19/06/2018

“Los cocineros creativos somos bastante rebeldes”

25 agosto, 2014
1527

SHANGAY ⇒ ¿Qué te parece que muchos chefs se estén convirtiendo en estrellas mediáticas?

Jordi Cruz ⇒ Siempre ha habido cocineros que han triunfado en televisión, haciendo propuestas enfocadas al hogar superchulas. Como Karlos [Arguiñano], [Bruno] Oteiza, programas como ‘Con las manos en la masa’… Es verdad que ahora hay formatos con argumentos más complejos que tienen como leitmotiv la cocina, pero otra cosa es que el cocinero que participa en ellos se sienta estrella. Es lo mismo que pasa con las estrellas Michelin; te las conceden como premio al trabajo, no para que te vuelvas un soberbio y te pienses que eres mejor que los demás. Respecto a mi experiencia en televisión, me quedo con la responsabilidad que supone divulgar tanto tu cocina en particular como en general. La parte mediática no me interesa, porque te puedes volver loco y a mí me gusta tener los pies en el suelo. Como he sentido lo que te puede llegar a pasar, le tengo mucho respeto.

SHANGAY ⇒ ¿Has tenido alguna tentación de dejarte llevar por la popularidad?

Jordi Cruz ⇒ Para nada. Pero si pasas de estar todo el día en la cocina con tus chicos, dándole a la cazuela, y de repente un día sales a comprar el pan y de tu casa a la panadería diez personas te piden una foto, resulta cuando menos curioso, y te cambia un poco la vida. Estas mucho más expuesto, y te pasan cosas que te pueden hacer… pensar gilipolleces. Hay gente que te coge mucho cariño, y te lo demuestra, y también gente que te coge manía.

SHANGAY ⇒ ¿Te asustaba que la experiencia televisiva pudiera afectar a tu credibilidad como cocinero?

Jordi Cruz ⇒ ¿Sabes lo que pasa? Que los cocineros creativos somos bastante rebeldes, nos gusta mucho la contradicción. A mí me interesaba demostrar que la televisión no tiene por qué ser perjudicial para tu profesión. MasterChef, además de entretener, dignifica nuestro oficio. Y aunque me quitaba algunos días a la semana para estar en mi cocina, los clientes no dejaban de verme habitualmente en mi restaurante, sabían que me lo sigo tomando igual de en serio.

SHANGAY ⇒ ¿Es la comida un vicio o una pasión para ti?

Jordi Cruz ⇒ Las dos cosas. No se entiende a un cocinero al que no le guste comer. Me encanta comer de todo, y variadito. Y también disfruto cocinando para mí mismo en casa, aunque me lío menos y apuesto por productos sencillos, resultones y sanos.

SHANGAY ⇒ Hablando de vida sana, ¿ha influido el reto Men’s Health al que te sometiste a cambiar tus hábitos?

Jordi Cruz ⇒ Sí, claro. Me encanta que me propongan cosas con sentido, y este reto lo tenía. Al ser cocinero me dijeron que me resultaría fácil cambiar mis hábitos de alimentación y controlar lo que debía comer. Con eso ya tenía parte del trabajo hecho. Encima, me pusieron a un entrenador fantástico que me lo hizo todo muy fácil. Cuando tienes 36 tacos, si te van a ayudar a cuidarte más habría sido estúpido negarse. Me enseñaron a entender mejor cómo debe ser una buena alimentación y me han activado gracias al deporte, así que estoy encantado. El único precio que tuve que pagar fue una portada. Y no me veo feo. Aunque me da cierta vergüencilla, no lo voy a negar.

SHANGAY ⇒ Entonces, ¿no estás dispuesto a quitarte la camiseta ya siempre que te lo pidan?

Jordi Cruz ⇒ No, no, eso no va conmigo. Pero si voy a la playa me siento más a gusto, eso sí.


