03/06/2020

Anastacia, con ganas de guerra

14 agosto, 2014

No hay quien pueda con ella. Armada con su tremenda energía, su inagotable humor y una tremenda pluma, tras superar dos cánceres, la diva gay está de vuelta con el álbum Resurrection y una nueva gira, con parada en Madrid el 25 de octubre (Palacio Municipal de Congresos).

SHANGAY ⇒ ¿Cómo se siente una al empezar de nuevo?

ANASTACIA ⇒ De maravilla. Todo me resulta tremendamente familiar, es como si volviera al año 2000. Solo que ahora tengo más paz interior, además de conocimientos. Me siento como una artista nueva, pero a la vez es como si hubiese vuelto a casa, es un sentimiento muy agradable.

SHANGAY ⇒ ¿Qué hizo falta para reactivarte?

ANASTACIA ⇒ Grabar mi álbum de versiones It’s A Man’s World y volver a las raíces del rock. Entonces despertó la tía sprockera que llevaba tiempo dormida. A partir de Freak of Nature estuve un tiempo perdida. Lo curioso fue ver a artistas como P!nk y Kelly Clarkson siguiendo mi estela y cómo yo no era capaz de continuar componiendo temas con mi estilo característico durante un largo periodo…

SHANGAY ⇒ Resurrection es el álbum de una superviviente que no pretende lamentarse.

ANASTACIA ⇒ Así soy yo. Temas como Pendulum, en el que hablo de mi divorcio, o Dark White Girl, que tiene mucho que ver con I’m Outta Love, son de lo más positivos, aunque en ellos trate temas bien dramáticos. Soy una superviviente, sí, y feliz de compartir mis experiencias. Me da la sensación de que ahora soy más conocida por mis tetas que por mi voz [risas], y me parece muy cuco que sea así. Ojalá se me recuerde cuando ya no esté en este mundo como una filántropa que buscó siempre la positividad. Siempre he apostado por contribuir a cambiar el mundo, y en ello sigo.

SHANGAY ⇒ Gracias a esa actitud tienes a tus pies a la ‘gay family’ que te adora…

ANASTACIA ⇒ Y yo a ellos. “I am who I am” [entona con un guiño al himno de Gloria Gaynor]. Tengo una conexión espiritual muy fuerte con la comunidad gay, que me ha seguido demostrando su amor durante todo este tiempo. Teniendo en cuenta que desde 2004 apenas habían sabido de mí, es una maravilla ver cómo me siguen tratando.


“Ahora soy más conocida por mis tetas que por mi voz”


SHANGAY ⇒ ¿Cómo recuerdas ese periodo oscuro, con un Heavy Rotation que no gustó a (casi) nadie, seguido de un periplo nada memorable como jurado de talent shows?

ANASTACIA ⇒ Es lo que tiene formar parte de una industria como la musical. Las cosas no me podían ir mejor a nivel artístico, pero tenía un mánager terrible y lo acabé pagando. Así que para salir del agujero tuve que aprender a gestionar mi carrera, y eso me llevó años. Mis fans saben lo torpe que soy, ¡si todavía no he conseguido poner un fondo de flores en mi perfil de Twitter! [risas].

SHANGAY ⇒ Llevas puesta una de las camisetas que vendías en tu primera –y única– gira, que reza ‘Survivor Chick’.

ANASTACIA ⇒ Es una nueva edición especial que estará a la venta en mis próximos conciertos, junto con otra en la que pondrá ‘It’s a Man’s World’, más pensada para hombre, y los beneficios de ambas los destinaré a la lucha contra el cáncer. La primera vez solo vendía la de ‘Survivor Chick’, no pensé en ellos…, suerte que los gays sí se la compraron. ¡Y en general les quedaba incluso mejor que a las chicas!

SHANGAY ⇒ Para titular tu nuevo disco te inspiraste en el origen griego de tu nombre. ¿Y eso?

ANASTACIA ⇒ Cuando hace años me explicaron que mi nombre en griego significa ‘resurrección’ no podía imaginarme lo profético que iba a resultar. Para mi vuelta no se me ocurría mejor título. Siempre he procurado ser honesta ante todo, y este disco lo prueba una vez más, a todos los niveles. Ahora regreso, ayudada por los dioses griegos, hecha una diosa. Bueno, gracias sobre todo a mi ‘glam squad’, que me ayudan a aparecer fabulosa en todo momento, ¡el mérito es suyo!

> ¿Has visto el saludo que nos dejó para todos sus seguidores gays?

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.