18/08/2019

Los mundos de Cher, una diva gay como no hay otra

21 mayo, 2015

Ha cumplido 72 años en un estado envidiable. Porque la edad es un término que no merece la pena aplicar a Cher, una diva como no hay otra. Una diva gay única. Este año se dio un gran baño de masas –gay– en el Mardi Gras de Sydney, el pasado marzo. De hecho, tan contenta se quedó que ha anunciado su primera gira por Australia en trece años, el Here We Go Again! Tour, que arrancará el próximo septiembre.

Siempre comprometida con los derechos LGTB –deja ejemplos impagables en Twitter, la red social en que es tan activa, y combativa frente a la homofobia del gobierno Trump–, Cher continúa brillando en todas y cada una de sus apariciones públicas. En base a ellas, este texto, escrito cuando lanzó su último álbum, Closer To The Truth, se mantiene tan atemporal con ella. De modo que es perfecto para celebrar un nuevo cumpleaños de una artista porque la que, efectivamente, no pasa el tiempo. Al repasar algunas de sus señas de identidad como artista, queda claro que siempre se ha mantenido fiel a sí misma. Y eso hay que celebrarlo tanto como que cumpla un año más.

• “He regresado a la actualidad tantas veces que deberían darme el premio al eterno retorno”

Uno de los tópicos asociados a las divas pop veteranas es que, en cuanto se toman un –supuesto– descanso más o menos prolongado, lo siguiente que sacan se celebra como una vuelta. Todas suelen coincidir cuando se les pregunta al respecto y aseguran que nunca se fueron, luego no vuelven. Cher también lo ha tenido que decir en muchas ocasiones, y recientemente le tocó de nuevo. Lo cierto es que, desde que publicó en el 2001 –el irregular– Living Proof, no había sacado más álbumes. Únicamente participó en 2010 en la banda sonora de Burlesque, que protagonizó junto a Christina Aguilera y en la que interpretaba dos temas –enseguida incorporados a su repertorio por travestis o la mismísima Terremoto de Alcorcón–, Welcome to Burlesque y You Haven’t Seen The Last Of Me –que decidió incluir también en Closer To The Truth–. A propósito de esta última, Cher ha declarado: “Es una de mis canciones favoritas de todos los tiempos. La primera vez que escuché la maqueta me asusté, pensé que no podría llegar a algunas notas. Tenía tanto miedo que me llevé a mi profesor de canto a la grabación. Y al final llegué a todas. En la película, la interpreto sobre un escenario oscuro, iluminado en principio únicamente con un foco en tonos amarillos. Le sugerí al director de fotografía que cambiase la luz y la pusiese azulada, y el resultado fue fabuloso. Sugiero que la gente la alquile en DVD aunque solo sea para ver esa escena”.

• “Tengo múltiples colores de pelo, y todos naturales”

Este jocoso comentario lo hizo Cher sobre el escenario del Wembley Arena cuando presentó, el 15 de octubre de 1999, su Believe Tour (fui testigo de aquel momentazo). Es una frase que podría utilizar de nuevo ahora, dado el importante revuelo que se montó al presentar la portada de su último álbum, Closer To The Truth, en donde aparece rubísima –como en Living Proof, por cierto– y supersexy. Como Cher se muestra muy suelta en las redes sociales, enseguida fue consciente de que muchos fans le recriminaban querer aparentar muchos años menos y no mostrarse tal cual es. No tardó en colgar fotos de la misma sesión sin retocar –o eso asegura–, con la intención de probar que, peluca arriba o abajo, la Cher que aparece es la Cher que hay. Y otra de sus citas viene al pelo en este momento: “Hasta que no estás dispuesta a reírte de ti misma y de tu apariencia, se te niega la posibilidad de ser maravillosa”.

• “Me gusta sentirme una rebelde”

