20/09/2020

“Debemos impulsar y favorecer el Orgullo gay”

18 mayo, 2015
Léetelo en 15 minutos

CANDIDATA A LA COMUNIDAD DE MADRID POR EL PARTIDO POPULAR: 

Cristina Cifuentes

Natural de Madrid, tiene 50 años y es licenciada en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid, Máster en Administración Pública y Dirección de Empresas y funcionaria del Cuerpo Técnico Superior de la UCM, puesto que compatibiliza con su actividad política.

Comenzó su carrera política en el partido Alianza Popular, conocido ahora como Partido Popular, al que se afilió con dieciséis años.

Desde 1991 hasta enero 2012, fue diputada de la Asamblea de Madrid. En sus seis legislaturas como parlamentaria, desempeñó más de una decena de cargos. En enero de 2012 fue nombrada Delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid y desde 2015 se presenta como candidata por el PP a la presidencia de la Comunidad de Madrid para las elecciones autonómicas de este mes de mayo de 2015.

Nos acercamos a la sede del PP en la calle Génova, allí nos recibe Cristina Cifuentes para contarnos su opinión sobre los problemas que atañen directamente a la comunidad LGTB y cuáles son las medidas que propone frente a estas inquietudes.

SHANGAY ⇒ Este año se celebra el 10º aniversario del matrimonio entre personas del mismo sexo. ¿Qué opinión le merece esta ley?

CRISTINA CIFUENTES ⇒ Yo siempre estuve de acuerdo con esta ley, lo manifesté además dentro del partido. No es algo que diga ahora, siempre lo he defendido. De hecho, conocí a Ángel Garrido, el número dos en la lista, precisamente en una enmienda en la que ambos defendíamos el matrimonio gay.

SHANGAY ⇒ Pero el Partido Popular presentó un recurso contra la ley del matrimonio homosexual en el Tribunal Constitucional, que finalmente se resolvió con 8 votos a favor y 3 en contra. ¿Cree que el PP sigue teniendo un problema con esta ley y con el término ‘matrimonio’ para definir la unión entre personas del mismo sexo?

CRISTINA CIFUENTES ⇒  Yo me opuse a ese recurso. Es bueno que la resolución diese la razón a algo que es una realidad. Es un derecho, está consolidado y me parece bien que sea así

En cuanto al problema semántico que surgió, personalmente siempre he creído que ‘matrimonio’ era el nombre que tenía que tener porque es lo que es. Es verdad que dentro de mi partido se presentaba un debate terminológico, pero yo nunca me planteé que tuviera que llamarse de otra manera.

De todas formas, creo que esto el PP ya lo ha superado, que ya no se piensa así. A veces los partidos vamos por detrás de lo que la sociedad demanda en determinadas materias, y este fue uno de esos casos, aunque para el PP ya no supone un problema, como no lo supone para el resto de la sociedad española.


“La gestación subrogada no puede ser solo una alternativa para personas con recursos económicos”


SHANGAY ⇒ En nuestro país, la gestación subrogada es alegal, es decir, es legal registrar a tu hijo biológico gestado fuera de España, pero no es legal llevar a cabo el proceso en España. Una medida que discrimina a aquellos que no puedan costearse los gastos de hacerlo fuera. La adopción homoparental derivó como derecho de la ley del matrimonio entre personas del mismo sexo en 2005.

Sin embargo, en la práctica, un matrimonio gay casi no tiene posibilidades de adoptar menores extranjeros, puesto que casi todos los países de procedencia suelen limitar las adopciones únicamente a parejas heterosexuales.

¿Cuál es la opinión del Partido Popular al respecto a las adopciones homoparentales y los problemas que surgen en estos casos la hora adoptar niños en el extranjero? ¿Qué medidas se podrían plantear para eliminar estas trabas?

CRISTINA CIFUENTES ⇒ Es complicado, precisamente porque es algo que no depende del Gobierno español, sino de cada país, y cada uno tiene sus condiciones diferentes. Se puede iniciar una vía diplomática para resolver nuestras diferencias, pero teniendo siempre en cuenta que en última instancia no depende de nosotros.

Tampoco podemos ejercer presión ni paralizar la adopción con un país que nos exige condiciones con las que no estamos de acuerdo. Porque al final ellos siempre encontrarán otros países que sí acepten sus reglas.

