22/06/2018

Víctor Palmero: “Cada uno tiene que ser como es”

1 junio, 2015
100
Léetelo en 11 minutos

“¿Me enrollo como una persiana?”, pregunta Víctor Palmero (Castellón, 1989). Pues depende de si el término consiste en hablar mucho o generar buen rollo a su alrededor. Si es lo segundo, al actor hemos de hacerle una mención especial. Es inquieto y camaleónico, tanto que en su último papel como transexual en La que se avecina interpretando a Alba Recio no ha hecho más que engrosar las virtudes de su talento. Si tiene que romper un vaso para cantar cuando era camarero o usar al público de perchero en el microteatro, lo hará. Lo importante es que disfruta con cada proyecto que le llega.

SHANGAY ⇒ Hay una generación traumatizada con tu papel en Física o Química, vamos a comenzar mandando un mensaje a los que todavía te odian por matar a Fer…

VÍCTOR PALMERO ⇒ Incluso todavía el día del capitulo de LQSA me reconocían como el que mató a Fer… Hay un punto que me gusta, significa que caló muchísimo y cuando haces un personaje tan potente el hecho de que llegue así a la gente está bien, pero hay otro lado que me dice que han pasado 5 o 6 años y me recuerdo ya está un poco lejano. Me hace ilusión que la gente se acuerde, pero ya he hecho más cosas.

SHANGAY ⇒ Hemos visto de todo de ti estos años, incluso te hemos visto dando tus primero pasos en el mundo de la canción. ¿Es Víctor Palmero un culo inquieto?

VÍCTOR PALMERO ⇒ Admiro mucho a los artistas de América que saben cantar, tienen nociones de danza y además actúan. Procuro acercarme a lo que me gusta, desde niño me ha gustado hacer todas estas cosas, no me considero un gran cantante pero siempre me ha gustado, y de repente me apeteció hacer un cover de Your Song de Elton John… Es algo que he intentado siempre, disfruto con ello y trato de sacarle el máximo provecho.

SHANGAY ⇒ En casa, siendo un tío tan hiperactivo y en constante movimiento, ¿te soportaban? 

VÍCTOR PALMERO ⇒ A veces. Mi madre era mi juez cuando tenía alguna prueba y me decía cómo lo tenía que hacer. Mis hermanos mayores se quejaban y no lo veían muy serio, pero ahora ya han visto que es mi profesión, lo entienden, lo respetan y lo admiran.

SHANGAY ⇒ Una de tus actividades que más llaman la atención son tus cómicos sketches en YouTube. ¿De dónde te nace la idea? ¿Qué pretendes con ello?

VÍCTOR PALMERO ⇒ Si te soy sincero, con este tema siempre tengo un punto de que entiendo que la gente pueda pensar “¿qué hace este hombre?”, porque yo podría pensarlo también. O puede divertirse y mucha gente me ha dicho que se ríe. Todo empezó por una escena con María León, tengo un vídeo con ella donde yo le pregunto que si está bien, y ella me contesta “pues no ves que no”, y no tenía ningún sentido pero hizo muchísima gracia. Y lo que fue una chorrada intenté currármelo un poco más después con los planos, y en momentos de aburrimiento donde la gente ve vídeos en YouTube, yo intento crearlos. Son tonterías que me vienen de pronto a la cabeza, más que nada una diversión, en absoluto lo veo como negocio, y no sé cuánto me va a durar…

SHANGAY ⇒ Entonces, ¿piensas algún día en pasar de actor a director?

VÍCTOR PALMERO ⇒ Me maravilla el mundo de la dirección y del guion, tengo muchas ideas en la cabeza que me apetece escribir, pero a día de hoy todavía le tengo mucho respeto. Creo que me falta teoría, soy muy de lanzarme a la práctica pero creo que todavía necesito saber más cosas como para meterme en algo así. Pero me apetece.

SHANGAY ⇒ Se habla de ti como una de las grandes promesas del teatro español. ¿Eres de los que no cambian un aplauso en vivo por nada en el mundo?

VÍCTOR PALMERO ⇒ El teatro, personalmente, es lo que más me hace disfrutar. Es increíble sentir la reacción del público en directo, ver cómo se emocionan… Cuando trabajo en una serie me dicen mil cosas a través de las redes sociales, pero detrás de un ordenador es todo más sencillo. En el teatro no hay ni trampa ni cartón: funciona o no. Y es muy reconfortante ver que sí lo hace, pero lamentablemente tal y como está la situación no podría vivir solo del teatro, ¡ojalá!

