25/06/2018

Mujeres al poder en ‘Amaluna’ de Cirque du Soleil

30 abril, 2015
22

El romance del público español con la compañía canadiense Cirque Du Soleil vive un eterno momento dulce. Hasta tal punto agradecen la cálida acogida que se da a todas sus propuestas que han decidido que el estreno europeo de Amaluna sea en Madrid. Semanas antes del estreno, visitó la capital Fernand Rainville, el denominado ‘director de creación’ de este nuevo espectáculo, encantado de explicarlo y explicarse. Habla con enorme pasión de Amaluna y con una gran sinceridad sobre la compañía con la que empezó a colaborar en Quebec en 2005, un idilio profesional que dura ya una década.


No solo de mujeres se nutre Amaluna. Aunque el peso recae en ellas, el reparto también incorpora hombres tan rotundos como este Romeo, que corteja a Miranda, la joven protagonista de la historia.

Cirque du Soleil es una marca absolutamente consolidada tras 30 años de historia. Según Rainville, el secreto de su fortaleza está en que no se duermen en los laureles. “Se esfuerzan por reinventarse continuamente”, explica. “No queda otro remedio porque a estas alturas hay muchísimos grandes connaisseurs del Cirque en todo el mundo, que son implacables a la hora de juzgar cada nuevo espectáculo en comparación con los anteriores”. Por eso, Guy Laliberté, el fundador de la compañía, siente la presión de concebir continuamente nuevas obras que no desmerezcan, sino todo lo contrario. “Siempre es él quien proporciona la idea de partida”, explica su colaborador. “Llevaba muchos años dándole vueltas a la idea de dedicar un espectáculo a la mujer, pero hasta ahora no ha sido viable”. Según Rainville, no contaban con el número suficiente de artistas femeninas de circo capaces de protagonizar un espectáculo de esta envergadura, destinado a girar por el mundo. “El éxito de Cirque du Soleil tiene mucho que ver con el actual boom del género a nivel global”, apunta. “Ahora sí hay numerosísimas escuelas de circo en cualquier rincón del planeta, la situación ha cambiado de manera radical”. Así que hace dos años consideraron que era el momento de dar forma a Amaluna.


“QUE SEA UNA EXPERIENCIA EFÍMERA ES LO QUE LA CONVIERTE EN ALGO MÁGICO”


Una vez se planteó la idea en torno a la cual se iba a construir el espectáculo, destinado a ser un canto a la mujer, a su fuerza y a su voz, Fernand Rainville vio clara la primera innovación que era necesario introducir. “Si normalmente hay un 30% de mujeres en nuestros repartos, en esta ocasión debíamos apostar porque el porcentaje fuese de un 70”. El siguiente paso fue encontrar a una directora, para reforzar la sensibilidad que deseaban que predominara en el show. La elegida fue Diane Paulus. “La propuse porque tiene una gran experiencia teatral a sus espaldas, y como yo colaboro estrechamente con los directores, necesito saber que puedo confiar en ellos. Con Diane sabía que iba a ser así”. Confiaron en ella esperando que respetara la filosofía que ha convertido a la compañía en lo que es. “Esto es un es un espectáculo de circo, no hay espacio para mensajes políticos ni reivindicaciones. Los mensajes que queremos compartir se transmiten a través de los personajes que participan. Interpretados por artistas de performance, no por actores”.


Prospera reina en la Isla Amaluna, y utiliza todas sus artes para proteger a su hija Miranda. En torno a su intenso vínculo de amor gira todo el espectáculo, que celebra la fortaleza y el coraje de las mujeres.

Diane Paulus, directora artística del American Repertoire Theatre de la Universidad de Harvard, ganó un Tony en 2013 por su trabajo de dirección en el musical Pippin. Para Amaluna se inspiró abiertamente en historias de la mitología griega, La flauta mágica de Mozart o La tempestad de Shakespeare. De hecho, quiso que la protagonista se llamase Prospera. Reina en una misteriosa isla guiada por los ciclos de la luna, tras celebrar la mayoría de edad de su hija ve cómo esta se enamora de un joven pretendiente [Romeo] que llega a la isla al zozobrar su barco, a consecuencia de una tormenta que ella misma provoca. Es una historia que ensalza la feminidad, la relación entre madre e hija y también el amor que tiene que superar todo tipo de obstáculos para hacerse realidad. “Empezamos siempre diseñando los números acrobáticos y escogiendo a los artistas, y una vez los tenemos vamos dando forma a la historia”, explica Rainville. “Quisimos que Amaluna comenzase con la ceremonia en que se celebra la mayoría de edad de la hija de Prospera, a la que acuden todas las mujeres de la isla, para transmitir una fuerte sensación de comunidad”.