Por ejemplo, ha habido un problema con Rusia hace no demasiado, que acabó con la paralización total del proceso de adopción. Este conflicto al final provoca un perjuicio a todos esos niños que estaban en proceso de ser adoptados por una familia española. Por eso se tuvieron que aceptar sus exigencias, para que al menos las parejas heterosexuales pudieran adoptar. No es que estemos de acuerdo, pero a pesar de ser una situación injusta y que va en contra de nuestra propia ley, tenemos que pensar que por encima de todo están esos niños, así que debemos ser pacientes e ir avanzando por la vía diplomática.

SHANGAY ⇒ ¿Cuál es su postura sobre la alegalidad de la gestación subrogada en España?

CRISTINA CIFUENTES ⇒ Bueno, esto es un problema que no solo afecta a parejas homosexuales, sino a cualquier persona que desee comenzar una maternidad o paternidad y por algún inconveniente no pueda llevarla a cabo. En mi opinión, cuando hay avances científicos y tecnológicos que permiten acceder a una maternidad o paternidad a personas que de otro modo no podrían, creo que merece la pena estudiar esta posibilidad.

Este es otro de los casos a los que me refería cuando decía que a veces vamos por detrás de lo que demanda la sociedad y de lo que nos ofrece la ciencia. Creo que no debemos tener miedo a plantear esta posibilidad, pero hay que asentar unas normas claras sobre este proceso para que no se produzcan irregularidades. Porque ha pasado en algún país, como en Tailandia, donde se ha producido una falta de control, causada por una legislación que no estaba clara, y donde se pueden dar casos de tráfico de niños. Esta puede ser una buena posibilidad para las personas que desean ser padres, pero tenemos siempre que salvaguardar los derechos de ese futuro niño.

En este caso, yo soy partidaria de adecuar nuestra legislación en relación de los países de nuestro entorno. La Unión Europea me parece un marco de referencia, donde debemos igualar nuestras leyes en determinadas materias como esta. No tenemos que ser ni los más avanzados ni tampoco quedarnos por detrás del resto.

En definitiva, pienso que sí, que debemos plantear la legalidad en España. No puede ser solo una alternativa para personas con recursos económicos que puedan plantearse irse al extranjero a hacerlo, mientras que los que no los tienen no pueden recurrir a esta técnica.


“No entendí el año pasado cómo las ordenanzas municipales prohibían la celebración en plazas y la eliminación de la música a ciertas horas”


SHANGAY ⇒ En España se estima que el número de personas vivas que padecen la infección por el VIH se encuentran entre 110.000 y 150.000, aunque probablemente podrían ser muchos más sumando a los que ignoran estar infectados.

El 45% de los nuevos diagnósticos de VIH en la Comunidad de Madrid son tardíos, lo que impide el control de la epidemia y el grado eficacia de los tratamientos en  personas que lo descubren muy avanzado.

La medicación antirretroviral para el VIH en España era de acceso gratuito para todo el mundo, hasta que, en 2013, un Real Decreto ley 16/2012, propuesto por el Gobierno del PP, deja sin este acceso a los inmigrantes irregulares. Algo que se ha tachado de inhumano y que pone en riesgo el control de la epidemia.

¿Cuáles son sus políticas para frenar esta infección en Madrid?

CRISTINA CIFUENTES ⇒ Es una enfermedad que sigue ahí, que no solamente afecta al colectivo LGTB sino a todos. Parece que como ya no se habla de sida, este ha dejado de existir, y que desde que se ha convertido en una enfermedad controlada por una medicación la gente se ha relajado en poner barreras de seguridad a sus relaciones sexuales.

Creo que la mejor medida es continuar con las campañas de prevención, los jóvenes tienen mucha información pero quizá no sea suficiente. Hay que seguir incidiendo en el uso de preservativo, no solo para evitar embarazos no deseados, sino para prevenir las enfermedades de transmisión sexual.

Además, el sida es una enfermedad silenciosa, y muchas veces tarda años en manifestarse, por eso debemos intentar detectarlo antes. Creo que dentro del colectivo LGTB hay más conciencia a pesar de todo, mientras que muchas parejas heterosexuales creen estar ajenos a este peligro practicando relaciones sexuales sin tomar precauciones.

Por suerte, el VIH se ha convertido en una enfermedad crónica, pero hay que detectarlo a tiempo y darle una medicación.

SHANGAY ⇒ A propósito de la medicación, ¿qué opina sobre las restricciones de acceso a los medicamentos VIH para los inmigrantes irregulares?

