24/05/2018

Nada de Orgullo gay que perjudica el tráfico

4 junio, 2015
2
Léetelo en 2 minutos

“La gente quiere que se celebre el desfile, así que no tenemos otra opción que hacerlo, no importa lo que ocurra”. Con estas, palabras, Candy Kim, una de las organizadoras del Korea Queer Cultural Festival (nombre técnico del Orgullo gay de Seúl), zanja la polémica o abre la caja de los truenos, según se mire.

Tras quince ediciones consecutivas, el desfile era desautorizado por la policía, por no obtener los permisos oportunos. Y como barata excusa, aludían “inconvenientes para el tráfico de viandantes y vehículos”. La manifestación por los derechos LGTB está organizada para el próximo 28 de junio, con la plaza de Seúl como punto de partida, y así seguirá siendo. Entre las actividades autorizadas se encuentran todo tipo de fiestas y eventos culturales, por lo que no se le encuentra el sentido a que sea el desfile el mayor de los problemas.

Ahí es donde surge la gran sospecha. Tal como denuncia el grupo activista Human Rights Watch, detrás de todo el maremágnum habría grupos hómofobos conservadores intentado torpedear el acto, a través de la convocatoria de protetas para ese mismo día, con la posibilidad de cruzar sus caminos. “Nadie sabe lo que puede pasar, porque están locos. En todo caso, trataremos de ignorarlos y de proteger a nuestra gente sin usar la violencia”, explica Kim. Quedarse de brazos cruzados no es una opción.

A ello hemos de añadir que el festival congregó en 2014 a 20.000 asistentes, por lo que la ciudad también sufriría daños económicos importantes. Habrá que estar atentos a lo que ocurre el próximo 28 de junio. Mientras no tenga las mismas consecuencias que el Pride de Moscú, todo irá bien.

Siguiente artículo
x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.