¿Acabará Britney convertida en pieza de museo?

El creador gay israelí Gal Volinez se define a sí mismo como «un tío gordo». Y asegura que no es ni mucho menos fan de Britney Spears. Aunque tiene que estarle muy agradecido porque gracias a ella y, sobre todo, a su vídeo para Work B***ch se ha convertido en alguien muy popular de la […]

Ángela Trigueros

Ángela Trigueros

Si se ha escrito un crimen, seguro que he sido yo.

25 junio, 2014
Se lee en 2 minutos

Temas: , ,

El creador gay israelí Gal Volinez se define a sí mismo como «un tío gordo». Y asegura que no es ni mucho menos fan de Britney Spears. Aunque tiene que estarle muy agradecido porque gracias a ella y, sobre todo, a su vídeo para Work B***ch se ha convertido en alguien muy popular de la noche a la mañana.

¿Acabará Britney convertida en pieza de museo?

Hay artistas contemporáneos que huyen de las masas y que lo último que querrían es que sus trabajos se hicieran populares. No es el caso de Volinez, que se propuso esforzarse para que su último trabajo se convirtiera en un fenómeno viral. Se lo ha montado bien. Porque utilizó como base para su trabajo la obra de una estrella pop que, como él, desafía los estereotipos físicos predominantes en nuestra sociedad y no pretende, ni mucho menos, ser un modelo de conducta para nadie. Gal Volinez decidió imitar a Britney al milímetro en su vídeo Work B***ch, se grabó haciendo cada paso de baile, cada movimiento de cadera sexy… y se insertó en el videoclip. El resultado lo tituló HI Brit y es fascinante. ¿Qué buscaba? Precisamente lo contrario que muchos fans gays que se graban imitando a su diva para rendirle pleitesía y buscar ser aceptados por los demás. «La obsesión por estar en forma es un asunto de alcance universal», ha declarado. «Forma parte del deseo de encajar en la norma y sentirse parte de una comunidad. Yo eso no lo necesito». Por eso se muestra tal cual es, con sus kilos de más y tan contento. «Me inspiran los tabúes sociales y sexuales, y a la vez me interesa explorar las fronteras de mi propio cuerpo».

¿Acabará Britney convertida en pieza de museo?

Gal Volinez no es ninguna mamarracha que simplemente busca cinco minutos de gloria. Utiliza en este caso a un icono pop y su trabajo para intentar que quien vea su recreación del vídeo de Britney reflexione. «Ojalá mucha gente se vea reflejada en mi trabajo, y así contribuya a un cambio en la manera de pensar colectiva». Mucho pide, aunque no va por mal camino. Y ya se puede preparar para los ataques de muchos fans de Spears a los que no les hace ninguna gracia que la critique. Porque dice de ella: «Me alucina que sea una marca vacía, sin contenido alguno; ya no es más que ‘la artista antes conocida como Britney Spears».


¿Qué pensará Britney de todo esto?


 

Shangay Nº 562
Portada de la revista Anuario 2023
  • Abril 2024
Shangay Voyager Nº 37
Portada de la revista Shangay Voyager 37
Anuario 2023
Portada de la revista Anuario 2023
  • Diciembre 2023