fbpx
05/12/2022

Daniel Grao interpreta al último amor de Lorca

21 enero, 2015
FOTO: Miguel Ángel Fernández

Tras pasar hace un año por la recoleta sala de la Princesa del Centro Dramático Nacional de Madrid, ahora el  Teatro Lliure  de Barcelona permite experiencias tan intensas como La piedra oscura. El espectador es testigo privilegiado de la relación que se establece entre un apaleado preso (Grao) y su joven e inocente carcelero (Nacho Sánchez, toda una revelación), en un hospital militar cerca de Santander en plena Guerra Civil. A través de sus conversaciones descubrimos que el encarcelado es Rafael Rodríguez Rapún, que fue secretario de la compañía teatral La Barraca y último gran amor gay de Federico García Lorca. Lo interpreta con encomiable verdad Daniel Grao, conocido por el gran público gracias a series como Sin identidad, que últimamente encadena un gran proyecto teatral tras otro.

SHANGAY ⇒ ¿Conocías la historia de Rafael Rodríguez Rapún?

DANIEL GRAO ⇒ Soy fan de Lorca, como todos, y ya estaba superpresente en el primer montaje amateur que hice en el instituto, cuando aún no tenía claro que esta iba a ser mi profesión. En esa época salieron publicados por primera vez los Sonetos del amor oscuro, que debido a su carga homosexual habían estado censurados, y tengo esa primera edición. Sabía que iban dirigidos a Rafael, y ahí empecé a descubrir más cosas de él.

SHANGAY ⇒ ¿Por qué consideras tan interesante el enfoque que se da al personaje?

DANIEL GRAO ⇒ Porque la función le hace justicia. Hasta ahora solo nos había llegado una versión de su historia: Rodríguez Rapún, el que tanto hizo sufrir a Lorca, que también iba con mujeres… Me parece bonito transitar ahora su punto de vista, sus contradicciones, su confusión y ese torbellino que fueron sus últimos años de vida. No es que uno fuera el bueno y el otro el malo. Si ambos sufrieron tanto es señal de que entre ellos hubo amor. Ana Álvarez me dijo, después de ver la función, que le parecía preciosa la manera en que un hombre cuenta su amor hacia otro, sin caer en tópicos. Creo que la vida se parece mucho más a lo que se ve en la función de lo que algunos quieren pensar, porque un hombre tiene que ser muy fuerte para mostrarse vulnerable.


“UN HOMBRE TIENE QUE SER MUY FUERTE PARA MOSTRARSE VULNERABLE”


SHANGAY ⇒ La manera en que Rapún se va desnudando, metafóricamente, en la función invita a reflexionar sobre lo innecesarias que son ciertas etiquetas relacionadas con la sexualidad en ocasiones.

DANIEL GRAO ⇒ Exacto. Seguimos empeñados en clasificar a todo el mundo, como si eso nos diera pistas sobre cómo es cada persona. Un periodista me preguntó: “¿Pero entonces Rapún era bisexual?”. Yo le contesté: “Soy Acuario”. Y es que etiquetar a alguien en base a su sexualidad me parece tan pueril como pensar que puedes llegar a conocer a una persona a través de su signo del zodiaco.

SHANGAY ⇒ En La piedra oscura se enfrentan dos personajes en teoría antagónicos que poco a poco se van acercando…

DANIEL GRAO ⇒ Lo principal que cuenta la función es ese encuentro entre dos personas, en principio en bandos contrarios, que son más parecidas de lo que creen. Vivir cada noche ese encuentro es muy especial. Y me siento muy afortunado de compartirlo con Nacho [Sánchez]. Desde el primer momento conectamos, lo cual es una maravilla.

SHANGAY ⇒ Algo que no siempre te sucederá, supongo.

DANIEL GRAO ⇒ La verdad es que suelo tener mucha suerte en ese sentido. No paro de oír historias de compañeros que lo pasan mal con otros actores o directores, y por suerte a esos no me los encuentro. Hasta ahora siempre me ha quedado muy buen recuerdo de mis trabajos. Acabo de terminar la gira de Emilia [dirigida por Claudio Tolcachir, junto a Gloria MuñozMalena AlterioAlfonso Lara y  David Castillo], que ha durado año y medio, y fíjate que tanto tiempo da para mosquearse… y nada, ha sido todo facilísimo. Y con La avería [dirigida por Blanca Portillo, que le valió el premio de la Unión de Actores 2012 como mejor actor secundario], que también estuvimos año y medio, igual.

Continúa leyendo la entrevista, pasa página

FOTO: Miguel Ángel Fernández

SHANGAY ⇒ ¿Procuras compaginar proyectos con vocación popular con otros más minoritarios, o es casualidad?

DANIEL GRAO ⇒ No suelo hacer ese tipo de distinciones. Lo que sí me he propuesto este año es hacer más cine. No dejar la televisión, pero sí aflojar un poquito para dar cabida a otros medios. En televisión he ido enlazando proyectos, pero porque ha venido así. En teatro igual soy más exigente, porque o me agarra por las vísceras el proyecto, lo que vaya a hacer y con quién, o si no, paso. No podría hacer cada noche una cosa en la que creyera a medias. Le doy tanto a cada personaje que o me enamora plenamente o si no ¿para qué lo vas a hacer? Tengo la suerte de haber hecho pocos proyectos teatrales, pero todos exquisiteces.


“ETIQUETAR A ALGUIEN EN BASE A SU SEXUALIDAD ME PARECE PUERIL”


SHANGAY ⇒ De las series en que has participado, ¿cuál es la que más has disfrutado?

DANIEL GRAO ⇒ A la que más cariño le tengo es a Acusados, por haber tenido la oportunidad de compartirla con Blanca Portillo. La que supuso más reto como actor fue Mario Conde. Los días de gloria. Ahora estoy disfrutando la vuelta a Sin identidad. Me apetecía la transformación de mi personaje, que era muy blanco en la primera temporada y ahora se ha pasado al lado oscuro.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo ha sido tu participación en la película Palmeras en la nieve, de Fernando Gónzález Molina?

DANIEL GRAO ⇒ Estupenda. En ella interpreto a un doctor, y tengo un noviazgo muy casto con Macarena García, que hizo de mi hijastra en Luna. El misterio de Calenda [risas]. Es una película épica, a lo Leyendas de pasión, que tiene un pintón increíble.

SHANGAY ⇒ De la épica de Palmeras… al intimismo de La piedra oscura.

DANIEL GRAO ⇒ Sí, de ver drones tomando planos en unos paisajes impresionantes a estar en una sala íntima con una historia de dos personajes. Esos contrastes son los que molan de mi profesión.


LA OBRA LA PIEDRA OSCURA SE REPRESENTA EN EL TEATRO GALILEO  (CALLE GALILEO, 39) EN MADRID.


 

Más teatro: 

> 14 preguntas indiscretas a Pablo Rivero
> Blanca Portillo… ¡Virgen santa!

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.