fbpx
01/12/2022

¿La adopción gay afecta a la orientación sexual?

28 enero, 2015
Léetelo en 3 minutos

“No se evidencian situaciones que afecten el desarrollo integral de un niño, niña o adolescente desde la perspectiva de las ciencias de la salud, ni tampoco existen evidencias científicas de que la orientación sexual de los padres sea un factor que incida en la orientación sexual y normal desarrollo del niño”. Esta es la principal conclusión a la que ha llegado el ICBF (Instituto Colombiano de Bienestar Familiar), que es el organismo encargado de velar por la protección de los derechos de los menores de edad en Colombia, bajo un encargo de la Corte Constitucional, que estudia el debate de la adopción por parte de parejas gays en el país.

En el marco de la decisión sobre este asunto, los magistrados le pidieron al ICBF que elaborara un estudio y redactara una posición argumentada sobre “los efectos que podría tener para el desarrollo integral de un menor el hecho de ser adoptado por una pareja del mismo sexo”.

El estudio tiene 55 páginas y fue elaborado en colaboración con la Dirección de Protección y Subdirección de Adopciones. Llegó a la corte a finales del año pasado, aunque parte de la base de que no existe un derecho a adoptar por parte de los adultos, sino el derecho de los menores a tener una familia. Es aquí donde el Estado debe generar políticas que garanticen la protección de los menores, sin importar la orientación sexual de sus padres biológicos o adoptantes.

Según el propio Instituto“en Colombia ya hay niños creciendo en hogares compuestos por padres homosexuales”, por lo que es imperativo que se regule el tema.

Para el ICBF, el desarrollo de un niño en un hogar de dos padres o de dos madres es una garantía suficiente para el menor. Por tanto, las instituciones deberían cumplir con su deber de brindarle acceso igualitario a los servicios y derechos sin discriminación alguna.

Aunque el Instituto recomienda que se haga una investigación a fondo sobre las dinámicas y los roles de los padres homosexuales, considera que no existen diferencias que permitan pensar que es un modelo familiar menos adecuado al heterosexual. También recomienda que, en todo caso, los niños y adolescentes sean escuchados y que se tengan en cuenta en sus preferencias a la hora de elegir.

En el estudio se mencionan las investigaciones del psicólogo David Brodzinsky, quien al ser consultado declaró una predilección por las parejas gays, ya que estos demostraron tener una relación afectiva significativamente mejor con sus hijos e hijas que los padres heterosexuales, además de inculcar en mayor medida valores como la tolerancia y el respeto a otros.

El ICBF también analizó la probabilidad de que los menores tengan riesgo de ser víctimas de violencia sexual en un hogar gay, y concluyó que las agresiones sexuales se producen mayoritariamente en medios familiares heterosexuales.

Tras una revisión de más de 320 investigaciones internacionales, el Instituto resalta que lo que más influye en la crianza, educación y desarrollo psicológico de los menores es la falta de conflictos familiares y no la orientación sexual de sus padres. Y resaltó el hecho de que la gran mayoría de los homosexuales han crecido en familias heterosexuales, lo que desvirtúa el argumento de que las tendencias sexuales de los padres influyen en las de los hijos.

La Corte tiene hasta la próxima semana para decidir. La ponencia, del magistrado Iván Palacio, es favorable a darles a las parejas del mismo sexo la posibilidad de adoptar. Estaremos atentos para informaros de cuál es su última palabra.

Más sobre adopción gay:

España impide a los gays adoptar niños rusos

La historia de la pareja gay atrapada en Tailandia

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.