13/08/2020

Pascual, un ex príncipe al desnudo en la sauna

31 octubre, 2014

Se dio a conocer en el reality Un príncipe para Corina, donde dejó claras sus armas de seducción. Aprovechando su excedencia de la policía –a la que se reincorporará en septiembre de 2015–, y su popularidad, el gaditano (es de la La Línea de la Concepción) comenzó a encadenar programas de televisión y bolos por discotecas. Tras participar en Supervivientes y ser tronista en Mujeres y Hombres y Viceversa –del que salió tarifando–, nos sorprende con un libro, No soy un príncipe (Editorial Luhu) –es el momento que de arquees una ceja–.

Todos tenemos una idea prefijada de lo que es un tío hetero y musculado de los que participan en este tipo de programas y que los fines de semana se dejan adular en bolos por provincias. Pero la sinceridad, cierta ingenuidad e inseguridad de que hace gala Pascual en su libro –que es más que nada un cándido diario autobiográfico– nos animó a intentar ir más allá de la fachada que vende.

Pascual habla en su libro de lo buena que es su relación con el mundo gay. No son pocos los homosexuales que le ven como un sex symbol, así que, ya que en su libro se desnuda por dentro, le propusimos que también se desnudara por fuera para nosotros –pudor no tiene ninguno, lo dice en su libro y damos fe–. Le citamos en la sauna gay Octopus de Madrid, y aceptó encantado la invitación. Rincón a rincón, entre vapores y baños, fue desvelándonos detalles de sus experiencias vitales.

¿Está enganchado a los realities? Pasa página

PASCUAL, LA TELEVISIÓN Y LA AUTOESTIMA

SHANGAY ⇒ ¿Era un sueño tuyo convertirte en alguien popular?

PASCUAL ⇒ No, de hecho no me gusta ser tan conocido, esto se me ha ido un poco de las manos. Llegó a oídos de un compañero en la policía que buscaban a alguien con determinadas características para la primera edición de Quién quiere casarse con mi hijo, y él me recomendó porque pensaba que encajaba perfectamente. Dije que no, y después de ver el programa me arrepentí. Al año, me volvieron a llamar para Un príncipe para Corina, y fue mi jefe quien me animó a presentarme… Y hasta ahora

SHANGAY ⇒ ¿Enganchan los realities?

PASCUAL ⇒ A mí no. Están tan manipulados… Y en ocasiones lo que te proponen choca con tus principios, y es un problema. Yo ya tengo los huevos negros, una edad [31 años] y mi profesión, y no tengo por qué pasar por el aro. Esos programas me han permitido que la gente vea que soy un tío normal, no un friki, pero también me han cerrado puertas a nivel profesional porque no me dejo manejar.

SHANGAY ⇒ ¿Eres consciente del rechazo que provocáis quienes salís en determinados programas?

PASCUAL ⇒ Es algo que me daba miedo, y me sigue dando cuando voy de bolos. Cuando la gente está bebida es cuando ves más claro ese rechazo, sea por celos o porque te desprecian. Y a mí eso me afecta, porque aunque no lo parezca soy vergonzoso y tengo la autoestima baja.

¿Está obsesionado por su cuerpo? Pasa página

PASCUAL Y SU CUERPO

SHANGAY ⇒ Damos por hecho que alguien con tu físico y tu trayectoria televisiva es un tío brutote y echao p’alante…

PASCUAL ⇒ Tendré muchos tatuajes, pero lloro viendo cualquier película, se me ponen los vellos de punta escuchando la banda sonora de Moulin Rouge… Lo mío es fachada.

SHANGAY ⇒ Pero eres consciente de que tu cuerpo vende, ¿no?

PASCUAL ⇒ Mis tatuajes le encantan a la gente, sí. Pero luego no te creas que me cuido mucho; no soy un obseso del gimnasio, como mil guarrerías cuando me entran los nervios y me da por comer compulsivamente… Suerte que la genética me respeta de momento, y que los tatuajes me disimulan la barriguilla. Pero no me obsesiona el físico.

SHANGAY ⇒ Aunque no dudas en salir desnudo en la portada de tu libro…

PASCUAL ⇒ ¡Eso es márketing! Y no me da ningún pudor verme. Cuando hago reportajes desnudo solo lo paso mal al principio, te ves en bolas delante de gente que no conoces y lo primero que pienso es en poner excusas por si piensan que la tengo pequeña, que si hace mucho frío, que llevo mucho tiempo en el agua… [risas]. Siempre que hago algo intento disfrutarlo, y cuando poso desnudo es igual. Como soy muy transparente, si cuando hago algo no estoy cómodo se me nota. Y soy muy exigente en cualquier trabajo, así que lo hago lo mejor posible.

Pascual también quiere hablar de su libro. Pasa página

PASCUAL Y SU LIBRO

SHANGAY ⇒ ¿Sabes que te van a poner de vuelta y media por promocionar un libro firmado por ti?

PASCUAL ⇒ Ni voy a quitarle el pan a ningún escritor ni voy a tener un bestseller, soy consciente de eso. Cuando me lo propusieron pensé que me tomaban el pelo, y eso que yo siempre he escrito. A veces poesías, y a veces también escribo cosas cuando vuelvo de un bolo borracho y estoy de bajón a tope, entonces lo vomito todo. Pensé que lo del libro no iba a llegar a nada, pero mira.

SHANGAY ⇒ ¿Te dieron libertad absoluta para escribir?