¿Hay un elemento de reivindicación en Amaluna? ¿Por qué Romeo aparece tan ligerito de ropa? ¿Apostarán algún día por el minimalismo? Pasa página


El canadiense Fernand Rainville lleva una década colaborando con Cirque du Soleil, y el el director de creación de Amaluna. Cuando visitó Madrid para presentar el estreno europeo descubrimos que ha dirigido hasta una ceremonia inaugural de los Outgames en 2006, en Montreal.

Estamos muy acostumbrados a ver espectáculos, principalmente de cabaret, que celebran la feminidad a través de la sensualidad y la provocación. Elementos que no se ha querido incorporar en un show que ensalza la fuerza de las mujeres que participan, no su sexualidad. “Hay números impresionantes con correas aéreas, una rutina de equilibrio sobre agua…”. Por sus connotaciones espirituales y místicas, decidieron que el agua debía ser un complemento al que había que dar cierta relevancia en Amaluna. “Hasta ahora solo la habíamos utilizado en algún show en Las Vegas”, puntualiza. Y explica que en ningún momento consideraron que el reparto debía estar compuesto exclusivamente por mujeres. “Según fue avanzando la creación del espectáculo, vimos que uno de sus elementos centrales es el equilibrio. Además, suelen ser los hombres, gracias a su gran fuerza física, los que provocan el ‘efecto guau’ en el público, esa sensación de no creer lo que ven”.


La gimnasia clásica también encuentra su hueco gracias a una espectacular rutina de barras asimétricas.

El Romeo conquistador que llega a la isla Amaluna, seduce al público a torso descubierto. “Ya que su amada Miranda sale en bikini, era lo suyo que él presumiera de cuerpo. Pero siempre con gusto, porque este es un espectáculo para todos los públicos”. Las provocaciones se reservan para Zumanity, uno de sus shows de Las Vegas, el único exclusivamente para adultos creado por Cirque du Soleil hasta la fecha. Aquí la mayor provocación es a nivel musical. “Hemos dejado de lado la onda de world music habitual y hemos apostado por un sonido más directo y crudo, cercano al rock. Y tenemos una banda exclusivamente femenina”. Es lo suyo.


“HAY MOMENTOS TREMENDAMENTE HOMOERÓTICOS EN CASI TODOS NUESTROS ESPECTÁCULOS”


Fernand Rainville alaba el modo en que Guy Laliberté ha conseguido crear una compañía circense itinerante de esta magnitud, y defiende que se aleje de la provocación y la polémica en sus espectáculos. “El arte debe provocar preguntas y provocar controversias, pero no todo el arte tiene por qué tener esa finalidad. Cirque de Soleil es parte del show business, y como tal, no oculta que es un negocio”. Además de provocar gestos –y exclamaciones– de asombro, cualquier espectáculo de Cirque Du Soleil, según Rainville, tiene una intención evidente. “Contagiar al público de positividad. Presencias un espectáculo bello, en que cada detalle está cuidado para que la experiencia resulte única, en el que seres humanos desafían sus propios límites físicos”.


La danza del pavo real es uno de los números más especiales del show, una actuación que simboliza la pureza del amor.

No se concibe una visión minimalista en uno de los espectáculos que lleve su sello. “Nadie se imagina un escenario vacío y a los intérpretes vestidos con vaqueros. El público entraría en shock, la decepción sería tremenda”. Tiene toda la razón Fernand, que recalca lo enormes que son los presupuestos destinados a la creación de shows como Amaluna. Y procuran que ese dinero se vea en el resultado final. De ahí que el escenógrafo Scott Park tuviese vía libre para crear un frondoso bosque que incluye un gigantesco dosel formado por casi 100 ramas y un cuenco de agua de 1,65 metros –que llega apesar 2,5 toneladas cuando se llena de agua–. Méredith Caron creó con su vestuario toda una mitología femenina, con complejos trajes –polivalentes, tanto para los momentos más teatrales como para los acrobáticos– con inspiración del periodo isabelino y referencias sutiles a Oriente y Escandinavia. “Queremos que los artistas también disfruten al máximo del show, por eso ponemos a su disposición todos los medios a nuestro alcance. Trabajan muy duro y merecen ser mimados”. Pero sin derrochar, puntualiza. “Invertimos con una mentalidad eco, reciclamos todo lo posible y medimos al detalle cada inversión para que los espectáculos resulten sostenibles”.

