22/07/2018

Vuelven los calentadores de pene croatas

3 septiembre, 2015
326
Léetelo en 3 minutos

Al parecer, el motivo de la existencia de estos calentadores en la tradición croata no era otro que mantener los bajos calientes, a fin de aumentar la fertilidad del portador. Ha de tenerse en cuenta el clima de Croacia y los medios para calentarse que se tenían en épocas pretéritas… Lo cierto es que a ningún varón le gustaba ver menguar sus atributos por el frío, convirtiendo esta prenda en uno de sus complementos diarios.

Estos calienta-penes, a modo de colchones y con forma de falo, poseían una cremallera o abotonado para poder orinar, sin necesidad de quitárselo. En la imagen superior podemos ver un ejemplo de cómo eran. Se trata de una instantánea de un club de rugby que se ofreció a experimentar con estos calentadores de antaño.

Esta moda vuelve a crear tendencia. He aquí algunos ejemplos de calentadores modernos que pretenden arrasar en el mercado. Como los de la diseñadora Radmila Kus, que los hace por encargo. La medida que usa va desde la punta del dedo medio hasta el final de la palma, eso o dejarse tomar las medidas cuando te encuentras en tu estado más alto.

En realidad, los calentadores de partes nobles eran una pieza tradicional en toda Europa. Pero sobre todo en Croacia, donde los nobles las usaban para sus largos paseos a caballo, y los pastores para protegerse de los fríos días de invierno. Eran especialmente populares en la remota región montañosa de Mrkopalj, donde las esposas tejían con amor estos protectores térmicos para no ver reducida la virilidad de sus maridos.

En aquella época, se temía que el frío y el encogimiento de nuestros genitales podían ser motivo de infertilidad masculina. Un Quid pro quo: tú vas caliente y luego me calientas a mí.

Ahora la moda vuelve y pretende crear tendencia. Nuevos calentadores, más originales, cómodos y coloridos. Tejidos en lana de oveja y con un tamaño más adaptado a la ropa cotidiana.

Un complemento que aún tiene su por qué en un clima tan frío como el croata, donde se conoce la llamada gripe del pene, cuando tu miembro se ve reducido a su mínima expresión.

La croata Radmila Kus cada vez tiene más demanda, por lo que ha empezado a comercializar su línea de calentadores de pene a nivel nacional e internacional. Según afirma, tiene un montón de trabajo que le viene de la cercana Italia, también de turistas que se los piden con los colores de la bandera como souvenir de sus vacaciones en Croacia.

Una prenda que nos recuerda al veraniego saco-tanga: el bañador más minimalista del verano.

Ya lo dice el refrán: “ande yo caliente, ríase la gente”.

Para ver más modelos de calienta-penes de Kus, pasa página

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que acepta su uso. Más información en la información sobre cookies.

 

Cerrar
x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.