06/12/2019

Kylie Minogue rehúye el beso de la muerte

17 septiembre, 2014

Ilustración: Iván Soldo 

“Únete a mi ritmo, el ritmo del amor…”. Uy, espera, que esto no lo cantaba Kylie, sino Marta Sánchez. Bueno, sirve igualmente, porque Minogue y Sánchez tienen más en común de lo que pueda parecer. Las dos están embarcadas en una cruzada similar: la de encontrar su lugar en el universo pop. Las dos tienen una personalidad clara como intérpretes, pero no acaban de dar con las canciones que se les ajusten como un guante.

No está siendo para la australiana el año glorioso que se prometía. Nuevo management, nuevo sello, nuevo disco… y fracaso, inesperado y algo amargo. “Bésame una vez”, afirma desde la portada de su álbum, uno de tantos entregados este año por estrellas femeninas mayores de 40 que, en teoría, tienen un universo de fieles fans que siempre van a apoyarlas, pero que han debido estar demasiado ocupados con otras cosas, u otras artistas.

Kiss Me Once no es mal disco, en todo caso irregular, pero no ha conectado con muchos fans. Kylie se ve obligada a lanzarse a las carreteras –mejor, a los aeropuertos–, para defender su estatus con una gira a la que está dando forma junto a su inseparable aliado William Baker, de esos gays que le demuestran su devoción día sí y día también.

¿Qué es lo que NO debe hacer Kylie bajo ningún concepto? Pasa página para enterarte

Esperemos que Baker se dé cuenta de que Kylie no está para marcarse un Sexercize cada noche. Si ni cuando era más joven utilizaba la sensualidad propia de la música disco para reivindicar una feminidad poderosa y una sexualidad rotunda –su More More More nada tenía que ver con el de Andrea True Connection en los 70, por poner un ejemplo revelador–, ahora menos. Ojo, que sería de respetar que quisiera compartir con el mundo un erotismo felino, pero es que no le sale. Y el público ficha enseguida a las estrellas pop que no son del todo honestas.

Kylie siempre ha estado cómoda ejerciendo de ‘princesa por sorpresa’, nunca ha aspirado a reinar. Tiene su hueco, su universo, su modo de entender la música de baile, y por ello se la quiere. Pero lleva varios discos dando palos de ciego y, sobre todo, encajando pocos temas memorables en cada uno, y para eso no hay perdón.

Tiene una oportunidad de oro para reconciliarse con su público con el Kiss Me Once Tour, que tiene paradas en Madrid (13 de octubre, Barclaycard Arena) y Barcelona (14 de octubre, Palau Sant Jordi) y permitirnos ver a qué aspira en este momento de su vida. Kylie, aprovéchalo. No es tarde para que el público se vuelva loco mandándote besos de amor.


¿Qué crees que debería hacer Kylie para reflotar su carrera?


x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.