16/10/2019

Texas: “Un fan es un fan, sea gay o hetero”

16 noviembre, 2015

SHANGAY ⇒ ¿Qué tal te ha sentado la reactivación de Texas?
SHARLEEN SPITERI
⇒ De maravilla. Aunque tuviéramos un parón grande [Red Book lo editaron en 2005], para mí Texas se ha mantenido vivo todo este tiempo. Es una parte importantísima de mi vida, un sueño hecho realidad y el mejor trabajo posible. Jamás me plantearía abandonar Texas; ni siquiera cuando me he cogido grandes mosqueos he sido capaz de mandar el grupo a la mierda.

SHANGAY ⇒ ¿Te preocupa que vuestros nuevos discos no tengan el impacto comercial de otros?
SHARLEEN SPITERI
⇒ Eso es algo que nunca me ha importado. Obviamente, agradezco que nuestros discos se vendieran tan bien en el pasado, gracias a eso hemos podido tener una carrera continuada durante tantos años. Ahora ni me planteo la posibilidad de vender millones y millones; eso ya lo experimentamos.  Por suerte, seguimos contando con el apoyo de nuestros seguidores más fieles, nos lo están demostrando ya y se agradece enormemente saber que siguen ahí.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo llevas volver a cantar en los escenarios temas como I Don’t Want a Lover?
SHARLEEN SPITERI
⇒ Me encanta, porque es mi parte de mi ADN. Esa en concreto la escribimos con 17 años, y aquí estoy, con 47 y cantándola con la misma pasión y emoción que entonces. A veces miro hacia atrás y me admira comprobar las cosas que componía; me alegra que las ideas que plasmé en mis primeras letras sigan siendo las mismas que defiendo ahora. Aunque en directo transformamos algunos temas de siempre, le hemos dado una vuelta a los arreglos… Como músicos sí que somos mejores que en nuestros inicios.

SHANGAY ⇒ ¿Cuándo tuvisteis claro que era hora de grabar un nuevo disco?
SHARLEEN SPITERI
⇒ Cuando volvimos a dar conciertos en 2011. La reacción de la gente fue tan increíble que pensamos que no podíamos limitarnos a tocar las canciones de siempre, necesitábamos algunas nuevas.

SHANGAY ⇒ En el reciente The Conversation hacíais honor a vuestro nombre y sonábais más americanos que nunca.
SHARLEEN SPITERI
⇒ Porque combinamos elementos de country, blues y soul. Hay quien me ha dicho que en algunos momentos le recordamos a Elvis; también hay quien dice que no podemos negar la influencia de Bruce Springsteen. Me lo imagino cantando Detroit City, por ejemplo. También hemos querido incorporar influencias como las de Patti Smith, Roy Orbison, Ike & Tina Turner… Queríamos hacer un disco lo más crudo posible en donde lo importante fuesen las canciones.


«A ESTAS ALTURAS ME IMPORTA UNA MIERDA SI LA GENTE ME RESPETA O NO»


SHANGAY ⇒ ¿Sigue siendo complicado para una mujer como tú hacerse respetar en la industria musical?
SHARLEEN SPITER
I ⇒ A estas alturas me importa una mierda si la gente me respeta o no. Solo me interesa ser respetada por mi familia y amigos, la gente cercana a la que quiero. Cualquier otra persona está en su derecho de no tragarme, aunque probablemente a mí tampoco me interesen ellos. No necesito que me peloteen ni que me estén diciendo todo el rato que soy maravillosa. También hay personas a las que no les caigo bien pero que me respetan: esa actitud me parece muy sana.

SHANGAY ⇒ De lo que no cabe duda es de que tienes carácter…
SHARLEEN SPITERI
⇒ Nunca me he cortado a la hora de expresar mis opiniones. Aunque me educaron para, en ocasiones, saber recurrir a la ironía y no quedar como una hija de puta, y eso lo hago a menudo. Si tengo que soltar una bordería procuro disfrazarla con una sonrisa.

SHANGAY ⇒ Resulta llamativo que en tu página de Wikipedia aparezca como dato relevante que te siguen muchas lesbianas.
SHARLEEN SPITERI
⇒ ¿No te parece un comentario un poco racista? ¿Acaso son distintas del resto? Un fan es un fan, me parece ridículo diferenciarlos por sus gustos sexuales. Desde nuestros inicios hemos tenido muchísimos seguidores homosexuales, sí, pero no los considero diferentes, eso no tiene ningún sentido. Si han estado siempre ahí quiero pensar que es porque valoran que somos un grupo que siempre ha marcado sus propias reglas, y que tomamos nuestras decisiones en función de lo que nos pide el cuerpo, no de lo que nos dicen que debemos hacer.

