24/05/2018

Adam Lambert: “No puedo gustar a todo el mundo”

4 junio, 2015
1

“Me encanta estar liado. Es lo más divertido de mi trabajo”. Suelta una sonora carcajada desde Los Ángeles y rompe el hielo con ganas en cuanto descuelga el teléfono. Así es Adam Lambert, metido en el lío de dar a conocer su tercer álbum, The Original High, cuya fecha de salida oficial es el 16 de junio. Nuevo sello discográfico, nuevo look y misma actitud de siempre: positiva y abierta. “Siempre me interesa saber qué piensa la gente de mis nuevas canciones. Y lo mejor es que esta vez tengo una enorme confianza en mi música, así que nunca he presentado un disco más relajado que ahora”.

SHANGAY ⇒ ¿Por qué estás tan convencido de que has hecho un gran disco?
ADAM LAMBERT
⇒ Creo en las canciones, son honestas y especiales. Y hemos logrado que el álbum tenga un sonido nuevo, que emociona. Cuando se lo he puesto a amigos y familiares, la respuesta ha sido increíble, mejor que nunca, y ese ha sido un buen baremo para mí.

SHANGAY ⇒ ¿Qué pasa cuando las reacciones que recibes no son tan positivas? ¿Te mosqueas?
ADAM LAMBERT
 ⇒ ¡No! Sé que no puedo gustar a todo el mundo. El arte es así, cada cual reacciona a él de una manera. Y frente a la música, uno utiliza su bagaje, que le sirve para identificarse con ella o no. Si no te gusta la EDM, probablemente haya canciones de mi disco que no te convenzan, pero si es lo que más te gusta puede que esas mismas canciones te provoquen una euforia incontenible. Cuestión de gustos.

SHANGAY ⇒ Que tú tienes un gusto musical muy variado queda reflejado en este disco…
ADAM LAMBERT
 ⇒ Es en el que mejor he podido plasmar qué es lo que escucho en mi día a día, y lo que me gustaría escuchar cuando llego a casa. Me gustan cosas tan distintas, y tantas, que me sería imposible enumerarlas.

SHANGAY ⇒ ¿Algún estilo que nunca escuches?
ADAM LAMBERT
 ⇒ Country. Nunca le he pillado el punto. ¿Y sabes qué? El dubstep tampoco me convenció cuando surgió el boom. Hay un par de temas míticos de dubstep que me parecen totales, pero en cuanto todo el mundo se apuntó al carro me aburrí enseguida. Me alegro de que ya no esté tan de moda. ¡Es que me costaba mucho bailarlo! [risas]

SHANGAY ⇒ A juzgar por los estupendos remixes de Ghost Town que firman Kream o Blood Diamond, te tira mucho el house…
ADAM LAMBERT
 ⇒ Estoy encantado de que esté viviendo una nueva era dorada. ¡Porque con los temas house sí se puede bailar! 


“ME SIENTO ORGULLOSO DE FORMAR PARTE DE UN MOVIMIENTO QUE CONTRIBUYÓ A QUE A SITUACIÓN PARA LOS GAYS SEA TAN DISTINTA AHORA”


SHANGAY ⇒ ¿Qué se te pasó por la cabeza cuando te enteraste de que Madonna publicaba una canción titulada Ghost Town?
ADAM LAMBERT
 ⇒ Me descolocó por completo. Soy un gran fan de Madonna, crecí admirándola y me parece que es, junto a Michael Jackson, la artista que mejor sabe incorporar el sentido de espectáculo a su música y a sus vídeos. Mi canción la terminé en otoño pasado, y enseguida tuve claro que sería el primer single de mi nuevo disco. Empezamos a preparar el lanzamiento, y estando de vacaciones en México justo antes de Navidad, abrí iTunes y me encontré con que una de las primeras canciones de su disco que había lanzado era Ghost Town. “¡Aaaah! ¿Qué coño es esto?”, fue lo primero que dije [risas]. Menuda coincidencia, desde luego. Porque es un título que remite a un concepto muy concreto, que nos inspiró a los dos. Me parece una gran canción, y me encanta cómo suena su voz.