CRISTINA CIFUENTES ⇒ La verdad es que en el año 2013 hubo que tomar algunas medidas, no solo en Madrid, sino a nivel nacional, y que tuvieron que ver con la sostenibilidad del sistema de salud público. Estas afectaron en particular a la exclusión de los inmigrantes irregulares de la atención primaria. Pero ahora el Gobierno ya ha anunciado que va a volver a conceder estas prestaciones a los inmigrantes sin papeles, puesto que la situación económica del país ha mejorado.

De todas formas, estas personas nunca dejaron de recibir atención de urgencias, y todas las prestaciones para mujeres embarazadas y niños.

La entrevista continúa, pasa página

SHANGAY ⇒ El turismo gay factura en la Comunidad de Madrid una media de 700 millones de euros anuales y mueve el 10 por ciento del volumen total de viajeros. Además es uno los destinos LGTB que encabezan las listas internacionales.

¿Cuáles son sus propuestas para fomentar el turismo gay en Madrid?

CRISTINA CIFUENTES ⇒ A través de la semana del Orgullo gay, como acontecimiento turístico, de ocio y cultural. No olvidamos su parte reivindicativa, pero hay que ser conscientes de que mueve mucho dinero y convierte a Madrid en un foco turístico, por lo que creo que debemos impulsarlo y favorecerlo.

Personalmente, quiero impulsar el turismo de compras, ocio y gastronomía en la ciudad de Madrid, y el perfil del turista gay es muy valioso en este sentido, es un turismo de mayor calidad, que consume más que la media y que se convierte en un nicho importante para hacer negocios.


“En materia LGTB no es cuestión de colgarse medallas, sino de ir avanzando en derechos”


SHANGAY ⇒ El recorrido tradicional del desfile del Orgullo gay en Madrid se cambió en 2013, se modificó por el actual desde la Puerta de Atocha hasta la Plaza de Colón. Una medida muy criticada por el colectivo LGTB, que argumenta perder visibilidad frente a su recorrido tradicional por Gran Vía. ¿Piensan mantener el recorrido actual, o volver al tradicional?

CRISTINA CIFUENTES ⇒ El recorrido actual no fue algo que nosotros cambiamos sin más, en realidad fue la propia organización del Orgullo gay la que nos planteó dos recorridos, dos posibilidades. ¿Por qué se optó por esta nueva? Pues porque existían unos informes de protección civil que nos advertían de una serie de riesgos de seguridad que no podían ser cubiertos y que ponían en peligro a los propios participantes del evento. Las carrozas son muy grandes, las calles que acceden a Gran Vía son pequeñas y estrechas, no existe una vía de evacuación adecuada. Si durante el desfile pasa cualquier cosa, no puede entrar una ambulancia. Si hay un incendio, no puede entrar un camión de bomberos.

Además, la propia organización aceptó este nuevo recorrido porque no podía garantizar la seguridad en el evento. Yo creo que el recorrido de Gran Vía atiende más a intereses económicos que de visibilidad, sobre todo por la hostelería de la zona. Pero no creo que sea por visibilidad, porque el Paseo del Prado, Neptuno, Cibeles y Colón constituyen también un recorrido muy simbólico. Creo que el recorrido actual es más seguro y, sobre todo, hay que salvaguardar la seguridad ciudadana.

SHANGAY ⇒ ¿Qué opina sobre convertir el Orgullo gay en una fiesta popular de Madrid?

CRISTINA CIFUENTES ⇒ Creo que es un poco arriesgado por parte de otros partidos decir que lo van a convertir en una fiesta popular, primero porque depende del Ayuntamiento y no de la Comunidad, y segundo porque puede llevar a confusión. No creo que sea el término adecuado, lo que sí es necesario es darle una regulación específica como acontecimiento singular de la ciudad que facilite su celebración frente a las ordenanzas municipales.

Personalmente, soy la primera que no entendí el año pasado cómo las ordenanzas municipales prohibían la celebración en plazas y la eliminación de la música a ciertas horas. Con esto lo que se consiguió es que la gente se quedara por las calles bebiendo alcohol, en vez de estar localizadas en zonas habilitadas. Es decir, cumplimos unas ordenanzas en detrimento de otras.

Deberíamos considerar el Orgullo de Madrid como un acto especial de la ciudad y dotarlo de una regulación específica más flexible que garantice su celebración. La ley hay que cumplirla, pero esta se debe adaptar a las circunstancias.

SHANGAY ⇒ ¿Tienen pensado colaborar de alguna forma con las organizaciones LGTB de Madrid?