¿Por qué es en Madrid el estreno europeo de Amaluna? ¿Hay previsto un espectáculo 100% gay de Cirque du Soleil? Pasa página


Uno de los personajes masculinos con mayor relevancia. “Victor Kee borda a Cali, mitad largarto, mitad humano”, explica Rainville.

Amaluna se estrenó oficialmente en abril de 2012, y Madrid es la primera ciudad europea en que se representa. Es en cierto modo un agradecimiento al público español por su fidelidad y su entusiasmo hacia las propuestas de Cirque du Soleil. “Aquí se aprecia especialmente la exuberancia, el colorido y el sentimiento latino que tienen muchos de los espectáculos. El éxito de Alegría sin duda marcó un antes y un después”.


La diosa del equilibrio se luce uniendo hasta trece nervaduras de hojas de palma sin que se caigan.

Ante todo, buscan complacer a quienes acuden a la llamada de su gigantesca carpa, y por eso no dudan en buscarse aliados con los que ir probando nuevas fórmulas y ampliar sus horizontes. “Aprovechamos todas las oportunidades que se nos presentan. Si aparecen posibles aliados que nos ayuden a estar más presentes, no dudamos en aceptar su colaboración. Por eso hay ya proyectos de televisión del Cirque, por ejemplo. El mundo cambia y procuramos no perder el tren de los tiempos”. Aunque sin perder su esencia, anclada en las giras mundiales, para seguir cultivando su espíritu nómada. “Eso no se puede perder nunca. Yo soy el primero que se emociona cada vez que entro en la carpa dispuesto a ver uno de nuestros espectáculos. Que sea una experiencia efímera es lo que la convierte en algo mágico. Y el peligro que implica para quienes lo protagonizan es un imán para todos”.


“ESTO ES UN ESPECTÁCULO DE CIRCO, NO HAY ESPACIO PARA MENSAJES POLÍTICOS NI REIVINDICACIONES”


Fernand Rainville tiene una enorme experiencia a estas alturas en espectáculos de grandes dimensiones. “Mi primera experiencia en una gran producción fue en 1990, como director asociado de un montaje de Los Miserables. Fue un gran desafío en el que aprendí mucho”. Resulta curioso descubrir en su currículum que se ocupó de la dirección artística de la ceremonia de inauguración de los World Outgames de Montreal. “Fue una experiencia estresante pero muy divertida. Conozco bien el mundo gay porque, lógicamente, al haberme movido siempre en los ambientes teatrales forma parte de mi realidad, y fue una oportunidad muy especial para involucrarme en un evento de la comunidad”. En el universo de Cirque du Soleil no es fácil que vuelva a verse en una situación similar. “No creo que hagamos nunca un espectáculo de temática 100% gay. No sé si se llenarían 2.500 butacas a diario durante meses con una propuesta así. Nos gusta que nuestros shows sean incluyentes y lleguen a todo el mundo”.


Nunca antes se había incorporado el agua a uno de los espectáculos girantes de la compañía.
 

El guiño gay más explícito incluido hasta ahora en uno de sus shows fue, cómo no, en Las Vegas. “No sé si todavía sigue en Zumanity una escena preciosa, a base de baile y acrobacias, muy gay. Me sorprendió muy positivamente cuando la vi por primera vez, me pareció atrevida. Pero creo que ese tipo de propuestas funcionan mejor en un entorno de cabaret que en una carpa itinerante. Aunque hay momentos tremendamente homoeróticos en casi todos nuestros espectáculos. Mostramos cuerpos tan hermosos que, lógicamente, cierto componente sexy siempre flota en el aire”.


AMALUNA SE REPRESENTA DEL 6 DE MAYO AL 21 DE JUNIO EN EL ESCENARIO PUERTA DEL ÁNGEL DE MADRID. MÁS INFORMACIÓN EN CIRQUEDUSOLEIL.COM/AMALUNA

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.