19/06/2018

Josef Ajram: ´En Ibiza se respeta el todo vale´

23 julio, 2014
43

1. Cala Vadella

Josef Ajram es un enamorado de Ibiza. Se conoce la isla perfectamente y sabe sacarle todo el partido a sus rincones preferidos. La primera parada de nuestra ruta es una de las calas más especiales para él. “Es muy tranquila y familiar, ideal para desconectar”, explica. “Muchos turistas ni la conocen, la frecuentan sobre todo los locales”. No solo la disfruta por la belleza del paraje, también le permite practicar algunos de sus deportes favoritos. “Es mi sitio preferido para nadar, es como una piscina natural increíble. También tiene una subida que hago mucho en bicicleta”. Y para reponer fuerzas sabe bien dónde ir. “Hay un sitio que te permite estar prácticamente metido en el agua mientras comes”.

2. Ses Salines

La segunda parada de nuestra ruta es otro de los rincones que considera muy especiales. Y del que disfruta mucho antes de llegar a la playa en que se dará su correspondiente baño. “Voy en el coche de camino y me encanta ir viendo cómo se utiliza el agua del mar para extraer sal”. El hecho de que forme parte de un parque natural es un aliciente obvio, pero no el único. “Ses Salines te ofrece opciones muy interesantes a la hora de sacarle todo el partido a la visita: hay restaurantes de cocina gourmet si es lo que buscas, otros de ambiente más familiar y también hay sitios para ir de cachondeo con los amigos. Esta última es la opción más habitual para mí”, confiesa. Y da pistas de dónde encontrarle. “Siempre voy al Jockey Club, me siento como en casa: todo el mundo es muy amable, el agua del mar es cristalina…”. ¿Y si le entra el impulso deportivo? “Uno de los senderos más bonitos de España está aquí, voy mucho a correr”.

3. Hard Rock Hotel

Procede una parada en el Hard Rock Hotel, muy frecuentado por Josef. No solo para relajarse en su Beach Club [izda.] o para comer en el restaurante Estado puro [dcha.], también para realizar actividades que tienen que ver son su profesión. “Acabo de dar aquí un curso de Bolsa de tres días, combinando las clases con deporte y también fiesta, porque un día me llevé a los alumnos que quisieron apuntarse al Ushuaïa, que está al lado. Ahora me propongo batir el récord mundial de spinning en el hotel”.

4. Cala Conta

De la última parada de este corto pero intenso viaje afirma: “Es una cala mágica. La única pega es que en temporada alta está siempre petada, así que intento disfrutar más de ella en abril, mayo, septiembre y octubre”. Y es que Ajram tiene una casa alquilada en Ibiza todo el año, a la que acude siempre que puede, aunque es sobre todo en verano cuando le saca partido. “Cojo más el avión que el coche; viajo sin parar y estoy muy contento de que sea así. Además, tengo la suerte de dormir bien en los aviones, hasta me relaja”.

Profesionalmente, las cosas no le pueden ir mejor. “Estoy con la Bolsa a tope, con un proyecto muy chulo de grandes patrimonios y con conferencias en escuelas de negocios. Y está el deporte, que más que una afición parece una profesión”. Este año le ha dado por las competiciones con bicicleta de montaña, y pasa muchas horas subido en ella, preparándose para las próximas. La primera, una ruta Madrid-Lisboa que hará con un compañero, la segunda, una carrera individual en Australia de 800 kilómetros por etapas. “El deporte te enseña mucho. Te planteas un objetivo, luchas a muerte por él y, a base de experiencias, al final eres capaz de prácticamente cualquier cosa. Aprendes a no rendirte”. Su filosofía de vida y su éxito le han convertido en modelo de referencia para mucha gente, algo que no lleva del todo bien. “Toda mi vida he luchado para ser autosuficiente y no tener que dar explicaciones a nadie. Al tener casi 190.000 seguidores en Twitter [@josefajram], muchas veces parece que tengo otros tantos jefes que emiten un juicio sobre cada cosa que hago”.

También tiene admiradores masculinos que se fijan más en su físico que en otra cosa. “Ligo mucho con tíos”, afirma riendo. “Mi mujer se descojona. Y a mí me divierte, porque hay que ver en general lo descarados que sois los gays, vais a saco”. Lo normalizada que es la convivencia entre gays y heteros en Ibiza es otro de los hechos que destaca de la vida en la isla. “Se respeta de verdad el ‘todo vale’. Ojalá este modelo fuese extrapolable a otros sitios donde no todo el mundo actúa como quiere”. Y ojo, que por mucho que lleve una vida muy sana, es todo un clubber que de cuando en cuando se abandona a la fiesta. “Lo bueno es que gestiono muy bien mis resacas”, puntualiza pícaro. Se sabe muy bien el calendario de clubs y no duda a la hora de citar sus sesiones preferidas: “Ants en Ushuaïa y El Row en Space, entre otras”.

Si en los clubs logra pasar relativamente desapercibido, no ocurre igual en las playas, y eso condiciona su manera de actuar. “Si no hago nudismo es porque no me saquen en la Cuore y me vea mi madre en la revista, porque le podría dar un patatús. Ya me sacaron el año pasado varias veces hablando de mis abdominales y tal… Por eso empecé a tener cuidado”.

 

Making of:

Josef Ajram: Ruta Mazda por Ibiza para Shangay from Didac Roure on Vimeo.

Lee al completo la revista Shangay Voyager nº 5

 


> ¿Quieres conocer de primera mano las experiencias de un joven gay español en Australia? No te pierdas nuestro reportaje.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.