¿Por qué le gusta a Sharleen apostar por looks andróginos? ¿Qué mujeres son iconos estéticos para ella? Pasa página

SHANGAY ⇒ Cuando grabaste Melody podrías haber seguido utilizando el nombre de Texas si hubieras querido, pero no lo hiciste. ¿Cuestión de integridad?
SHARLEEN SPITERI
⇒ Era lo suyo. En aquel momento estábamos trabajando en un nuevo disco de Texas, pero las circunstancias me impulsaron a grabar un disco propio. Acababa de romper con mi pareja [el periodista Ashley Heath] y la noticia fue pasto de los medios. De repente, por primera vez se hablaba de mi vida personal, no de mi música, y yo lo último que quería era convertirme en una de esas celebridades. Sufrí mucho por mi hija, por mis padres…, y me salió la vena protectora; habría matado a quien se hubiera atrevido a molestarles por una cuestión que ni les iba ni les venía. En ese momento dejó de interesarme el disco de Texas, tenía cosas más importantes de las que ocuparme.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo reaccionó el resto del grupo?
SHARLEEN SPITERI
⇒ Lo entendieron perfectamente, son como hermanos, harían cualquier cosa por protegerme. Les expliqué que en ese momento necesitaba desahogarme sola; de pronto tenía todo un disco en la cabeza que debía grabar. Pero debía ser mío, no de Texas.

SHANGAY ⇒ Pues para estar tan guerrera, apostaste por mostrarte más femenina que nunca en la portada…
SHARLEEN SPITERI
⇒ Me sentía muy distinta. Necesitaba autorreafirmarme como mujer. Me había quedado sola, con una hija, y decidí recurrir a esa femineidad en busca de una mayor seguridad. Siempre he trabajado con grandes fotógrafos, y en otras ocasiones me gusta apostar por un look andrógino. Todo depende del día que tenga. Un día me dice mi novio que vayamos a cenar fuera y me pongo vestidazo y tacones. Pero en otras ocasiones me pongo un traje masculino. Me gusta jugar con el elemento sorpresa, nunca se sabe cómo voy a salir de casa. Entre mis iconos estéticos siempre han estado tanto Steve McQueen y Katharine Hepburn como Lauren Hutton y Catherine Deneuve, y eso se tiene que notar. Quizá sea algo esquizofrénica…

«UN FAN ES UN FAN, ME PARECE RIDÍCULO DIFERENCIARLOS POR SUS GUSTOS SEXUALES»


SHANGAY ⇒ ¿Por qué prolongaste esa carrera en solitario con el disco de versiones The Melody Songbook
SHARLEEN SPITERI
⇒ Porque me llamó Phil Ramone, el legendario productor que falleció recientemente, para proponérmelo. No podía decirle que no a alguien que ha trabajado con Frank Sinatra o Barbra Streisand. Así que de nuevo tuve que hablar con mis chicos. Como a Texas la música de cine nos ha influido mucho, entendieron que no me pudiera resistir a grabar un disco con clásicos del cine. Ellos nunca habrían querido tocar esas canciones, así que no pusieron pegas. Y yo pude sentirme por una vez como una gran diva, grabando en Capitol Studios.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo reaccionaste al enterarte de que Ally McErlaine, vuestro guitarrista, tenía un aneurisma cerebral, diagnosticado meses antes de ese segundo disco tuyo?
SHARLEEN SPITERI
⇒ En ese momento no piensas en que la vuelta de Texas se puede retrasar sine die, sino que dices ‘¡Mierda, mi amigo!’. Una vez lo asimilamos, vimos que igual ya nunca volvíamos a grabar, porque Ally estaba al borde de la muerte. Y cuando empezó a mejorar pensamos que preferiría retirarse y vivir en calma. Pero no, fue él quien propuso que hiciéramos una nueva gira hace dos años. Por eso estamos aquí ahora.


EL ÁLBUM 25 ESTÁ EDITADO POR PIAS IBERIA. TEXAS ACTÚAN EL 17 DE NOVIEMBRE EN MADRID (PALACIO VISTALEGRE) Y EL 18 DE NOVIEMBRE, EN BARCELONA (RAZZMATAZZ).

Siguiente artículo
x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.