CRISTINA CIFUENTES ⇒ Yo siempre he tenido muy buena relación con todas las organizaciones LGTB, de hecho esta semana recibo un premio de Transexualia. Siempre he contado con estas organizaciones a la hora de elaborar propuestas como la ley de transexualidad, la ley de protección LGTB o la orientación jurídica para personas LGTB, que propongo en mi programa electoral. Además, me obligo y me comprometo a cumplir todo lo que aparece en el programa, y si no lo hago asumiré responsabilidades sociales.

SHANGAY ⇒ El año 2014 se cerró con un total de 1.285 delitos de odio ocurridos en España [entendemos por delitos de odio aquellos que tienen lugar cuando una persona ataca a otra en función de su grupo social, raza, género, identidad de género, religión, etnia, nacionalidad, ideología, discapacidad u orientación sexual. Un hecho castigado por nuestro actual Código Penal]. De ellos, el 39% corresponde a delitos de LGTBfobia.  La Comunidad de Madrid se sitúa entre los primeros puestos de la lista, con 26 delitos de odio por LGTBfobia en 2014, frente a los 12 registrados en 2013. ¿Tiene algún plan para atajar la homofobia y los delitos de odio?

CRISTINA CIFUENTES ⇒ Un protocolo policial, en el que el ciudadano conozca perfectamente que está siendo víctima de un delito especial, un delito de odio, y que por tanto este se castiga de una manera más dura. También con la formación de la policía, para que esta sepa actuar, dar el tratamiento diferente que se merecen, remitiéndolo a una fiscalía especializada.

Creo que estos delitos no se denuncian por miedo o vergüenza, hay que acabar con este miedo a denunciar. Y la policía tendrá que prestar especial atención a no dar lugar a una doble victimización de la víctima, atendiéndolos correctamente, con todo el respeto que se merecen.

SHANGAY ⇒ ¿Se plantean la inclusión de una materia como Educación para la Ciudadanía dentro del currículo escolar?

CRISTINA CIFUENTES ⇒ Yo creo que hay que educar en la tolerancia y la aceptación. Me preocupa sobre todo el acoso escolar y el ciberbullying, este último requiere un control por parte de las escuelas de lo que sus alumnos publican en Internet y redes sociales en referencia a otros alumnos. También es necesario preparar a los profesores y mantener informados a los padres de lo que hacen sus hijos.


“El perfil del turista gay es muy valioso, es un turismo de mayor calidad, que consume más que la media”


SHANGAY ⇒ La transexualidad y la intersexualidad suelen requerir procesos hormonales y quirúrgicos para su corrección que suponen una elevada cuantía.  Al menos 176 personas solicitan cada año en España un cambio de sexo. Sanidad introdujo en marzo de 2007 la transexualidad dentro del catálogo de enfermedades mentales que la Seguridad Social cubre. Pero no hay unidades en todas las comunidades autónomas, lo que ha generado la movilidad de los pacientes para ser atendidos gratuitamente. El problema aparece cuando se dan restricciones en algunas autonomías. Cataluña solo atiende ciudadanos catalanes, en Madrid hay que ser residente en la ciudad y en Málaga la lista de espera es de hasta tres años. ¿Qué soluciones proponen para resolver estos problemas?

CRISTINA CIFUENTES ⇒ Creo que el Sistema Público de Salud debería tener un marco común a nivel nacional en materia de transexualidad. Lo que no puede ser es que ciertas prestaciones estén recogidas en unas comunidades y en otras no.

Con nuestra Ley de transexualidad pretendemos atajar los problemas se salud, psicológicos y sociales que plantea esta situación.

SHANGAY ⇒ ¿Qué nos dice de las políticas de detección precoz de la transexualidad que ya se aplican en otros países?

CRISTINA CIFUENTES ⇒ Es un tema complicado, no hay una opinión unánime en medicina. Creo que hay que estudiar muy bien los casos y que, como antes planteaba, debe estar recogido también en un marco común nacional.

SHANGAY: ¿Algo que quiera destacar por último antes de cerrar la entrevista?

CRISTINA CIFUENTES ⇒ Creo que en materia LGTB no es cuestión de colgarse medallas, sino de ir avanzando en derechos.

Si te gustó esta entrevista, seguro que también te interesan el resto de entrevistas a otros candidatos: Entrevista a Antonio Carmona ( PSOE)Entrevista a Ramón Marcos (UPyD)Entrevista a Begoña Villacís (Ciudadanos), Entrevista a Raquel López (IU-LV), Entrevista a Jaume Collboni (PSOE-PSC).

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.