21/08/2018

Ángela Ponce: “Siempre me he sentido una mujer”

15 diciembre, 2015
263
Léetelo en 8 minutos

Destaca por su proeza y valentía, pero desprende naturalidad. Ángela Ponce fue la representante de Cádiz en Miss World Spain 2015, lo que le convirtió en la primera mujer transexual española en participar en un certamen de belleza. Ahora, mientras mira de reojo a Andreja Pejic, ayuda a niños y adolescentes trans con problemas para desarrollar su identidad sin ser discriminados gracias a la Fundación Daniela. Esta es su historia. 

SHANGAY ⇒ ¿Cómo se siente una sabiendo que ha hecho historia en el mundo de la moda en es España al ser la primera mujer transexual en participar en un certamen de belleza?

Ángela Ponce ⇒Tiene mucho significado para mí, es un orgullo porque también fue algo de casualidad. Me presenté porque lo vi como un grupo al que pertenezco de modelos, me mandaron la información y justo aparecía que era hasta los 24 años. Quería presentarme por vivir la experiencia  y por decir algún día que yo viví un certamen de belleza.

SHANGAY ⇒ ¿Se trataba de uno de tus objetivos?

Ángela Ponce ⇒ Para nada, yo me presenté para disfrutarlo y conforme fue pasando fui viéndome cada vez más fuerte hasta que terminé con la corona de Miss World Cádiz sin darme cuenta. Justo en un momento de la gala donde me quedé bloqueada y ahí ya sí fue cuando no me lo podía creer.


“No necesito una corona para sentirme ganadora, la mía persona ya la tengo desde hace mucho tiempo”


SHANGAY ⇒ ¿Te ha cambiado la vida desde que empezaste a acaparar la atención de los focos?

Ángela Ponce ⇒ Te cambia, mucho. Tienes mas pendiente de ti a los medios, se documentan sobre tu vida… Y además mi historia también es un poco diferente, se trata de la transexualidad desde un lado más positivo del que conocemos. Llama mucho la atención el hecho de ser la primera de cara a la prensa y también para mi entorno, que está como loco. Ir por la calle, notar que te conocen, te miran, te pide fotos, autógrafos, es algo muy grande, muy bonito.

SHANGAY ⇒ Por lo que veo empiezas a “sufrir” muy de cerca el “fenómeno fan”…

Ángela Ponce ⇒ Sobre todo los niños o madres porque les encanto a sus hijas. Saber que le gustas tanto a la gente es muy bueno. Recibo muchos mensajes de chicos y chicas trans agradeciéndome lo que estoy haciendo por todos ellos y es muy bonito que te digan que sienten orgullo de ti y que quieren ser como tú.

SHANGAY ⇒ Fuiste la ganadora moral del certamen, pero no estuviste entre las diez finalistas. ¿Queda un sabor amargo por ello?

Ángela Ponce ⇒ Algo se te queda pero yo lo llevo bien. Me podía más el hecho de ir por la calle y que se se escuchara Cádiz, Cádiz… Yo veía que todo el mundo me coreaba, me conocía. En el auditorio también todo el rato. Me quedo con que todos estaban contentos conmigo. EL jurado al fin y al cabo busca un perfil y por muy buena que tú seas si no eres de ese perfil… Preparadas estábamos todas, con las mismas posibilidades y mi sensación es que la ganadora moral fui yo. No necesito una corona para sentirme ganadora, la mía persona ya la tengo desde hace mucho tiempo.

SHANGAY ⇒ Todo el mundo gritaba “Cádiz”, ¡pero tú eres sevillana!

Ángela Ponce ⇒ Yo soy un poco de todas partes. Soy de Sevilla, de un pueblo que de hecho, es el último antes de llegar a Huelva, también he vivido mucho tiempo en Málaga… Lo que pasa es que veraneo en Cádiz, y es muy curioso porque cuando me enteré del certamen y los castings me presenté en Cádiz, puesto que Sevilla ya tenía seleccionada a la chica que iba a ir y para el año siguiente me pasaba de edad.

SHANGAY ⇒ ¿Sufriste algún tipo de episodio de discrminación por parte de alguno de los agentes de Miss World Spain por el hecho de ser transexual?

Ángela Ponce ⇒ En el certamen no, era una mas para lo bueno y para lo malo en todo momento. Sí que es verdad que he sido la más popular, la que más buscaban las cámaras, pero tampoco he visto por parte de mis compañeras nada malo.