SHANGAY ⇒ Para más inri, cuando anunció que sería su segundo single de Rebel Heart, comprobaste que lo lanzaba casi a la vez que tú el tuyo, ¿no?
ADAM LAMBERT
 ⇒ Y otra vez me salió “¡¿Pero qué coño es esto?!” [risas]. Reconozco que me preocupé, porque no quería que la gente pensara que intento copiar a Madonna. Enseguida me relajé, porque nuestras canciones son muy distintas, y no creo que nadie llegue a plantearse que intento competir con ella. Al final me parece que es una coincidencia muy divertida, sin más. Estas cosas pasan continuamente.

SHANGAY ⇒ ¿Eres una persona competitiva? Teniendo en cuenta que te diste a conocer en American Idol, lo suyo sería pensar que sí.
ADAM LAMBERT
 ⇒ Un poco sí, creo que es bueno serlo. Es evidente que la industria musical se rige por números y posiciones en las listas, y es divertido prestar atención a todo eso de vez en cuando. Lo bueno es que no siento que tenga que estar compitiendo con nadie, me parece que compito en una liga aparte, no creo que haya nadie que haga nada parecido a lo mío. Hay espacio para todos; no entiendo por qué hay artistas que se dedican a ponerse verdes unos a otros, y sus fans se enzarzan en batallas virtuales. ¿De qué va eso? No lo pillo.

SHANGAY ⇒ Vuelves con una imagen más sobria, menos ambigua y, sobre todo, nada excesiva en comparación con tus inicios. ¿Cosas de la edad?
ADAM LAMBERT
 ⇒ Todo el mundo evoluciona, nuestros gustos van cambiando. Hace seis años me encantaba el rollo EMO, con el pelo planchado superliso… Y cuando era mucho más joven estaba muy metido en el rollo club kid; me ponía ropa imposible, muy llamativa, iba supermaquillado, era mi manera de expresarme a través de la moda. Estaba fascinado por Boy George, David Bowie y Marilyn Manson, me influyeron mucho. Esas etapas las he ido superando; ya no me apetece ir tan maquillado ni llamar la atención con lo que llevo puesto; sí, se me ha pasado la edad para eso.

¿A qué tipo de subidón se confiesa adicto hoy día? ¿Cómo reacciona cuando le etiquetan como ‘artista gay’? ¿Qué planes tiene para el Orgullo? Pasa página

SHANGAY ⇒ ¿Por qué hay tantos momentos agridulces, aunque los temas sean bailables, en The Original High?
ADAM LAMBERT ⇒ Porque para las letras me he inspirado en experiencias personales, con las que creo que cualquiera se puede identificar. La canción que da título al disco fue la primera que compusimos, y creo que transmite de un modo muy directo lo que muchos amigos, y yo mismo, estamos viviendo en este momento de nuestras vidas. No es que esté deprimido, o me sienta mal conmigo mismo, pero sí noto que me falta algo, estoy buscando algo que no sé bien qué es. Por eso siento que en los últimos tiempos estoy todo el tiempo dando vueltas sobre un mismo punto, en busca de sensaciones placenteras que ya he experimentado, a ver si así me siento mejor. Me he dado cuenta de que intentar revivir subidones pasados no es bueno, porque no te permite avanzar. De eso va este disco en general: he querido mirar hacia atrás para aprender de lo vivido y seguir adelante.

SHANGAY ⇒ ¿Sigues en busca de un nuevo subidón que te haga feliz?
ADAM LAMBERT
 ⇒ ¡Completamente! No me quejo en absoluto de mi estado, porque me considero todo un afortunado. Casi toda la veintena la disfruté viviendo en Los Ángeles, siendo anónimo. Pasé por momentos complicados, vivía en un pequeñísimo apartamento y trabajaba duro para pagar las facturas, pero experimenté cosas inolvidables siendo un joven gay abierto al amor, a las vicencias con los amigos, apasionado por el teatro… Cuando no me salían cosas como actor hacía de todo: trabajé en una tienda de ropa, en Starbucks…, lo normal. A los 27 todo cambió al entrar en American Idol, pero yo me esforcé por seguir siendo el mismo, siempre he procurado no perder la perspectiva.


