10/12/2018

La escena house gay de México le debe mucho

2 enero, 2015
29
Léetelo en 5 minutos

Lo suyo es absolutamente vocacional. José ‘Spinnin’ Cortés comenzó a pinchar hace 21 años, cuando tenía 13. En un principio le apasionaban el techno industrial y el trance, aunque según fue creciendo se fue interesando más y más por el house. De hecho, los españoles Pumpin’ Dolls se convirtieron a finales de los 90 en uno de sus proyectos de referencia. “Me hice groupie y pinchaba todas sus remezclas”, recuerda. Curioso que, muchos años después, el ex Pumpin’ Juan Belmonte y él se hayan hecho grandes amigos y colaboren juntos en diversos proyectos, como el recién editado recopilatorio JBM Yearmix Vol. 2, que incluye cuatro temas de ‘Spinnin’ Cortés.

El mexicano puede presumir de haber remezclado a grandes estrellas pop de su país como Julieta Venegas, Alejandra Guzmán, Yuri, Patricia Manterola, Belanova o Fey, y esa es una de las vías a través de las cuales se ha ido creando un nombre. También la escena gay tribal de Estados Unidos le ha recibido con los brazos abiertos. “Es buen momento para seguir expandiendo fronteras. Estoy yendo a pinchar bastante a Destination, el club gay de referencia de Beijing, y me gustaría poder empezar a trabajar más en Europa”.

Desde que en 2004 decidió especializarse en el house, empezó a abrirse hueco en la escena gay de Guadalajara, donde vive. “Mi primera residencia fue en el mítico Monica’s, en el que he estado casi diez años. Le debo mucho a esa experiencia, me ha permitido consolidar mi nombre en México y desarrollar mi estilo”. Allí descubrió que no era el único apasionado del sonido de remezcladores como Victor Calderone y Junior Vasquez, el público respondía con euforia cuando los pinchaba. “Entonces confirmé que mi sitio estaba en clubs gays como ese”.

¿Y cómo es una sesión de José ‘Spinnin’ Cortés? “Me gusta moverme en un punto medio entre la electrónica más underground y la que puede sonar en radio. Me gusta combinar los sonidos rudos y las percusiones rotundas con el gusto por la melodía”. Épicas y melódicas son las nuevas fiestas que organiza en Guadalajara, llamadas Creme. Quien ha estado en alguna de las que organiza con regularidad cuenta que, musicalmente, uno se siente como en el ficticio club Babylon al que acudían frecuentemente los protagonistas de la serie Queer as Folk.

Spinnin Cortés explica que, además de rendir tributo a ese handbag house que triunfaba en el mundo gay a finales de los 90, pretende que quienes vayan no se olviden nunca de Creme. “Es una fiesta muy teatral, algo que se ha perdido en México en los últimos años. Se ha dado demasiada importancia a la figura del DJ, pero no creo que cuando vas a un club lo único que quieras sea verle a él moviendo botones. Me gusta apostar por una experiencia completa, y por eso en mis sesiones hay más elementos de entretenimiento: performers, cantantes, músicos que tocan en directo, malabaristas, magos… Son DJs contados los que llenan por sí mismos los clubs solo con su nombre, los demás creo que debemos ofrecer mucho más que nuestra música cuando organizamos una sesión”.

¿Quieres saber con que grandes divas house ha trabajado? ¿Y qué 3 clásicos llenapistas son sus favoritos? Pasa página

Con tres álbumes de material original publicados, José ‘Spinnin’ Cortés trabaja ya en el cuarto, del que avanza algún tema en la nueva entrega de JBM Yearmix –como en la anterior, firma también el DJ mix que incluye, en donde mezcla los éxitos del sello de este año y sus principales novedades–. Entre sus sueños está colaborar en material original con artistas pop de su país. “La colaboración con artistas como María José o Belinda sería interesante y divertida, es algo que sucede con regularidad en otros mercados, pero en el mexicano todavía no”.

Está muy acostumbrado a colaborar con vocalistas house de prestigio internacional, como Suzanne Palmer y Sheila Brody, una de las facetas de su trabajo que más disfruta. “Dentro de ese universo me siento muy libre a la hora de producir, experimento mucho a la vez que procuro mantener el toque comercial que se espera del tipo de temas que interpretan cantantes así, porque confías en que lleguen a cuanta más gente, mejor”. Siempre en busca de mantener ese complicado equilibrio entre lo más oscuro y lo que triunfa en el mainstream, José ‘Spinnin’ Cortés continúa predicando desde las cabinas.

Si visitas México, y en concreto Guadalajara, no dudes en ir a Babel, el club del que es residente en la actualidad, del que habla maravillas, y que asegura que representa a la perfección lo mejor de la escena gay housera a la mexicana. “Se están trayendo demasiadas fiestas que son franquicias de fuera, y está bien que se reconozca también los esfuerzos que estamos haciendo los locales, porque creo que tenemos un nivel muy bueno”.

• 3 clásicos house que le apasionan.

1. Elements, de Danny Tenaglia (1989).

“Casi siempre la pincho en mis sesiones, sea la original o un remix”.

2. The Sound, de X-Press 2 (1996).

“Es, como dicen los gringos, timeless, nunca pasa de moda. Cuando voy a un club nuevo a trabajar, procuro pincharlo; y no falla, siempre sorprende, sigue sonando a nuevo”.

3. Music Is The Answer, de Danny Tenaglia feat. Celeda (1999).

“Quizá lo pinche demasiado, pero es que no me canso de él, es un tema que, como su creador, ha influido muchísimo en mi carrera”.

Para seguir bailando:

> Kiesza
> Röyksopp
> Innocence

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.