SHANGAY ⇒ Te hemos llegado a escuchar que incluso has conseguido cambiar la imagen de la transexualidad que tenían tus compañeras…

Ángela Ponce ⇒ Hacíamos vida juntas, nos fuimos soltando, me preguntaban y yo no tengo ningún problema en hablar de ello porque creo que lo contrario de la vergüenza es el orgullo. Les contaba mis experiencias y me decían: “Es muy fuerte porque antes de conocerte a ti yo tenia otra visión de la transexualidad”. Y salir en un certamen como Miss World Spain es también muy positivo como referente, siempre he pensado que en el mundo de las mujeres trans los necesitamos, saber que podemos ser bellas y exitosas. Lo que nunca me imaginé es que iba a ser yo.

¿Cómo ha sido la infancia y adolescencia de Ángela?¿Qué se trae entre manos con la Fundación Daniela? Pasa página.

SHANGAY ⇒ Háblanos un poco de tu infancia, ¿lo pasaste mal en el colegio?

Ángela Ponce ⇒ Ahí un poco sí. Yo he llevado una vida muy normalizada porque he tenido el apoyo de mi familia y de mis amigos y eso ha hecho que no sea tan traumático. Pero claro, cuando eres pequeña y estás en un colegio, como falta tanta información… Siempre está el típico gracioso que suelta un “maricón” y los demás, pues se reían. Pero yo nunca he necesitado que nadie apostara por mí, sabía quién era y a dónde podía llegar. A día de hoy todos esos chicos que en su día se metían conmigo hoy me dicen que sienten orgullo. No lo he pasado tan mal, nunca me han dado una paliza ni tampoco bullying, solo momentos muy puntuales.

SHANGAY ⇒ ¿Algún recuerdo que quieras borrar para siempre?

Ángela Ponce ⇒ Solo he sufrido discriminacinó una vez, fue increíble y me hundieron. Fui a Sevilla a una clínica estética que me habían recomendado para hacerme un aumento de pecho. Me estaban tratando muy bien y justo cuando me preguntaron si estaba haciendo algún tratamiento y dije que sí por mi proceso hormonal. El médico me preguntó que si se trataba de un tema de regulación, le dije que era transexual. Entonces, levantó la cabeza, dejó de escribir, volvió a mirar el informe, tiró el bolígrafo y me soltó: “lo siento pero no te voy a operar, te invito a que te vayas”. Con mi padre y mi madre delante, imagínate nuestras caras… No supimos reaccionar, nos levantamos y nos fuimos. Luego pasé toda la noche llorando…

SHANGAY ⇒ ¿Cuándo se da cuenta Ángela Ponce de que es mujer y su cuerpo no corresponde con su identidad?

Ángela Ponce ⇒ Desde que nací ya era una chica y siempre me he sentido así. Me ponía los vestidos de mi madre, no tenía problema. Me compraban muñecas, solo tenía el problema de la falta de información.  Yo era feliz, incluso hice la comunión vestida de almirante con mi media melena, y no pasó nada. Más adelante descubrí qué era la transexualidad y ahí fue cuando me puse manos a la obra. También he tenido siempre la ventaja de ser muy femenina, solo llegaron los problemas con el desarrollo, pues el tiempo jugaba en mi contra y no puedes pararlo.

SHANGAY ⇒ Sabemos que colaboras activamente con la Fundación Daniela, tal vez la asociación más importante si hablamos de apoyo al mundo trans. ¿Qué haces allí y cómo surgió el binomio?

Ángela Ponce ⇒ Estoy muy contenta con ellos porque yo nunca había vivido algo así. Nunca he necesitado recurrir a una fundación porque tenía mucho apoyo en casa, pero a raíz de Miss World Spain y una parte del certamen que es “belleza con propósito” donde tienes que ayudar a una ONG, me parecía un poco hipócrita por mi parte no hacer algo con ellos por lo que significa para mí. Quería darle ese enfoque a un sector de la sociedad que no siempre tienen la visibilidad necesaria. Me encanta el hecho de trabajar con niños y adolescentes que tal vez son los que más ayuda necesitan. Hemos hecho una piña, me enriquece y yo también estoy aprendiendo. Estoy dentro de un grupo de madres que me piden consejo sobre sus hijos y yo intento darles todo mi apoyo desde mi experiencia.

SHANGAY ⇒ Para terminar, una sobre futuro; ¿Te gustaría compartir pasarela con alguien como Andreja Pejic o la moda no es tu prioridad?

Ángela Ponce ⇒ Pejic es una de mis referentes, por supuesto. Llevo mucho tiempo haciendo moda y quiero seguir porque es lo que me gusta, intentar llegar como Andreja a pasarelas importantes. Ojalá algún día pueda llegar a ser una grande como es ella o Adriana Lima, en quien también me fijo. Eso es realmente a lo que aspiro. También voy a darle caña a la interpretación, quiero probar un poco de todo y luego decidir que es lo correcto, siempre viendo el futuro en el mundo de la moda. 

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.