22/07/2018

Ser gay no es una enfermedad, la homofobia sí

14 septiembre, 2015
39
Léetelo en 2 minutos

La investigación ha sido llevada a cabo por un equipo de científicos italianos, que aseguran que “existe una asociación notable entre los aspectos disfuncionales de la personalidad y las actitudes homofóbicas”. Estos elementos, que predispondrían para la aversión contra los homosexuales, serían: el psicoticismo (un rasgo de la personalidad vinculado a delirios, aislamiento, hostilidad e ira) y los mecanismos de defensa inmaduros (como pensar que si apoyas la homosexualidad también podrías ser homosexual).

El estudio determinó que los hombres tienden a ser más homófobos que las mujeres, debido en parte al falso miedo de relacionar homosexualidad y falta de masculinidad, temiendo que si alguien es señalado como gay es porque tiene rasgos poco masculinos, un estúpido prejuicio que cae por sí solo cuando conoces la amplia variedad dentro del colectivo gay masculino.

Este tipo de prejuicios o mecanismos de defensa inmaduros, junto a características personales como la defensa neurótica y la depresión, pueden acentuar la homofobia como una patología en algunas personas.

“La homofobia es un fenómeno descrito extensamente de diversos puntos de vista socioculturales, pero las características intrapsíquicas o patológicas de la personalidad no se han explorado exhaustivamente”, explicó Emmanuele A. Jannini, director del departamento de sexología de la Universidad dell’Aquila, uno de los autores de la investigación en un comunicado de prensa. “Después de discutir durante siglos si la homosexualidad se considera una enfermedad, por primera vez hemos demostrado que la verdadera enfermedad que se cura es la homofobia, asociada con psicopatologías potencialmente graves”.

“Hasta donde sabemos, este es el primer estudio que evalúa tanto el perfil psicológico y psicopatológico que podría tener un rol predictivo en el desarrollo de la homofobia”, destacó Jannini.“Nuestro estudio sigue un asunto controversial en cuanto a considerar la homofobia como un posible desorden mental y eso también discute las posibles implicaciones clínicas que cruzan inevitablemente al área de la psiquiatría epistemológica”.

“Por lo tanto, conocer y evaluar la relación entre la psicopatología y la homofobia es un reto fundamental para prevenir el estigma hacia la homosexualidad”. Esto demuestra que la homofobia podría prevenirse con una buena educación tolerante que evitase estos prejuicios y mecanismos de defensa inmaduros. Algo que ya discutíamos en este artículo: Cómo evitar el bullying homófobo en la escuela.

Siguiente artículo

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que acepta su uso. Más información en la información sobre cookies.

 

Cerrar
x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.