16/09/2019

Adanowsky quiere que le llames Ada

25 septiembre, 2014

Tras encarnar a El ídolo y Amador, el sexy Adán Adanowsky responde ahora al nombre de su nuevo disco, Ada, y se ha creado un nuevo personaje con el que convivirá durante la promoción y su actual gira, que pasa por Madrid este sábado 27 de septiembre como parte de las celebraciones del 14º aniversario del club madrileño Ochoymedio [sala But, calle Barceló, 11].

Para presentar este proyecto aparece maquillado (“he dado clases para aprender”), pero no vestido de mujer, sino con un traje de terciopelo azul navy hecho a medida por el diseñador japonés Kyosuke Kunimoto, que suele trabajar con Yoko Ono. “Era fan mío y se ofreció a ocuparse del estilismo”, explica Adán en su pausado tono habitual y sin ningún amaneramiento impostado. No es gay, aunque asegura que sigue abierto a nuevas experiencias sexuales, si las circunstancias invitan a ello.

En el pasado ha jugado más con la provocación de tipo sexual –era más que habitual que terminase desnudo en sus conciertos–, aunque en esta etapa de su vida son de otra naturaleza sus motivaciones. “Soy hombre, pero también mujer. Y Ada es para mí una forma de arte terapéutica. Mis padres [recordemos que su padre es el creador de culto Alejandro Jodorowsky, y su madre, la actriz Valerie Trumblay] pensaban que iba a nacer una niña y tenían el nombre ya escogido: Ada. Fui Adán por accidente. Esta es mi manera de reconociliarme con esa niña que nunca llegó”.

¿Quieres ver cómo Adanowsky se desnuda, en sentido literal y figurado? Pasa página

Tras dos años de trabajo (“soy muy meticuloso”) presenta a la vez personaje, gira y su disco más accesible, Ada, con ecos de Prince, Chic o Hall & Oates. “Quería recurrir al disco y al funk de los 80 porque con estas canciones pretendo aportar felicidad y esperanza al mundo, como sucedía en esa época. Pero sin caer en lo retro, buscaba que sonase actual”.

Con su nuevo look asegura que quiere contribuir a luchar contra estereotipos que considera caducos. “Hay que perder el miedo a la mirada de los otros”, cuenta. “Y lo que hago no es travestirme, para mí este personaje tiene un sentido muy profundo. Soy un hombre que está dejando que su parte femenina se exprese».

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.