24/10/2020

El embajador gay de EE UU visita a Alaska y Segura

12 mayo, 2015

James Costos lleva casi dos años en España con su pareja desde hace quince. Anoche se mostraba muy agradecido por haber sido invitado al programa de TVE Alaska y Segura, donde charló sobre su labor como embajador y no tuvo problema en comparar la situación del matrimonio gay en su país con España.

De orígenes humildes, James fue el primer miembro de su familia que pudo ir a la Universidad, donde se licenció en Ciencias Políticas. Sin embargo, antes de que el presidente Barack Obama le invitase a dedicarse la diplomacia tuvo otros trabajos, entre ellos director de promoción y marketing de la cadena de televisión HBO (Los Soprano, Juego de Tronos). Ha enfocado su vida al éxito, a triunfar fuera en lo que fuese que le tuviera preparado el destino, porque no hay éxito sin riesgo y “siempre hay que estar dispuestos a arriesgarse, a buscar tu propio camino”, aseguró.

Cuando fue preguntado sobre cómo había llegado a España, presentó a su marido Michael S. Smith, toda una eminencia del diseño y la decoración a nivel internacional que ha trabajado para Cindy Crawford, Steven Spielberg o Michelle Obama. “España era el país al que llevaba viniendo hace 12 años. Mi pareja Michael y yo vinimos a España de vacaciones hace unos 12 años, y al primer lugar al que llegamos fue Mallorca. Nos enamoramos del país inmediatamente”, explicó el embajador, que continuó con una anécdota: “Michael y yo habíamos trabajado mucho en nuestras vidas antes de llegar a España, y  en todos los sitios donde habíamos estado Michael siempre decía ‘este es el lugar donde tenemos que venir a jubilarnos, es el mejor país del mundo’. Y yo todas las veces le decía ‘no, no es lo bastante bueno, no es el país que me interesa’. Eso siempre ocurría al final de las vacaciones. Y cuando estuvimos en Mallorca yo le dije a los dos días: ‘Este es al país al que tenemos que regresar”.

A Costos no le gusta definirse como activista LGTB, pero no se esconde, da la cara por los derechos humanos. Alaska alabó la normalidad con la que se relacionaba con su pareja y con la que se refería a él, en público y en privado. “Aunque parezca una tontería hablar de una pareja a la que se quiere, con la que se comparte un plan de vida; a lo mejor eso y otros pequeños gestos, que a nosotros nos parecen superfluos, como izar la bandera gay la semana del Orgullo, todavía son necesarios”.

El embajador, de 52 años, aprovechó para hablar del matrimonio gay en España y en su país. “Tengo que felicitar a España por lo que ha hecho, porque que es increíble. Michael y yo estábamos encantados con la idea de venir a un país que ha avanzado tanto y que lo ha hecho antes que los demás. Eso es espectacular. Cuando Obama se convirtió en presidente había 4 estados que tenían el matrimonio del mismo sexo. En el programa de Obama se incluyen los derechos humanos, no solamente el matrimonio de personas del mismo sexo, sino muchísimas otras cosas. Sea cual sea tu contexto, tu raza… todo el mundo merece los derechos humanos, son para todos, es algo muy simple. Hoy en día, con el presidente Obama hay unos 38 estados que tienen igualdad, matrimonio igualitario y esperamos que dentro de poco esto llegue al territorio nacional. Pero todavía hay que trabajar”, concluyó.

Más 
x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.