20/07/2018

¿Qué pasó ayer en ‘Adán y Eva’?

29 octubre, 2015
42

“Coño, IronMan, estás fuertote, ¿eh?”. Con esta bienvenida se presentaba Ricardo, puro músculo de Laganés, dispuesto a arrasar todo lo que se le pusiera por delante. Mientras, Maulyo, que de no conseguir erigirse en Adán seguro se conformaba con ser el Príncipe de Bel-Air, andaba al acecho. Johana, argentina, aguardaba impaciente… Que empiece la conquista.

Cada uno a su estilo. Mientras uno rapeaba y contaba chistes sin sentido, el otro embadurnaba a la protagonista con crema blanca. El motivo, un amor por la cultura samurái sin límites y un arte para crear geishas sin precedentes. El esperpento estaba servido.

Un momento, porque hay algo que deben saber. Ricardo y Johana son vecinos en el sur de Madrid, y se conocieron hace un año en un concierto. ¿Destino inducido? Cuando menos, curioso. Un masaje tántrico para aplacar tensiones y el comentario del capítulo: “Esto es una señal, porque es más probable que te caiga un rayo dos veces”. Ricardo el ilustrado lo tiene todo bien atado. 

Llegados a este punto de no retorno, se suceden los besos. Eso sí, Maulyo deja claro que a Ricardo se lo da sin problema, “pero en los morros no se lo voy a dar en la santa vida”. No hará falta que despliegue sus encantos mucho más tiempo, lo que el paraíso ha unido, no podrá separarlo Leganés. Al menos, de momento.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que acepta su uso. Más información en la información sobre cookies.

 

Cerrar
x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.