23/07/2019

Los morbosos desnudos de Mano Martínez

7 agosto, 2014

SHANGAY ⇒ ¿Cuánto hay de morbo en tu aproximación a los desnudos?
MANO MARTÍNEZ ⇒  Como bien dijo Fabio Mcnamara, “Lo que no da morbo es un estorbo”. En muchos de mis retratos hay cierta dosis de él, porque Eros, en ocasiones, viene acompañado de morbo y deseo. Y porque trato de transmitir visualmente ese momento tan especial e íntimo entre el modelo y yo; en muchas de mis obras ves no solo a un hombre desnudo sino que, además, puedes admirarlo en la intimidad de su casa, en su habitación, en su salón… El espectador se convierte en voyeur, y el voyeurismo es morboso.

SHANGAY ⇒ Titular un proyecto Yes It’s Sin, ¿tiene algo de irónico o crees que el desnudo masculino sigue viéndose como algo pecaminoso?
MANO MARTÍNEZ ⇒ Es una declaración de principios. Todavía hay quien sigue pensando que disfrutar de la visión del cuerpo masculino desnudo y admitirlo es pecaminoso. Pues a esos les digo, en tono irónico, “Sí, ¿y qué?”.

SHANGAY ⇒ ¿Qué cualidades buscas en tus modelos? ¿Son el rabo y el físico motivos de peso a la hora de seleccionarlos?
MANO MARTÍNEZ ⇒ El rabo, desde luego, no, porque no siempre hago desnudo integral. El físico y la edad, sí. Mi trabajo es de autor, y solo retrato chicos que físicamente me atraen o que tienen ciertos registros con los que sé que van a conseguir gustarme en foto, aunque luego, en la realidad, puedan atraerme menos. Evito retratar chicos depilados. Me gusta que haya algo de vello corporal, aunque hoy día, desgraciadamente, eso es taaan difícil. Vellito en las piernas, ese hilo de pelos que va del ombligo al pubis, un sobacazo peludo…, todo eso me resulta muy erótico. El erotismo para mí reside en la cercanía a la naturalidad, y a la que noto el bisturí o el efecto de las pesas, los anabolizantes o los rayos UVA pierdo todo interés.

SHANGAY ⇒ ¿Por qué las erecciones se siguen asociando directamente al porno casi siempre?
MANO MARTÍNEZ ⇒ Una erección lleva implícita una excitación sexual, o es la reacción física a dicha excitación, y mucha gente piensa que cuando cruzas la frontera entre lo erótico y lo sexual ya estás metido en el porno. Lo cual no significa que deje de ser arte. Creo que en el porno también puede haber arte. En ‘Yes It’s Sin’ solo se ven dos pollas duras, y son dos retratos que hice con la misma inquietud artística que el resto.

SHANGAY ⇒ Colaborar con una productora de porno gay como Fuckermate, ¿es una fantasía hecha realidad?
MANO MARTÍNEZ ⇒ En absoluto. No fantaseaba con trabajar en una productora porno, ni lo busqué. Surgió como un cliente más. Conocí a su director, Luis Acosta, como modelo mío, y cuando creó la productora me dijo que me quería en su equipo. Me daba total libertad a la hora de disparar, por lo que acepté. Hemos formado una pequeña familia que se reúne una vez por semana para crear.

¿Quieres conocer nuevos proyectos de Mano Martínez y ver sus desnudos? Pasa página.

SHANGAY ⇒ ¿Qué puedes avanzar de tu próximo proyecto The Milky Way?
MANO MARTÍNEZ ⇒ Será un espacio online donde voy a ir subiendo todas aquellas fotos que destaco de entre todo el material que disparo en mis encargos para el porno, y que no quiero que se queden solo dentro de una web porno. De esta forma no mezclaré la naturaleza puramente erótica de Yes It’s Sin con estas otras historias de contenido explícitamente sexual y nada naïf.

SHANGAY ⇒ ¿Te importa que en un momento dado se te catalogue como fotógrafo gay o prefieres que se evite el adjetivo?
MANO MARTÍNEZ ⇒ No me gusta, aunque tampoco me quita el sueño. Me consta que tengo seguidores de todas las tendencias sexuales, mayoritariamente gays, sí, pero también muchas mujeres heterosexuales, por ejemplo. Sería injusto no tenerlas en cuenta al poner etiquetas limitadoras. Por otro lado, reconozco que me encanta que mis fotos se vean en medios tanto dedicados al arte y las tendencias como a la cultura queer.

Puedes ver más fotos de Mano Martínez en su blog, y no dudes en seguirle en Instagram.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.