“ME ENCANTARÍA VIVIR EL ORGULLO EN ESPAÑA”


SHANGAY ⇒ ¿Ha evolucionado mucho el modo en que los medios plantean tu homosexualidad?
ADAM LAMBERT
 ⇒ Muchísimo, sobre todo en Estados Unidos. He notado un cambio muy grande en los ultimos cinco años en ese sentido. Igual que veo un enorme cambio generacional en la forma en que se tratan los temas gays. Quienes pertenecen a una generación mayor a la mía tuvieron que luchar, dar la cara y agitar la bandera del arcoíris para que nosotros podamos disfrutar hoy de los derechos que tenemos. Los más jóvenes dan mucha menos importancia a su sexualidad a la hora de definirse, no tienen ese espíritu combativo de nuestros predecesores.

SHANGAY ⇒ ¿Estás orgulloso de haber salido públicamente del armario cuando iniciaste tu carrera musical?
ADAM LAMBERT
 ⇒ Absolutamente. Para mí resultó curioso tener que convertirlo en un gran anuncio público cuando empecé a ser popular, porque llevaba desde los dieciocho fuera del armario. Cuando llegué al programa no oculté en ningún momento que era gay, todo el mundo lo sabía, y por eso nunca se trató ese tema en American Idol, porque no era ningún secreto. Llegado el momento, sentí que no había otra opción posible, siempre he querido ser lo más honesto posible, y me sentí muy aliviado cuando me quité ese trámite de encima.

SHANGAY ⇒ ¿En qué notas principalmente que hemos evolucionado?
ADAM LAMBERT
 ⇒ En la cultura mainstream de Estados Unidos, hace seis o siete años, apenas había personas abiertamente gays, éramos muy pocos. Eso ha cambiado de una manera radical, y me siento muy orgulloso de formar parte de un movimiento que contribuyó a que la situación sea tan distinta ahora.


“QUIENES DEFINEN A LOS ARTISTAS EN BASE A SU RAZA O A SU SEXUALIDAD DEMUESTRAN SER UNOS IGNORANTES”


SHANGAY  ⇒ ¿Te molesta que te puedan meter en el saco de ‘artistas pop gay’ junto a Will Young o Sam Smith?
ADAM LAMBERT
 ⇒ Entiendo que resulta fácil hacerlo. Pero si te paras a pensar en los artistas que mencionas, es evidente que somos muy distintos unos de otros. Solo tenemos en común nuestra preferencia sexual, y no me parece que eso sea suficiente para agruparnos. Si a los artistas ya no se les define en función de su raza, tampoco debe hacerse en base a su sexualidad. ¿Acaso tiene sentido una categoría para artistas negros? Quienes siguen utilizando ese tipo de razonamientos demuestran ser unos ignorantes.

SHANGAY ⇒ ¿Participarás este año activamente en las celebraciones del Orgullo gay?
ADAM LAMBERT
 ⇒ Aún no tengo planes definidos, pero algo haré para celebrarlo, seguro. Que coincida con el inicio del verano es estupendo, así no tienes excusa para no ir al Orgullo, estés donde estés. ¿Sabes lo que me gustaría? Vivirlo en España. No he estado nunca ni en Madrid ni en Barcelona, ni he actuado nunca por allí. Todavía.

SHANGAY ⇒ Ni siquiera viniste con Queen en vuestra reciente gira europea… Desde luego, es todo un logro que hayas ejercido de sustituto del icónico Freddie Mercury y hayas sobrevivido en el intento, porque te podían haber crucificado por tu atrevimiento…
ADAM LAMBERT 
⇒ [Risas] Tuve muy presente esa posibilidad cuando me ofrecieron salir de gira con ellos. Es evidente que Freddie Mercury es un artista único, increíble e inimitable: un dios. Pero desde los primeros conciertos la respuesta del público fue increíble, y sentí que de esa manera se daban por buenos mis esfuerzos.

SHANGAY ⇒ Estar tan directamente expuesto a los clásicos de Queen, ¿ha tenido alguna influencia en tu estilo?
ADAM LAMBERT
 ⇒ No en este disco, en el que buscaba un sonido lo más contemporáneo posible. Cantar esos grandes clásicos del rock y rememorar a Freddie Mercury en grandes estadios ha sido increíble. En cada concierto pensaba que una gran canción es una gran canción sin más, da igual el género al que pertenezca, o en qué año se compuso: si te emociona, eso es lo importante.


EL ÁLBUM THE ORIGINAL HIGH SALE A LA VENTA EL 16 DE JUNIO EDITADO POR WARNER MUSIC.

Siguiente artículo
x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.