¿Está Jordi preocupado por su imagen? Descúbrelo en la siguiente página

SHANGAY ⇒ ¿Seguirás abierto a protagonizar reportajes de moda?

Jordi Cruz⇒ No debería, porque soy cocinero, pero si me hacen propuestas interesantes, me ponen ropita y pienso que puede quedar algo gracioso, ¿por qué no? Es lo que me ha pasado con este reportaje; ni me imaginaba que se pudiera sacar de mí ese lado maquiavélico, qué divertida fue la sesión… ¡Ya verás cuando le enseñe el Shangay todos mis amigos!

SHANGAY ⇒ ¿ Te preocupas más por tu imagen desde que sales en televisión?

Jordi Cruz ⇒ No, pero he trabajado con estilistas y profesionales de maquillaje que me han enseñado mucho: a peinarme mejor, a ponerme esta o aquella crema, a saber qué colores te funcionan mejor… Yo, que soy más de pueblo que las amapolas, he aprendido todo eso gracias a la tele.

SHANGAY ⇒ ¿Ha variado tu forma de vestir a raíz de la influencia positiva de estilistas?

Jordi Cruz ⇒ Sigo siendo muy de zapas, jeans y camisetas chulas. Pero gracias a MasterChef he conocido propuestas más modernillas que me han venido muy bien para mi vida diaria. Para ejercer de cocinero no tengo problema, llevo siempre la misma chaquetilla, que me diseñé hace tres años.

SHANGAY ⇒ Como en la moda, en la cocina hay tendencias que van y vienen. ¿Hay que estar pendientes de ellas o evitarlas?

Jordi Cruz  ⇒ Cuando haces cocina creativa de vanguardia tú generas las modas, propones cosas que nadie ha hecho antes. Como mucho, puedes incorporar productos chulos que se ponen de moda en un momento dado, pero a la hora de cocinar no quieres copiar a nadie ni repetir lo que hacen los demás.

 


“Las estrellas Michelin no te las conceden para que te vuelvas un soberbio”


SHANGAY ⇒ ¿Un clásico básico tuyo que consideres que nunca pasará de moda?

Jordi Cruz ⇒ Nunca respondo a preguntas así, porque no me gusta que se me encasille por un determinado plato. Todas las semanas genero dos o tres nuevos… Cada producto tiene su momento y su estacionalidad, y cuando te los vuelves a encontrar, año a año, procuras crear platos mejores con ellos. Hay algunos que no fallan, por su composición: una esfera de huevo marinada en agua de mar con texturas de Ibérico, migas de pan a la mantequilla y un aceite de trufa, por ejemplo. Es un plato que habla de nuestra cultura, con productos que a todo el mundo le gustan. Pero para nada es mi preferido.

SHANGAY ⇒ ¿Qué valoras más en cocina, la técnica o la emoción?

Jordi Cruz ⇒ No tiene que ver una cosa con otra. Un clientes se puede emocionar a través de un plato basado en la técnica, que no es más que un medio para materializar ideas; y que tiene que estar al servicio del sabor más que de la emoción.

SHANGAY ⇒ Ahora que terminó MasterChef, ¿tienes proyectos a la vista para realizar en ese margen de tiempo que te permitía fuera de tu cocina?

Jordi Cruz ⇒ Mi agenda da asco, tengo líos a la vista de todos los colores. Por suerte tengo a mucha gente activa a mi alrededor con ganas de rock’n’roll… Llevar la gastronomía de un par de hoteles ya es mucho, pero además hacemos otras cosas de televisión, publicidad, tenemos en mente un segundo libro… y conseguir esa tercera estrella Michelin que se nos está resistiendo. Además de descubrir cuál es el mejor plato que soy capaz de hacer en mi vida.


Fotos: TIAGO PRISCO
Estilismo: SANDRA ESCALA
Peluquería y maquillaje: ALEX ALVA para GRAFTOBIAN
x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.