17/09/2019

¿Pérdida de erección? El condón no es el culpable

26 agosto, 2015
Léetelo en 5 minutos

Son muchos los que achacan a los condones una pérdida de sensibilidad e incomodidad que, como resultado, les hace perder su erección. Hemos oído un millón de veces eso de “el preservativo me corta el rollo”. Y es que, para algunos, la simple idea de ponérselo o el tiempo que les lleva es causa suficiente para que su miembro se venga abajo.

Según un estudio de la doctora Cynthia Graham que ha sido publicado en la revista Journal of Sexual Medicine este mes, no son exactamente los preservativos los que nos hacen perder nuestra erección. Asegura que la reducción de sensibilidad de los profilácticos es tan mínima que no resulta perceptible.

El estudio fue realizado a 500 hombres de entre 18-24 años, a los que se les pidió que expresaran sus sensaciones con los condones. El 38% de los participantes afirmó que no tenía problemas de erección durante sus relaciones sexuales con condón, mientras que el 62% acusó menor sensibilidad y problemas para alcanzar una erección plena.

La doctora Graham analizó estos problemas a fondo y llegó a la conclusión de que la causa es el mal uso de estos y no los preservativos en sí mismos. “Los problemas de erección asociados al uso del condón son un tema muy poco investigado. La evidencia en mis entrevistas e investigaciones sugiere, sin embargo, que los condones pueden influir en la sensibilidad y erección del hombre si estos no se usan correctamente desde el principio de las relaciones sexuales. La mayor parte de los hombres no se lo coloca correctamente y utiliza una técnica que estrangula el pene, provocando su pérdida de erección así como una notoria incomodidad durante las prácticas sexuales”.

Graham, psicóloga especialista en salud y reproducción sexual, asegura que todos los indicios apuntan más a problemas psicológicos derivados de un mal uso del preservativo en la adolescencia y vida adulta, que los que se le puedan atribuir al propio condón como herramienta de profilaxis.

De este modo, los hombres que hayan experimentado molestias en sus primeras relaciones sexuales a causa del uso de preservativo estigmatizarán a este como el culpable de sus pérdidas de erección o molestias durante las prácticas sexuales. Algo que se asentará en su mente, relacionando el condón con malas experiencias y relaciones sexuales infructuosas y que provocará la pérdida de erección en el individuo incluso antes de ponérselo.

Por tanto, responde más a procesos mentales, a prejuicios construidos a través de experiencias anteriores negativas. “Los hombres que experimentaron pérdidas de la erección cuando utilizaron preservativos en sus primeras relaciones sexuales podrían preocuparse en exceso de la dificultad de alcanzar erecciones en sus futuros encuentros, algo que pueden atribuir al condón, como un culpable externo al individuo”.

El estudio y entrevistas demostraron que los sujetos no saben ponerse el condón adecuadamente, colocando el preservativo de manera que estrangula el pene y desfavorece la irrigación sanguínea durante la erección. En consecuencia, la mayor parte de los hombres comenzaba a perder su erección pasados los 60 segundos.

Los investigadores también descubrieron que más de un tercio de los participantes nunca había recibido instrucciones profesionales sobre cómo colocar un condón, y que más del 80% lo hacía de manera errónea.

Su conclusión: que las escuelas necesitan mejorar en materia de educación sexual, no solo hablando de ITS, sexualidad, orientación sexual, identidad de género, relaciones sexuales, embarazo, familia, etc. También el correcto uso de los métodos profilácticos, entre ellos, las instrucciones para colocarse un preservativo.

Para los que no conocen aún la metodología, te hacemos un breve repaso…

CÓMO PONERSE UN PRESERVATIVO CORRECTAMENTE

1. Abre la envoltura del condón utilizando los bordes con la ranura, por uno de los laterales. No uses ni tijeras, ni los dientes (podrías dañar el condón). Estos bordes están en zig-zag y están diseñados para rasgarse rápida y fácilmente.

2. Determina cómo está enrollado el condón. Es decir, por qué lado debes colocártelo para desenrollarlo, antes de intentarlo.

Si no eres capaz de distinguirlo con la vista, prueba a tocarlo, colocando un dedo en el deposito (punta del preservativo) e intentando desenrollarlo. Así comprobaremos si estamos en el lado correcto o no.

3. Una vez conocemos la dirección de desenrollado, recuerda que la punta del depósito va hacia arriba.

Otro factor importante es que tu pene se encuentre en un estado de erección plena tendrás problemas para ponértelo. Si no está al 100% erecto, mejor espera a que la erección alcance su plenitud.

4. Tras estas comprobaciones, que no te llevarán más de unos segundos, procedemos a colocar el preservativo. Colocamos el preservativo, aún enrollado, en la punta del pene.

Puedes abrirlo un poco para colocarlo, ajustando el tamaño del preservativo al pene que tengamos –para eso se hicieron flexibles–. Queremos ponernos un preservativo, no hacernos una isquemia, es decir, no hace falta que estrangulemos nuestro miembro impidiendo que circule la sangre, debes sentirte cómodo con él puesto, sin una sensación de estar apretado o que produzca dolor.

Una vez abierto con los dedos, y ajustado a un tamaño mayor, ahora sí, colocamos el preservativo en la punta del pene y apretamos el deposito (punta del preservativo) para crear un vacío que ocupará nuestra eyaculación.

5. Comenzamos a desenrollar el preservativo a lo largo del tronco del pene hasta llegar a la base.

En este momento, debemos juzgar si nos hemos colocado bien el preservativo. Como hace mención la investigación, una mala colocación, demasiado apretada, podría dar lugar a molestias y la perdida de la erección. Si te aprieta demasiado, mejor que lo retires y vuelvas a colocarte otro condón (nunca el mismo). Esta vez atendiendo a abrirlo más.

Si aún tienes dudas, te recomendamos que sigas las instrucciones que da paso a paso y de manera explícita el actor porno Tony Duque en un vídeo de educación sexual contra el VIH.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.