23/05/2019

México, D.F. es más gay de lo que imaginas

29 julio, 2014
Léetelo en 6 minutos


En Madrid, Clement Rodríguez se dedicaba a mil cosas a la vez: daba clases de danza, regentaba su propio bar –Watermelon, en La Latina– y llevaba la programación artística de un restaurante. Cuando este último cerró, lo primero que pensó fue “¿y si me voy a México?”. No le pillaba de nuevas, hace 16 años ya había pasado una temporada trabajando como presentador en D.F. y ese parecía un buen momento para volver. “Me llamó mi amigo Facundo, uno de los presentadores más conocidos allí, y me ofreció un puesto de colaborador en su programa para empezar en dos semanas. No me lo pensé dos veces”, cuenta vía Skype desde el jardín de su casa en el barrio de San Jerónimo. “Sabía que, tarde o temprano, mi destino iba a ser acabar en México”.

En el año que lleva en la ciudad, Clement se ha convertido en un rostro famoso gracias a su participación en Turnocturno, un late night en el que se dedica a gastar bromas con cámara oculta bajo el mote de Chiqui. “Lo paso fatal, pero el resultado es muy gracioso”. Además, colabora en Los 40 Principales con otro espacio de humor y es imagen de la marca de preservativos Prudence. El personaje de Clement en la televisión mexicana ha servido para ayudar a la visibilidad de la comunidad LGTB del país. “Al principio algunos me llamaban puto, y yo les decía que se acostumbraran a mi presencia porque me iban a tener que aguantar un año más”, explica.

“En México D.F. el matrimonio homosexual es legal, pero no hay un Orgullo Gay como tal. Digamos que están en ello. Por lo pronto, este año me llamaron para presentar el primer festival contra la homofobia que se celebraba en la ciudad, y vino muchísima gente a apoyarlo”, cuenta Clement. La pujante escena LGTB de D.F. se concentra en la Zona Rosa, el triángulo que forman las calles Florencia, Insurgentes Sur y el Paseo de la Reforma. “Aquí están los hoteles, restaurantes y locales más gayfriendly. Me recuerda a Chueca hace diez años, pero curiosamente me encuentro con más lesbianas de la mano que homosexuales”, cuenta. “También te digo que en otros aspectos como la adaptación a Internet y las nuevas tecnologías los mexicanos nos sacan mucha ventaja”. Clement tiene muy claro dónde llevar a los amigos gays que vienen a visitarle. “Iría con ellos a Coyoacán a conocer el café más famoso de la ciudad, El Jarocho, pasearía por los barrios de La Condesa y Roma, visitaría un museo como el Palacio de Bellas Artes y me iría un día a las Pirámides. De noche recomiendo El Mono, un after de lo más moderno y con gente guapísima”.

¿Y es México D.F. entonces un lugar seguro en el que salir de noche? “No es una ciudad en la que me sienta especialmente inseguro, hay que saber por dónde ir. Aquí es todo a lo grande, para lo bueno y para lo malo. El metro lo cogen a diario 5 millones de personas. El primer día me hacía gracia, el segundo ya no tanto. Todo es una cuestión de actitud. Yo disfruto hasta con los peseros [conductores de autobuses] que llevan la cumbia a todo volumen”. Esa actitud también se aplica a la hora de ligar. “Las distancias son tan grandes y la gente trabaja tanto que, al final, lo más práctico es tirar de Grindr e Internet. Eso sí, hay que tantear bien porque debes tener cuidado con quién te traes a casa”. Aunque Clement disfrute trabajando en televisión y radio, sus planes a largo plazo pasan por huir del bullicio e instalarse definitivamente en el Caribe. “Quiero ahorrar dinero y montar un hostel en Playa del Carmen con seis habitaciones, no más. No lo quiero para forrarme, sino para tener calidad de vida”.

Si quieres conocer los 6 rincones imprescindibles de Clement en México D.F., pasa página. 

6 puntos clave en México, D.F.

Los must que no deben faltar en cualquier ruta turística por la ciudad, según Clement Rodríguez. 

1. Museo Frida Kahlo

Más conocida como La Casa Azul, la casona natal de Frida Kahlo en el barrio de Coyoacán es un museo que profundiza en la relación entre la vida personal de la artista, su obra y esta casa, en la que murió en 1954. “Lo mejor es que puedes ir simplemente a tomarte un café allí”.

2. El Zócalo

“Un paseo por aquí y los alrededores es imprescindible”. Su nombre oficial es la Plaza de la Constitución, y en la antigüedad solía ser el principal centro de ceremonias de los aztecas. La mejor vista se obtiene desde la azotea del Hotel Majestic.

3. Roma

Uno de los barrios de moda. “Vendría a ser la Malasaña de D.F. Aquí abundan los mercados antiguos que se han transformado en bares y restaurantes muy modernos, pero con ello han perdido parte del encanto tradicional mexicano”.

4. La Condesa

“Para comer, cenar o simplemente tomar un café, este es el barrio más indicado. Moderno y lleno de gente joven”. La Condesa destaca por sus palacios art decó y art nouveau y por la oferta de restaurantes, tiendas y galerías en torno a los parques España y México. 

5. Mercados de Coyoacán

“Cualquier sitio del barrio de Coyoacán es divino, lleno de colores y olores. Pasear por aquí los domingos es increíble. Está lleno de puestos de todo tipo, sobre todo de artesanía y fruta”. Del barrio también destacan el Jardín Centenario y la Plaza Hidalgo.

6. Pirámides de Teotihuacan

“No soy una persona especialmente esotérica, pero subir a las Pirámides del Sol y de la Luna te carga de energía”, cuenta Clement sobre la zona Arqueológica de Teotihuacan, a 45 minutos de México, D.F.


> Voyageros por el mundo: conoce las aventuras de César García en Australia.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.