PASCUAL ⇒ Lo que me propusieron en un principio fue que escribiera un manual para chavalas que quisieran ligar con tíos como yo. No me gustó la idea, ni que yo fuera Robert Redford para decirle a nadie lo que tiene que hacer. Sobre todo porque yo soy el primero que no sabe ligar.

SHANGAY ⇒ ¿Pusieron a tu disposición a un ‘negro’ para que te lo escribiera?

PASCUAL ⇒ No, quería escribirlo yo. Una vez cogí el ritmo fue fácil, fue cuestión de coger la rutina y echarle horas. Sí, la gente dice “¿Qué coño vas a haber escrito tú el libro?”. ¡Pero si estoy hablando de mi vida! No necesitaba ninguna ayuda para hacerlo. Aunque entiendo que haya quien piense “el chalao este por haber salido en tres programas ya tiene un libro editado, y muchos escritores que llevan toda la vida intentándolo no”. Es lo que hay, lamentablemente.

¿Qué relación tiene Pascual con el mundo gay? Pasa página

PASCUAL, EL SEXO Y LOS GAYS

SHANGAY ⇒ ¿No te daba apuro compartir todo tipo de intimidades sexuales en el libro? Hasta descubrimos que no te hizo falta operación de fimosis…

PASCUAL ⇒ Creo que mucha gente se sentirá identificada con todo lo que cuento relacionado con el sexo, porque todos hemos vivido anécdotas parecidas. De mi vida cuento lo que quiero, y no hago daño a nadie, ni doy nombres. Otra cosa sería irme a un plató y dar ese tipo de detalles con los nombres y apellidos de las tías con las que he estado. Pero eso jamás pasará. 

SHANGAY ⇒ Incluyes un guiño a tus amigos gays que se puede ver como una manera de intentar ganar simpatías en ese mundo. ¿Es lo que buscas?

PASCUAL ⇒ Cualquiera que me conozca sabe que tengo un montón de amigos gays con los que me llevo superbien y con los que tengo muchísima confianza. Lo mismo me quedo a dormir en casa de alguno que salimos por ahí y nos lo pasamos de putísima madre. Tengo mi sexualidad superbien definida, y no me importa ni por asomo que me vean rodeado de gays o dándome un beso con un tío. Si le tengo que comer la boca a mi colega lo voy a hacer.

SHANGAY ⇒ ¿Te comes la boca con tus amigos gays?

PASCUAL ⇒ Claro que sí. Alguna vez, en una discoteca, lo he hecho para espantar a una tía que no me gustaba. Nos hacíamos pasar por pareja, nos comíamos la boca y así me dejaban en paz.

SHANGAY ⇒ No es una actitud habitual en ese universo de tronistas en que te mueves, donde todos van de machitos…

PASCUAL ⇒ Yo creo que muchos actúan como lo hacen por miedo a que los etiqueten y que alguien pueda insinuar que son gays. Y si lo eres, ¿qué? Hoy día me parece un retraso que haya quien no muestre su sexualidad como le apetezca.

SHANGAY ⇒ ¿Ligas mucho con tíos?

PASCUAL ⇒ Una vez incluso me ofrecieron dinero por sexo, lo cuento en el libro. Me dijo que él ni me tocaba, que lo único que quería era que le diera por culo, y que me pagaría. Y esto fue antes de salir en la tele… Y muchas veces he oído decir a tíos gays de mí “a ese me lo tiraba” o “a este le tengo que sacar del armario”. Pero es algo que nunca me he planteado.

¿Es un fiestero Pascual? ¿Y cómo ha vivido su primera visita a una sauna gay? Pasa página

PASCUAL AL DESNUDO

SHANGAY ⇒ ¿Qué aspiraciones tienes ahora mismo, más allá de rentabilizar tu popularidad y salir de fiesta todo lo posible?

PASCUAL ⇒ A mí salir de fiesta no me gusta nada. Lo hago porque tengo que ir a mis bolos, pero para mí es un trabajo, odio la noche. Siempre he sido más de vida en pareja, de estar tranquilo con mi novia cuando la he tenido. A mí esta vida que llevo ahora me quema un montón, pero no me queda otra.

SHANGAY ⇒ ¿Te reincorporarías ya a la policía si pudieras?

PASCUAL ⇒ Totalmente. Pero hasta septiembre del año que viene no puedo. Solamente dejaría mi puesto en la policía si me ofrecieran trabajar en una película o una serie, para poder realizarme de verdad en la tele o el cine. ¿Pero hacer bolos? En cuanto pueda los dejo. ¿Ir a un plató a poner verde a alguien? Descartado. Probar suerte en la interpretación es lo único que me interesa de este mundillo, aunque no tenga ninguna experiencia, pero quién sabe, con las vueltas que ha dado mi vida en un año… ¿Quién me iba a decir que iría a Supervivientes? ¿O que escribiría un libro?

SHANGAY ⇒ O que terminarías posando desnudo en una sauna… ¿Cómo lo has vivido?

PASCUAL ⇒ Ha sido muy interesante, la primera vez que entro en sitio así. ¿Sabes lo que he sentido? Que es un sitio hecho para pecar: los colores, la iluminación, las habitaciones…. todo invita al sexo. Ya podría haber saunas parecidas para heteros [risas]. Desde luego, si fuese gay iría, a relajar cuerpo y mente. Si estuviese soltero, eso sí.

Siguiente artículo
x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.