15/10/2019

Marta Sánchez: “Noto el cariño del colectivo LGTB”

8 mayo, 2015
Léetelo en 8 minutos

Puede ocurrir que, por mucho que seas una cantante consolidada, de éxito y tirón probados, tu profesión ocupe hasta el último recoveco de tu vida privada. Que un día te despiertes con una carrera de casi 30 años a las espaldas y no recuerdes cuándo fue el último viaje de placer que encajaste entre giras, grabaciones y platós. Algo así le ocurrió a Marta Sánchez cuando le propusimos viajar a Fuerteventura en medio de la promoción de 21 días, el disco con el que nos confesaba hace unos meses que se lo jugaba todo y que le ha servido para iniciar una nueva etapa lejos de la maquinaria de las multinacionales. “Me gusta viajar, pero cuando es por trabajo nunca disfruto del ocio. Casi siempre estoy centrada en la música, así que en cuanto tengo dos ratos libres, me encanta hacer algún viaje y planearlo bien”.

Hace tiempo que las circunstancias propicias para una escapada no se dan. La cantante solo recuerda con especial cariño dos viajes iniciáticos, uno a Londres y otro a Nueva York, antes de que las giras marcaran su agenda. “Son dos ciudades que me han marcado mucho. La primera vez que fui a Londres me pareció increíble”. En Nueva York incluso llegó a tener fijada su residencia. “Es una etapa muy lejana, pero de la que guardo un recuerdo muy bonito por las ganas que tenía de hacer cosas como las que estoy haciendo ahora, y que si en su día no cuajaron fue porque mi discográfica no se animaba a apoyar mi faceta de compositora. Pero ya ves, ahora por fin todo llega”.

Durante los últimos años, Marta ha vivido con dos maletas a cuestas, yendo y viniendo constantemente entre Estados Unidos y España. Su vida ha cambiado ahora que se ha instalado por fin en Miami, ciudad desde la que ha iniciado una nueva etapa personal y profesional. “Implica muchos más viajes, porque en realidad sigo estando entre Miami y Madrid. Conservo casa en España y me muevo constantemente. Me gusta mucho Miami, sobre todo el ambiente musical y la luz de la ciudad. Es un lugar muy positivo, estoy empezando a hacer la promoción del disco y pinta todo muy bien. Es un punto estratégico para viajar por toda Latinoamérica y un sitio donde se vive un ambiente musical muy marcado. Hay mucha frescura y, al mismo tiempo, mucha profesionalidad en el mundo de la música, con artistas muy interesantes que siempre tienen ganas de componer y colaborar. Aquí se hacen las cosas bien”, cuenta.

No le cuesta desprenderse de las cosas materiales. “Estoy más que acostumbrada, no es una cosa de ahora, ha sido así casi toda mi vida. Y van para 30 años ya… Quizá ese estilo de vida se haya marcado más estos últimos dos años con la maleta sin deshacer, pero no es más que la continuidad de mi rutina”. Y vive casi con lo puesto ahora que ha hecho de Miami su segunda casa. “Últimamente deshago poco las maletas. Ni me da tiempo a colgarlo en el armario. Es un poco estresante, pero lo que más me desequilibra es no ver a mi hija, a mi madre y a mis amigos. Pero es lo que toca”, explica.

Marta nos habla de su renacer como artista, pasa página

SU ISLA BONITA

“Hace tanto que no desconecto…”, confiesa Marta. “Con Shangay he descubierto muchos sitios, en este caso esta isla canaria que me encanta y a la que me gustaría volver durante más tiempo en mis próximas vacaciones. No es la primera vez que vengo, pero sí la primera vez que tengo oportunidad de viajar más por Fuerteventura, disfrutar de su paisaje e intuir que puede ser un lugar muy chulo para relajarme”, cuenta entre dunas y volcanes. “Sabía que era una isla muy bonita, un enclave muy cotizado por los surferos y por la gente que busca un ambiente entre hippy y salvaje. Me encantan los contrastes de Fuerteventura, es lo que más me gusta de este sitio. De norte a sur y de este a oeste, la isla cambia por completo su paisaje. Lo tiene todo”.

Este es un destino exótico y sin adulterar que encaja a la perfección con la nueva Marta, empeñada ahora en mostrarse al natural ante su público después de años en los que llegó a decir que se sentía “como una marioneta” en manos de terceros. Pero nunca es tarde para reaccionar y controlar las riendas de su carrera profesional, empezando por un single que lleva por título La que nunca se rinde y terminando con una sesión de fotos en la playa en la que confiesa sentirse como Brooke Shields en El lago azul. Y no solo porque se haya animado a posar ligera de ropa, sino porque esa es su manera de contarnos que le ha llegado el momento de renacer, sin artificios ni lujos. Una nueva Marta tan salvaje y natural como las playas de la isla.