Nos lo confesaba durante la promoción de Living Proof, en 2001. Es una máxima que sigue rigiendo su vida y su carrera. Siempre se ha mostrado orgullosa al comprobar que su actitud ante la vida y el trabajo ha servido de inspiración a muchos de sus seguidores. “Para bien o para mal, nunca he planeado mi vida”, ha confesado también. “Me centro en el día a día. Me encanta la espontaneidad, que me ha ayudado a vivir las experiencias más curiosas”. Como lograr un éxito histórico e inesperado al abrazarse al vocoder en 1998 con Believe, adelantándose más de una década a la fiebre del autotune. En su último disco, Closer To The Truth, ha dejado poco margen al tratamiento de voz. Eso ya lo hizo, ¡y qué bien! En esta ocasión, su apuesta por el dance le permite presumir de voz de otra manera, centrándose más en los mensajes de sus temas bailables. Woman’s World, el primer single, fue la primera canción que grabó para el disco. “En cuanto la escuché supe que debía cantarla”, cuenta. “La grabé en mi casa. Me puse frente al micro y una hora después estaba terminada. Casi se cantó sola, como If I Could Turn Back Time en su día”, recuerda. “Es un himno en el que alabo la fuerza de las mujeres. Y me encanta el subidón que da”. Su correspondiente vídeo tampoco se libró de la polémica. Hay quienes vieron excesivas similitudes con el de Face and Body del explosivo trío neoyorquino The Ones. Ellos se mostraron halagados ante la posibilidad de que el equipo creativo de Cher buscase inspiración en su trabajo. ¿Homenaje o plagio? Esa es otra historia… Y volviendo a la pasión por el baile de Cher, otro de los recientes temas creados para que continúe animando las pistas es Take It Like A Man. Un bloguero gay, en una de las primeras escuchas para prensa del álbum celebradas en Nueva York, corrió a declarar que era un himno para pasivos. Cher, consciente del juego que da el título, declaró: “Su mensaje se puede interpretar de muchas maneras, y eso lo hace especialmente divertido”. Esta Cher sabe lo que hace, lo que canta… ¡y lo que dice!

• “La edad es más una sensación que una realidad”

Qué le van a decir a ella. La única artista pop femenina hasta ahora que ha logrado meter singles en el top 10 de las listas oficiales estadounidenses durante todas las décadas desde 1960, y que llegó dispuesta a aumentar su cosecha la temporada pasada, aunque sin éxito –su último número 1 fue You Haven’t Seen The Last Of Me en 2011, convenientemente remezclada, en la lista dance–. Siempre ha declarado que fijarse de jovencita en artistas que se salían de la norma como Elvis Presley fue lo que le inspiró a dejarse llevar en todo momento por sus motivaciones, sin tener en cuenta si hacía o no ‘lo correcto’. En ello sigue tras casi cincuenta años, siempre sobreponiéndose al resultado –mejor o peor– de su última aventura. “Aunque he tenido experiencias interesantes con algunos de mis fracasos”, nos comentó hace más de una década, “no se pueden comparar esas experiencias con las del triunfo”. Los años pasan y ella se mantiene eternamente joven, con un público fiel que la sigue adorando. Quizá por ello tiene tanto sentido que para su nuevo disco rescatara una canción titulada Lovers Forever. “La compusimos mi amiga Shirley Eikhard y yo para la película Entrevista con el vampiro, en 1994”, explicaba. “Cuando preparaba este disco rescaté la demo, pero sonaba antiquísima, como si la hubiésemos grabado hace cien años. Se la pasé a Mark Taylor [colaborador habitual de Cher desde Believe, que de nuevo ha jugado un papel fundamental en Closer To The Truth] y le dije que viera qué podía hacer con ella… Ni Shirley ni yo nos podíamos creer el resultado cuando la escuchamos terminada”. Dos vampiras convencidas, sin duda.

• “Siempre he ido sobrada de actitud y fuerza, eso no ha cambiado»

Su último disco es otro ejemplo de que lo que nos dijo, con voz alta y clara, durante la promoción en Madrid de Burlesque sigue del todo vigente. “Si optas por encerrarte en ti misma”, continuaba, “y no te ilusionas por las experiencias que te esperan ahí fuera y por la gente nueva que puedas conocer, terminas por resultar aburrida”. Su cuenta de Twitter es testimonio vivo de que Cher no se aburre, y de que se muestra muy abierta al mundo que le rodea, y a colaborar con artistas que le gustan. Lo hizo con Lady Gaga, con la que grabó The Greatest Thing, que se suponía sería el anticipo ‘de lujo’ de su nuevo álbum, y que se quedó en un lanzamiento abortado que se filtró el verano pasado sin despertar excesivo entusiasmo. Cher se mostró encantada de su alianza con Pink, que firmó dos de los temas de Closer To The Truth, e incluso hace coros en uno. “Compartimos mánager y somos amigas”, explica. “Me dio dos canciones, I Walk Alone y Lie To Me. Las dos me costaron. La primera toma de I Walk Alone resultó horrible. Sabía que podía sacarle más partido. La segunda la grabé del tirón, y entonces sí me quedé satisfecha. Lie To Me me imponía porque en la maqueta que escuché la cantaba Pink, y pensé que no podría mejorar lo que hacía ella. Ahora, todo al que se la pongo acaba llorando”. Una reacción –la de respetar su arte y emocionarse con él– que encaja a la perfección con otra de las grandes verdades que Cher ha soltado en más de una entrevista como sentencia rotunda: “Formo parte de la historia, me tomen en serio o no”. Alabada sea por siempre.

Siguiente artículo
x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.