SHANGAY ⇒ Uno de tus últimos proyectos ha sido Dímelo al oído, una obra de microteatro gay donde has vuelto a demostrar tu química con José Sospedra. ¿Cómo ha sido la experiencia?

VÍCTOR PALMERO ⇒ No conocía el microteatro. El hecho de estar encerrado en una habitación de 5 metros cuadrados con José Sospedra, al que quiero un montón desde la Escuela de Arte Dramático en Valencia, ha sido una experiencia interesante. También me quedo con el director, Isidro Romero, con el que estoy trabajando en ClímaX! y tenemos una relación muy bonita. Ha sido una experiencia chula y curiosa.

¿Quieres ver qué nos cuenta Víctor Palmero sobre su papel transexual en La que se avecina? Pasa página

SHANGAY ⇒ Cambio de tercio: La que se avecina. ¿Eras fan de la serie antes de participar en ella?

VÍCTOR PALMERO ⇒ Por momentos, pues lleva mucho tiempo. Lo que sí he visto mil veces son los capítulos en reposiciones de otros canales. Es inevitable, lo pones y te enganchas. Es una serie que siempre me ha gustado, y fue curioso porque antes de entrar me preguntaron en un evento cuales serían las series en la que me gustaría trabajar. Yo acaba de contestar que me apetecía hacer drama, pero me salió responder que me gustaría trabajar en LQSA porque me encanta su tipo de humor muy bestia. Tres días después me llama mi representante para decirme que me querían para este papel, sin casting ni nada.

SHANGAY ⇒ Explícanos esto con más detalle…

VÍCTOR PALMERO ⇒ Me habían visto en teatro Laura y Alberto Caballero, supongo que les gustó y para allí me fui. Digamos que fue una mezcla de coincidencias. Te voy a contar la historia real: me llaman para un casting para Cuéntame, y la directora es la misma que la de LQSA. Hago la prueba para Cuéntame, me lo paso genial pero este papel no sale porque buscan a alguien de más edad. Una semana después se me ocurre escribir a Alberto Caballero para invitarle a ver ClímaX!, y justo buscaban este nuevo personaje, me tenían en la retina. Y así fue, acabé haciendo de transexual después de hacer un casting para Cuéntame [risas].

SHANGAY ⇒ ¿Cómo es interpretar el papel de una transexual? ¿Cuál ha sido el proceso de preparación?

VÍCTOR PALMERO ⇒ Me encantaría decirte que he usado el método Stanislavski, pero nada. Los tiempos en televisión son tremendos, recuerdo que me llamaron y a la semana tenía que estar haciendo el personaje, tuve los guiones dos días antes. Estaba en mi casa, tenía una secuencia delante e intentaba repasarla, y buscaba una voz, jugar con ella es algo que me encanta, imitar… Y probando, probando, hubo una que me gustó, que es la que le dimos al personaje. Grabé un vídeo con el móvil y se lo mandé a Laura por whatsapp. Ella me contesto que “esa era Alba”, y así nació. Luego ya hemos trabajado gestos, pedí que me mandaran los tacones una semana antes para prácticar, no los había llevado en mi vida y me daba miedo cómo andar. Ha habido trabajo de cuerpo, pero la presión te obliga a ir al grano, salen las cosas sí o sí y es algo que me encanta.

SHANGAY ⇒ ¿Has tenido problemas con el vestuario y los complementos en algún momento del rodaje?

VÍCTOR PALMERO ⇒ He sido muy consciente de que lo que estábamos haciendo era un capítulo. Por ahora algo esporádico, me ha tocado estar grabando unos días con tacones y bueno, te duelen los pies, estás pendiente de quitártelos, pero ya está. No ha sido ningún problema, salvo cuando cortábamos para comer, porque tenía pelo a los lados y me tenía que hacer una coleta absurda [risas]. Las complicaciones han venido más fuera del set que dentro, porque ahí te metes en el personaje, y lo incluyes. De repente tienes pelo y te lo tocas como si fuese tuyo, no ha habido gran inconveniente.

