02/04/2020

Se acabó el drama de esta pareja gay y sus hijos

21 julio, 2015
Léetelo en 2 minutos

Se acabó el calvario. Luis y José son un matrimonio español que viajó hasta Tabasco para obtener descendencia a través de la técnicamente denominada gestación por subrogación. Ilegal en España, sí está autorizada en ese estado de México, no así en el resto del país.

Y ahí es donde surgió el conflicto. La Secretaría de Relaciones de Exteriores mexicana (SRE), que no entiende de distinción de leyes por regiones, no dio validez al proceso de vientre de alquiler y, por tanto, no autorizó la salida del país a la pareja con sus hijos. Mientras, la representación española solo podía ofrecer “buenas palabras”, tal y como cuentan los protagonistas para El País. En España existe la posibilidad de que si el país de origen emite una sentencia asegurando que los padres son una pareja oficial (ya sea homosexual o heterosexual), pueden ser registrados. De no ser así, en los papeles debe figurar una madre, algo a lo que se niegan Luis y José, ya que “los padres somos nosotros y no vamos a mentir”.

Los niños nacieron el pasado 6 de enero tras un proceso que se eleva hasta los 68.000 dólares en México. Fueron registrados en Tabasco sin ningún problema, pero al toparse con delegación de la SRE en la capital, comenzaron las trabas: “¿Dónde está la madre?”, fue la primera pregunta a la que tuvieron que responder. La decisión se mantuvo en el limbo en el limbo todos estos meses y la pareja tuvo que refugiarse en una casa de la Asociación mexicana Ayudando a Crear Familias en Cancún. Ellos solo querían criar a sus hijos en paz.

Además, desde Shangay establecimos contacto con Luis en su momento, y nos explicó el sinsentido que estaban viviendo y para el que reclamaban ayuda:

“Nuestro proceso de subrogación es absolutamente transparente y tenemos toda la documentación que exige la ley –y más– para la emisión de un pasaporte mexicano, pero no nos lo dan, nos ponen objeciones y no nos dan ninguna explicación… Estamos en una situación muy extraña, y sabemos de más gente en la misma situación, con la vida parada sin poder volver a su país, su trabajo, y siguiendo aquí, en México, pagando la estancia en hoteles, y sin saber hasta cuándo ni por qué”.

Afortunadamente, toda esta situación ya es pasado. La pareja pudo volver a España el 28 de junio, y puestos a esperar, no se nos ocurre un día más feliz como es el del Orgullo para volver a casa. Todo ha terminado y ahora podrán empezar de cero y olvidar lo ocurrido. Bienvenidos.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.