28/10/2020

El cine gay que triunfó en la Berlinale

18 febrero, 2015
Léetelo en 5 minutos

El de Berlín es el festival de cine internacional que más importancia concede a la ficción gay, a la que premia con un galardón especial en cada una de sus ediciones, el Teddy Award –en nuestro país, el Festival de San Sebastián ha seguido su ejemplo con el premio Sebastiane–. Por eso la presencia de títulos LGTB en la Berlinale, especialmente en la sección Panorama, es siempre notable y de calidad. Este año, en lugar de fijarse en películas gays más mediáticas como I Am Michael, protagonizada por James Franco y Zachary Quinto, o el biopic de James Dean que interpreta Robert Pattinson, el jurado ha apoyado sobre todo a creadores latinoamericanos. Estos son los ganadores del Teddy Award 2015:

Mejor largometraje:

Nasty Boy

El director chileno afincado en Estados Unidos Sebastián Silva dirige y protagoniza esta historia sobre paternidad frustrada. Freddy (Silva) es un artista cuya necesidad de tener un hijo se hace más patente cada día que pasa, sobre todo desde que ha centrado su trabajo artístico en torno a los niños y recién nacidos. Junto con su movio Mo (Tunde Adebimpe) tratará de persuadir a su mejor amiga Polly (Kristen Wiig) para tener a su bebé, pero tras numerosos intentos fallidos para concebir, se encuentran con que quizá no sea tan fácil como esperaban. Es entonces cuando la obsesión de Freddy por ser padre amenazará su salud mental, haciéndole perder su conexión con la realidad. A través de un grupo de artistas bohemios, Silva firma una sátira sobre el egoísmo de una generación.  

Pasa página para conocer el Teddy Award al mejor cortometraje   

Mejor cortometraje:

San Cristóbal 

Antes de irse a vivir al extranjero, Lucas (Samuel González) viaja a una remota isla del sur de Chile para visitar a su hermana, pero un romance inesperado surge cuando conoce a Antonio (Antonio Altamirano), un joven pescador local. La intimidad que comparten les hace navegar hacia un horizonte nuevo y juntos descubrirán una etapa distinta de su adultez. En palabras de su director, el chileno Omar Zúñiga Hidalgo, San Cristóbal es una historia de amor entre dos hombres jóvenes que comparten una cierta indeterminación acerca de su futuro, y que encuentran calma apoyados el uno en el otro”. El paisaje gélido que los rodea, la sensación de aislamiento y la calma del lugar harán que los dos personajes encuentren una inesperada y profunda conexión, pero el resto del pueblo se opone a su amor. Actualmente, Zúñiga Hidalgo busca financiación para convertir San Cristóbal en un largometraje que explore la relación de Lucas y Antonio con más profundidad. 

Pasa página para conocer el Teddy Award al mejor documental  

Mejor documental:

El hombre nuevo

De niño, con tan solo 12 años, Roberto apoyó la revolución sandinista en Nicaragua y luchó como activista por impulsar las reformas educativas y sociales. Ahora, 30 años más tarde, su lucha es otra, y quiere vivir como mujer bajo el nombre de Stephanía sin que la sociedad le margine. El director Aldo Garay ha seguido la vida de Stephanía durante veinte años para filmar El hombre nuevo, un documental que ofrece un emotivo retrato de una mujer con un pasado marcado por la revolución, las drogas, la prostitución, el compromiso político y la violencia. Escenas de su día a día se mezclan con entrevistas y testimonios de viejos amigos y compañeros de viaje que nos descubren lo difícil que es ser transexual en algunos rincones de Latinoamérica.

Pasa página para conocer el premio especial del jurado Teddy Award

Premio especial del jurado:

Stories Of Our Lives 

El colectivo artístico The NEST pasó varios meses viajando por Kenia recogiendo los testimonios y experiencias de jóvenes LGTB con el objetivo de denunciar su situación en uno de los países más homófobos del contienente africano. Basándose en entrevistas anónimas, el colectivo escribió cinco guiones para cinco cortometrajes que el director Jim Chuchu ha llevado a la pantalla en un poético blanco y negro bajo el título de Stories Of Our Lives. Los episodios, que recogen historias acerca de la búsqueda de identidad, la lucha por la aceptación o la forzada ‘heterosexualización’ de muchos de estos jóvenes, tienen algo en común: todos describen la necesidad de amar y el miedo a vivir ese amor plenamente. Al final, sus protagonistas tendrán que decidirse entre esconderse, luchar abiertamente por los derechos LGTB o abandonar el país. Por lo pronto, ya Kenia ha prohibido la proyección pública del documental en el país.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.