SHANGAY ⇒ Lo que sí hemos podido observar es que el feedback del gran público ha sido tremendamente positivo. ¿Qué te ha llegado a través de las redes sociales?

VÍCTOR PALMERO ⇒ Estaba a la expectativa de ver qué decía el público. Quieras que no, es un personaje transexual, nunca me habían visto así y descubrí a Alba Recio prácticamente a la vez que todo el mundo. La gente suele pensar que tú siempre lo ves antes, pero no. Sí que vimos en el set algunas cositas pequeñas, estaba contento con el trabajo y tenía la sensación de que era algo general. Entonces, el día de la emisión del capítulo me quedé anonadado con todos los comentarios continuos a través de Twitter, donde continuamente se pedía que el personaje se quedase en la serie. Ha sido una alegría inmensa ver cómo a la gente le ha gustado tanto algo que hicimos con mucho cariño.

SHANGAY ⇒ Sabemos que eres inconformista y perfeccionista. Todo el mundo habla bien de tu papel, pero ¿cómo te has visto tú?

VÍCTOR PALMERO ⇒ Fíjate que soy un tío muy exigente, la primera secuencia me dejó algo en la barriga esperando a ver que más pasaba, y ya con la segunda empecé a reírme con mis amigos, pues estábamos todos juntos viéndolo en casa. Ahí ya me relajé, hacía tiempo que no veía un trabajo mío tan contento. Soy muy crítico conmigo mismo, pero creo que ha quedado un personaje muy bonito que puede dar mucho más de sí.

SHANGAY ⇒ ¿La esperanza de que el personaje de Alba continúe en la siguiente temporada es real? [Hace unos días, el director de la serie Alberto Caballero confirmaba en Twitter que el personaje tendría continuidad.]

VÍCTOR PALMERO ⇒ Por favor. Somos conscientes de que al público le ha gustado, a los directores también. Ahora falta esperar. Hay muchos personajes, muchas tramas, y ojalá siga teniendo cabida. Tengo fe de que vaya para adelante, pero no me puedo aventurar a decir nada más.

SHANGAY ⇒ Se dice que impacto que puede tener la televisión para la concienciación de temas del mundo LGTB es más importante que el trabajo de cualquier asociación. ¿Consideras importante este hecho a partir de tramas como las de tu personaje?

VÍCTOR PALMERO ⇒ Es muy importante. Pero aunque sea un ejemplo incomparable, recuerdo que en Con el culo al aire hubo asociaciones de camping que se quejaron de la mala imagen que estábamos dando, pero luego tuvieron que rectificar porque se dispararon las visitas a los mismos… Cuando estaba rodando este personaje también tenía miedo por si asociaciones de transexuales lo veían como si se le estuviese menospreciando, yo no lo veía así aunque nunca sabes cómo va a reaccionar el público; pero, al fina,l me alegra muchísimo la acogida y que hayamos conseguido sacar algo bueno para la sociedad de esto. Lo que queda al final es que un padre homófobo como Antonio Recio acepta a su hijo transexual, y Leo también acepta que su pareja es transexual. Me alegra que la gente se haya quedado con lo bueno.

SHANGAY ⇒ La que se avecina, además de ser una serie que ven cada semana 4 millones de personas, tiene de alguna manera una responsabilidad social para que temas como la transexualidad se puedan tratar con la mayor naturalidad posible…

VÍCTOR PALMERO ⇒ Sobre todo porque ninguno de los personajes quiere representar a nadie, son ellos mismos y eso es lo que vemos en la vida diaria. Realmente, conozco a gente como Antonio Recio, no podemos criticar a LQSA por que saque las cosas de contexto, porque no lo hace. Es algo que existe y en absoluto te está diciendo cómo has de comportarte o que debas imitar conductas. La televisión está echa para entretener, pero está bien que al final dé lecciones y nos quedemos con lo bueno. Al fin y al cabo, cada uno tiene que ser como es. 


FOTOS: miguelangelfernandez.net

Además de La que se avecina, podemos disfrutar de Víctor Palmero en la obra ClímaX!, en el Teatro Alfil todos los domingos, mientras prepara dos nuevos proyectos: Yo quisiera, una serie para Mediaset y Latinoamérica, e Historia de un parque, su próxima obra de teatro.
x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.