18/04/2021 onunla daha iyi ve sıkı partiler geçirerek sikiş gecelere akan beyaz tenli kız geceleri erkek bularak porno ikisi de başka otellere gidip seks yapmaktadırlar porno indir gittiği mekanda olduğunu bildiren bir program sayesinde bakıştığı brazzers porno kızı bulan adam onu ekleyerek derin ve uzun sikiş bir sohbetin ardından onun 18 yaşında çıtır bir azgın hd porno video kız olduğunu anlar kendisinden baya küçük yaşta olmasına rağmen çok sikiş seksi ve yetişkin olan azgınye buluşma teklifi eder sikiş birkaç kez buluştuktan sonra sevgili olurlar porno ve onu gündüzleri sürekli boş olan evine sex video çağırır 18 yaşındaki azgın kızı eve atan anal sex izle adam azgınlıktan fena halde kudurmuş

A la cárcel por chantajear a un hombre en Grindr

27 agosto, 2015
Léetelo en 2 minutos

La pareja de hombres había conocido al extorsionado a través de la conocida apps de contactos gay Grindr. Después de haber mantenido varias citas y relaciones sexuales con el sujeto, el cual estaba casado con una mujer y dentro del armario, comenzaron a amenazar a este con hacer públicas varias fotografías de los encuentros y los mensajes de texto.

Los chantajistas, Daniel Edwards, de 29 años, y Kristofer Wagner, de 30 años, admitieron haber extorsionado al hombre para que les pagara 1.500 libras, aunque en principio le pidieron 2.000. Cantidad que llegaron a recibir en un encuentro con la víctima, que tras entregarles el dinero decidió llamar a la policía.

La policía británica detuvo a la pareja, que fue puesta a disposición judicial. La jueza Maria Lamb condenó a Edwards a 2 años y 10 meses de cárcel por ser el principal autor del delito, y a Wagner, a 1 año y 8 meses por ser el cómplice.

La jueza reconoció que Edwards había sido diagnosticado con un trastorno de la personalidad por un tribunal médico y que esto podría eximirle o atenuar la pena.

Tras la sentencia, Kate Lewis, el Fiscal encargado del caso, expresó su opinión sobre la condena: “Este caso demuestra que la homofobia puede existir incluso en una situación en la que menos se espera”, haciendo referencia a la homofobia dentro del propio colectivo LGTB.

“Los acusados ​​han entendido la crueldad de la situación a la que sometieron a su víctima y que la extorsión supone un delito muy grave”.

“No hay duda de que Daniel Edwards eligió específicamente a su víctima, asegurándose de que era un hombre casado (al que pregunto antes de quedar con él), manteniendo relaciones sexuales con él y su pareja y tomando fotos como pruebas para poder utilizar en el chantaje, haciendo capturas de conversaciones. Indicios de que se trataba de un chantaje premeditado y estudiado, y no de una situación esporádica, posterior a los encuentros”.

“La justicia decidió  tratar el caso como un crimen de odio homofóbico, pese a que los acusados también fueran gays. Un agravante necesario porque Edwards amenazó con hacer pública la sexualidad de su víctima si este se negaba a pagar la suma de dinero exigido”.

Este caso nos recuerda que la homofobia y la intolerancia también se encuentran dentro de nuestras propias filas. Un nuevo caso que nos advierte de la precaución y el peligro que suponen las apps gays de contactos

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.