Carmina o revienta, su debut como director que tantas alegrías le dio y que nos descubrió a una actriz con un salero especial: Carmina Barrios, su madre. Se quedó con ganas de contar más historias de Carmina –la de la ficción–, su hija –a la que da vida su hermana María León– o la vecina que confiesa ser íntima amiga de la Reina, y se puso a escribir Carmina y amén –su guion fue premiado en Málaga–, en la que incorpora personajes impagables como la vecina porrera y buenrollista que borda Yolanda Ramos –Biznaga de Plata a la mejor actriz de reparto–. Escribirla, producirla y rodarla no le bastó, ahora busca cómo venderla y promocionarla de un modo original –atención al tour Carmina y amén que ha montado–. “Tengo mucha inquietud dentro. Y me noto en un momento efervescente, de gran creatividad. Quiero utilizar las cosas que me han tocado, o que me he ganado, como la fama, y aprovecharlas para mis rollos”.

Esta vez sin el factor sorpresa que jugó a favor de su debut, Paco León ha vuelto a inspirarse en personajes y situaciones reales que ha vivido –o de las que ha sido testigo– para crear una comedia ácida, plagada de momentos surrealistas. “La primera salió tan bien, fue tan apasionante todo el proceso, que quería más. Sabía que el personaje que hace mi madre daba para mucho. Y me tocaba ser ambicioso en cuanto a narrativa y a lenguaje. Con esta cierro un díptico; de ahí el ‘amén’ conclusivo. Si El padrino dio para tres películas, que Carmina haya dado para dos está muy bien”. El trabajo con su madre tampoco ha sido igual, porque desde que rodaron Carmina o revienta la situación ha cambiado. “Esta vez pesaba más la ficción, así que no ha tenido tanta libertad para improvisar. Me ha seguido alucinando la naturalidad con la que le habla a un pájaro, a un muerto o a una actriz profesional”. Y si su hijo se lo pide, rueda una secuencia en sujetador subida a una moto –su ‘momento Lady Gaga’– y no pone un pero. “Es que es muy desprejuiciada y gamberra”. Además, es otro momento inspirado en hechos reales. “A ella se le voló la blusa yendo en moto con mi hermana y mi hermano, con los dos. Parece increíble, pero son cosas que nos pasan de verdad”.

Conoce el lado más gay, travesti y heterocurioso de Paco León. Pasa página

Carmina y amén es una película de mujeres hecha por un hombre; Paco parece disfrutar especialmente dándoles voz. “Igual que Jose, el niño deficiente que sale en la película dibujando mientras las madres hablan, yo de chico estaba siempre pendiente de lo que hablaban mi madre y las vecinas. Se escuchaban cosas muy fuertes…”. Las mujeres de esta película, además, hablan sin parar. “Son auténticas cotorras. Y si los diálogos resultan creíbles es mérito de las actrices. Lo que hace Yolanda Ramos, por ejemplo, es espectacular, solo ella podría componer un personaje tan pasado con esa naturalidad”. Y no podrá negar que Carmina Barrios habla en ocasiones como una travesti. “Ella es muy travesti también, como mi hermana”. Quizá por eso, en algunos momentos, si cierras los ojos mientras escuchas ciertos diálogos de María León, te parece estar viendo a Paco travestido imitando a Raquel Revuelta en Homo zapping. “Porque para hacer de mujer siempre me he inspirado en María. Y porque esa manera de hablar de la película es muy Sevilla. Como Raquel Revuelta es Sevilla”. Vuelve a hacer mucha gracia la reivindicación de las diferencias regionales, como prueba el exitazo de Ocho apellidos vascos, por lo que la muy andaluza Carmina y amén no puede llegar en mejor momento. “Cuanto más particularizas, más universal puedes llegar a ser”, reflexiona Paco. “Creo que estamos hartos de ese acento neutro que nadie usa, ni en Valladolid”.

Paco León se desnudo cuando alcanzó 1 millón de seguidores en Twitter.

PACO LEÓN SE DESNUDÓCUANDO ALCANZÓ 1 MILLÓN DE SEGUIDORES EN TWITTER

Entre los distintos prototipos de mujer que retrata, resulta especialmente llamativo el de la ‘heterocuriosa’. Dícese de aquella vecina de Carmina, aparentemente una maruja sin más, que sin ser gay confiesa haber disfrutado en el contacto íntimo con otra mujer. Hay más de una en la película, y la protagonista ni se inmuta cuando se entera… “He incluido un manifiesto sobre la diversidad sexual interesante, ese es un término a reivindicar. Y en el personaje de mi madre se ve una tolerancia real, humana”.

Dice Paco que su madre es así, y que enseñó a sus hijos desde pequeños a respetar cualquier opción. Lógico que Paco sea un buen modelo de hombre heterocurioso, aunque él no tiene claro si el término le queda bien. “La indefinición también me parece una buena definición. Porque más allá de tu tendencia sexual puedes ser heterocurioso, o gaycurioso, o lesbicuriosa”. Para curiosidad, la que despertó el desnudo que subió a Twitter este maestro de la promoción en redes sociales para celebrar su millón de seguidores. “La gente entendió que era una gamberrada. Y un acto de libertad. ¿Se escandaliza alguien en el siglo XXI por ver media churra? Si en alguna película he enseñado más… Yo es que cuando me pongo muy contento por algo me despeloto”. Pues a ver qué enseña cuando llegue a los dos millones. “Igual cuelgo una colonoscopia que tengo por ahí…”.

Relacionado…

> Más cine en Shangay
 

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.