Marta nos habla de sus fans gays, pasa página

MARTA Y LA MOVIDA GAY

Es en el norte de Fuerteventura, entre las dunas y el paisaje volcánico de Corralejo, donde comienza este viaje con Marta Sánchez. Allí es donde todos los inviernos desde 2011 tiene lugar la celebración del Orgullo Gay de la isla, más conocido como Rainbow Fuerteventura, y que permite a los asistentes disfrutar del sol en pleno diciembre y a pie de playa con un programa de conciertos, fiestas, sesiones de DJs y espectáculos drag queen que lo han situado en tiempo record en una cita única dentro del circuito internacional de Orgullos. 

Son eventos que Marta Sánchez, que ha sido pregonera del Orgullo Gay de Madrid y viene de participar en la última edición de la fiesta gay de Los Palomos de Badajoz, conoce de primera mano desde hace muchos años. “Me gusta que la gente se lo pase bien y que yo pueda ayudar a su causa. Quiero que la gente esté relajada y que disfruten sean como sean. Eso lo noto sobre todo en citas gays como estas, siento mucho cariño y respeto del colectivo LGTB. Me quieren mucho y yo a ellos”. De hecho, Marta Sánchez es la artista que ha protagonizado más portadas de Shangay –con esta del Voyager suma ocho–. “Donde haya público que se quiera divertir, aunque sean 100 personas, allí estaré. Me gusta cualquier escenario en el que la gente me dé su energía, con eso me basta”.

El segundo enclave de nuestra visita nos lleva hasta el sur. Entre los espectaculares e infinitos arenales de Jandía, su flora y su fauna, Marta explica que su manera de entender el turismo de playa ha cambiado en los últimos años. Hoy busca espacios recónditos como estos, donde relajarse y pasear. “Paradójicamente, conforme voy creciendo cada vez me da más pereza la idea típica de playa. Me gusta más pasear cerca del mar que no quedarme tirada en la tumbona”, confiesa. “En Miami no voy mucho a la playa, y eso que estamos rodeados de mar. Alguna vez doy paseos con el barco de mi manager, pero muy tapada, con mi gorro y mis gafas”

Marta hace balance de sus 30 años de carrera, pasa página

30 AÑOS Y 21 DÍAS

¿Y qué piensa la nueva Marta Sánchez cuando mira hacia atrás y contempla esos 30 años de carrera que cumplirá en 2016? “Pues que me parece increíble que el tiempo pase tan rápido”, cuenta. “Empecé a viajar a Latinoamérica en el 86 con Olé Olé y estoy muy orgullosa de cómo lo he hecho hasta hora, de mi progreso como artista. He madurado mucho, ahora más que nunca publicando un disco compuesto por mí”

Habla de 21 días, el trabajo inédito más personal en años y en el que también se involucra como intérprete y productora. “Sin duda es el disco más íntimo de los últimos años, el que quería hacer desde hace mucho tiempo y el que creo que le debía a mi público. Hay mucha gente a la que le encanta cómo compongo y que me anima a seguir escribiendo. Me daba cierto vértigo, pero publicar un disco 100% compuesto por mí era un reto pendiente. Y Dani Terán [productor y ex pareja] me ayudó mucho a que esto fuera posible”. Lo más duro de esta experiencia profesional, en la que se ha visto obligada a ponerse las pilas como compositora, ha sido no contar con la ayuda de una gran discográfica. “Tengo menos apoyo logístico, pero nos ha salido muy bien. Mi equipo lo ha hecho genial y no he notado nada que me haya molestado con esta nueva aventura. Al contrario, me ha gustado más que nunca hacer promoción, es como si estuviera empezando desde cero. Y eso es algo que me anima a hacer las cosas con más fuerza”. Es el disco que más alegrías le está dando, pero también el que más le ha costado sacar adelante. “Por el trabajo que ha implicado sí, pero también es el disco que más estoy disfrutando”.


FOTOS: TIAGO PRISCO
ESTILISMO: MILA BENTABOL
MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA: BEATRIZ MATALLANA
AYTE. FOTOGRAFÍA: CRISTIAN RODRÍGUEZ AGUDELO
AGRADECIMIENTOS: PATRONATO DE TURISMO DE FUERTEVENTURA Y PROMOTUR TURISMO DE CANARIAS

El álbum 21 días de Marta Sánchez está editado por Entrearte.

Más información en www.visitfuerteventura.es y www.sacatusvacacionesdelarmario.com

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.