20/01/2019

Cinco razones para leer ‘El cielo en movimiento’

17 diciembre, 2015
Cartel de Ana Curra y Juan Gallego (2015)

1. Es un libro que refleja el Madrid del cambio

El cielo en movimiento nace de la voluntad de sus editores de reflejar el espíritu de cambio que se adueñó de Madrid después de las pasadas elecciones municipales y vincular esta ilusión con los años de la movida. Desde el bando municipal que escribió Enrique Tierno Galván para las fiestas de San Isidro de 1985 hasta el cartel diseñado por Ana Curra y Juan Gallego en apoyo a la candidatura de Manuela Carmena, el libro recorre treinta años de la historia de una ciudad que parece despertar después de años de letargo.


 

Imagen de Abel Azcona, tomada por la fotógrafa Ana Valiño, perteneciente a la performance Caminantes realizada en Madrid el 21 de septiembre de 2015

2. ¡Todas las manifestaciones artísticas tienen cabida!

Con la intención de reflejar el mayor número posible de disciplinas artísticas, el libro alberga relatos de ficción (Paco Tomás, Leopoldo Alas), textos ensayísticos (Luis Cremades, R. Lucas Platero, Javi Larrauri), ilustraciones (Miriampersand, Miguel Navia), fotografías (Abel Azcona, Ouka Leele), cómic (Luisgé Martín y Axier Uzkudun), poesía (Ariadna G. García), música (Algora, Alicia Ramos) y teatro (Fernando J. López). Todos los autores han encontrado en Madrid su fuente de inspiración, recreando la ciudad que fue y luego imaginando la que se puede construir a partir de ahora.



Y se llamaba Madrid de Carla Berrocal (2015)

3. Una obra donde autores jóvenes y consagrados comparten espacio

Autores de reconocido prestigio como Pedro Almodóvar, Luis Eduardo Aute (que, además de aportar una serie de poemas, ha dibujado la ilustración ‘Homenaje a Nepteles’) o Eduardo Mendicutti comparten espacio junto a jóvenes creadores como Óscar Espirita, Carla Berrocal, Alberto Marcos o Iñaki Echarte Vidarte, entre otros. De los treinta autores participantes en esta obra multigeneracional, diecinueve de ellos han realizado una obra inédita para la ocasión.


 

Un detalle del interior de El cielo en movimiento.

4. Un libro para regalar… y para que te regalen

Una de las señas de identidad de Dos Bigotes es el cuidado que ponen en cada uno de sus libros, y en este caso no iba a ser menos. Raúl Lázaro, responsable del diseño de la editorial, es el encargado de la portada y la maquetación de un ‘libro-objeto’ impreso a todo color que dan ganas de tocar y coleccionar. ¡Un regalo perfecto para estas fiestas!


 

Portada diseñada por Raúl Lázaro

5. Una mirada LGTBI abierta a todos y con un componente solidario

En el prólogo de El cielo en movimiento, sus editores afirman que el punto de partida de la obra lo constituyen las múltiples manifestaciones culturales y artísticas susceptibles de ser englobadas dentro de las siglas LGTBI, pero que además han querido que el proyecto estuviera abierto a todos aquellos que quisieran formar parte de él. El compromiso con el colectivo está muy presente en el trabajo de Dos Bigotes, y es que parte de las ventas va a ser destinada a apoyar el trabajo de las asociaciones LGTBI madrileñas COGAM y Arcópoli. Un bonito gesto.


Si quieres más información sobre los libros de la editorial Dos Bigotes, ENTRA AQUÍ

 

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.