27/10/2020

Monarchy: ‘Nos gusta ocultar nuestra identidad’

18 febrero, 2015

SHANGAY ⇒ ¿Por qué han pasado cuatro años desde Around The World?
ANDREW ARMSTRONG ⇒ Durante este tiempo le hemos ido dando forma al nuevo álbum. También forjamos alianzas con distintas compañías para ir lanzado singles. Nos gusta ser artistas independientes, pero agradecemos cualquier ayuda (y dinero) extra [risas]. De repente, con el disco ya terminado me di cuenta de que no me acababan de convencer las voces de Ra [Black], porque como habíamos ido grabando los temas a lo largo de los últimos cuatro años su voz no sonaba uniforme, así que las volvió a cantar todas, en solo dos días. Sin efectos y sin pulirlas, así es que como han quedado.

SHANGAY ⇒ ¿En la era del autotuning pasáis de él olímpicamente?
ANDREW ARMSTRONG ⇒ Estoy harto del autotune, me parece tan de 2012… [risas] Me gusta mucho más escuchar que Ra no ha dado algunas notas bien, le da un toque humano a las canciones. Sí hemos usado vocoders, un efecto que sí reivindicamos. El autotune no, porque le quita personalidad a las interpretaciones, y convierte cualquier tema en que se usa en dance genérico, hace imposible distinguir a unos intérpretes de otros. Escuchas discos de Talking Heads y es una maravilla disfrutar de la pureza de las voces sin adulterar. Mientras que el segundo de Empire of The Sun lo arruinó el exceso de autotune. Hemos aprendido de su error [risas].


“LO QUE HACEMOS ES MÚSICA DE BAILE ELECTRÓNICA Y EMOCIONAL”


SHANGAY ⇒ ¿Pasó ya el momento de compararos con bandas como Hurts?
ANDREW ARMSTRONG ⇒ Sí. En su momento lo hacían simplemente porque somos dos tíos que suelen actuar con trajes, y porque nos dimos a conocer más o menos a la vez. Pero nosotros somos más energéticos, no nos tiran tanto las baladas como a ellos. Lo que hacemos es música de baile electrónica y emocional. Me gusta pensar que tenemos más en común con The Cure, por ejemplo, porque tenemos un punto funky como ellos, y nos gusta ir de negro. También me gustaría que nos compararan con Years & Years, porque me encantan, aunque a nosotros nos tiran más los sintetizadores que a ellos.

¿Son muy fiesteros? ¿Por qué se escandalizaron en los camerinos tras telonear a Fangoria? Pasa página

Ra (izda.) y Andrew posando con sus colores favoritos

SHANGAY ⇒ ¿Teníais claro que ibais a titular el álbum con una palabra rotunda?
ANDREW ARMSTRONG ⇒ Sí, y me costó encontrarla. No sabes las horas que me pasé googleando. Quería que fuese una palabra en latín, y cuando di con ‘abnocto’, y vi que se podía traducir como ‘estar toda la noche despierto’, supe que era la que necesitábamos.

SHANGAY ⇒ ¿Eres un noctámbulo confeso?
ANDREW ARMSTRONG ⇒ No te creas, suelo hacer más vida de día. Pero soy consciente de que se dan más momentos mágicos de noche. Y en ocasiones sufro de insomnio, con lo cual vivo ciertas noches de un modo especial. Me interesa mucho la etimología, y tenía claro que utilizaríamos un término en latín para titular este disco.

SHANGAY ⇒ Para el diseño del álbum físico habéis optado, cómo no, por el negro como predominante.
ANDREW ARMSTRONG ⇒ Por supuesto. También nos costó dar con la imagen de portada. Por casualidad pasamos por un teatro art decó, alejado del centro de Londres, y nos quedamos fascinados. Nos fuimos un día con una escalera y nos pusimos a fotografiar al búho que ha terminado en portada, que es una de las gárgolas de la fachada. Como verás, nos ocupamos de todo lo relacionado con el grupo, somos muy aplicados [risas].

SHANGAY ⇒ ¿Os resulta fácil poneros de acuerdo a la hora de tomar decisiones?
ANDREW ARMSTRONG ⇒ Por suerte, Ra no es conflictivo, suele darme el OK enseguida a casi todo lo que le propongo. Sabe que a mí me gusta controlar incluso la dirección artística, y me deja mucha libertad. Jamás nos hemos peleado, nunca.


“LOS FANS DE FANGORIA ESTÁN ENLOQUECIDOS, EN EL MEJOR SENTIDO DEL TÉRMINO”


SHANGAY ⇒ Vuestra conexión con España es cada vez más fuerte…
ANDREW ARMSTRONG ⇒ Lo sé. Por algún motivo que desconozco, nuestra música es muy bien recibida aquí. También tendrá que ver que en España fue donde antes se filtró nuestro primer álbum, y más se descargó [risas]. Ahora noto que cada vez despertamos más interés en Italia y Francia, es interesante.

SHANGAY ⇒ Haber teloneado a Fangoria tendrá algo que ver también…
ANDREW ARMSTRONG ⇒ Sin duda, fue una experiencia estupenda. Recuerdo que después del concierto en Madrid bebimos muchísimo alcohol junto a Mario [Vaquerizo] en el camerino. No sé cuántas cajas de cerveza le hicieron llegar, me quedé de piedra. La verdad es que es una gente maravillosa. Como sus fans, que están enloquecidos, en el mejor sentido del término. Veía a algunos llorando desconsoladamente en las primeras filas mientras Alaska cantaba, es algo que en Londres no ves. Y que a mí me encantaría provocar [risas]. Aunque no nos podemos quejar de nuestros fans: en nuestro último concierto en París había algunos que habían volado expresamente desde México para vernos.

¿Por qué no coquetean con el homoerotismo tanto como antes? ¿Tienen nuevos proyectos con Dita Von Teese? Pasa página

SHANGAY ⇒ ¿Os seguís poniendo máscaras para actuar?
ANDREW ARMSTRONG ⇒ Cada vez menos. Aunque nos gusta ocultar de un modo u otro nuestra identidad, que no resulte evidente. En nuestro último concierto en Barcelona nos pusimos pantalones de cuero plateados, así que pensamos que nadie se iba a fijar en nuestras caras. A mí, sobre todo, no me gusta que la gente se fije en mi rostro, por eso procuro ocultarlo de un modo u otro, tanto en conciertos como en fotos, incluso en Instagram. Es un juego que me divierte.

SHANGAY ⇒ ¿Por qué no coqueteáis tanto con una estética homoerótica como en vuestros inicios?
ANDREW ARMSTRONG ⇒ Solo lo hacemos cuando trabajamos con el director de vídeos Roy Raz, que está obsesionado con el homoerotismo. Él firmó los clips de I Won’t Let Go y Disintegration, junto a Dita Von Teese. Si por él fuera, todo lo que hacemos debería resultar homoerótico. E incluir travestis [risas]. Pero el rollo travesti no va con la estética del grupo. De hecho, yo ni siquiera me he travestido nunca. Porque el negro, que tanto me gusta, no suele encajar en esa estética. Quizá debamos plantearnos un nuevo coqueteo homoerótico pronto, ahora que lo pienso…

SHANGAY ⇒ En Abnocto habéis incluido vuestro tema con Dita, de la que os habéis hecho además muy amigos. ¿No habrá más colaboraciones en un futuro?
ANDREW ARMSTRONG ⇒ No quería contarlo todavía… Pero sí, este verano estuvimos con ella en Ibiza y aprovechamos para montar un miniestudio y grabar otro tema juntos. Lo publicaremos pronto. Antes, podréis ver a Dita participando en nuestro próximo vídeo, Black Widow.


“QUIZÁ DEBAMOS PLANTEARNOS UN NUEVO COQUETEO HOMOERÓTICO PRONTO”


SHANGAY ⇒ ¿Hasta qué punto juega la moda un papel importante en Monarchy?
ANDREW ARMSTRONG ⇒ Es evidente que cuidamos mucho nuestra imagen. Además, en el tiempo libre que me deja la banda, he empezado a ejercer de director creativo de una nueva marca de ropa masculina, Seven Rays. Ya hace tiempo que diseño muchas de las prendas que me pongo en los conciertos, así que este era un paso lógico. Seguiré apostando por el negro, el modernismo y el minimalismo, desarrollando mi propia visión de la masculinidad sin caer en excesos. Como siempre hemos hecho Monarchy.


EL ÁLBUM ABNOCTO SALE A LA VENTA EL 9 DE MARZO EDITADO POR HACAN SOPUNG/KARTEL MUSIC GROUP. PUEDES HACERTE CON EDICIONES LIMITADAS EN WWW.PLEDGEMUSIC.COM. MONARCHY ACTÚAN EL 20 DE FEBRERO EN BARCELONA (MUSIC HALL) Y EL 21 de FEBRERO EN MADRID (T-CLUB).

Siguiente artículo
x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.