23/07/2018

Belako: “No sabemos no darlo todo en un concierto”

5 febrero, 2016
23

Cris, Josu, Lore y Lander, auténticos torbellinos.

Todo queda en casa. Casi en familia. Porque dos de los miembros de Belako son hermanos: Lore (bajista, 21 años) y Josu Billelabeitia (guitarrista, 24). En el barrio de Belako, en Mungia, es donde ensayan con Cris Lizarraga (cantante y teclista, 23) y Lander Zalakain (baterista, 22), y ya han inmortalizado el lugar en donde se gestó su grupo, con cuyo nombre decidieron bautizarse.

“Empezamos en mayo de 2011”, recuerda Cris, su voz femenina principal –aunque todos llevan la voz cantante sobre el escenario en un momento u otro–. “Conocí a Josu en la uni, él ya estaba empezando a hacer cosas con su hermana. Nos pasábamos el día hablando de música, éramos un frikis, y Josu me dijo que me animara a juntarme con ellos. Lo primero que tocamos juntos fue una de Pixies, otra de Massive Atack y otra de Pipilotti Rist”.

Eclécticos desde el principio. Ese es uno de los principales encantos del grupo. Aunque predomine una sensibilidad post-punk en todo lo que hacen, no se ciñen a los clichés torturados y oscuros que hunden a muchas bandas que se inspiran en Joy Division. Porque la energía que desprenden necesita otros vehículos, que pueden ser en ocasiones un rock descar(n)ado o la electrónica más danzarina.

Al año de empezar con el proyecto se unió a él Lander a la batería, y todo empezó a ir muy rápido para ellos. “Ganamos un concurso de maquetas que nos llevó a actuar al BBK Live y, a partir de ahí, non stop hasta hoy”. Josu tiene claro tan claro como todos el porqué de su creciente éxito: “Nunca hemos dejado indiferente a nadie en directo”.


“SI NO FUESE POR NUESTROS PADRES, IGUAL AHORA ESTARÍAMOS HACIENDO REGGAETÓN. Y TRIUNFANDO”


¿De dónde sale esa energía, en ocasiones descontrolada, que desprenden los cuatro cuando se suben a un escenario, y que es digna de ver? “De lo mucho que nos gusta lo que hacemos”, afirma Cris. Lander añade: “Estamos siempre muy motivados, porque nuestros temas nos gustan más que a nadie en el mundo. No sabemos no darlo todo en un concierto”.

Se muestran además muy versátiles, porque no apuestan por un líder claro. Salvo Lander, que no se puede separar de su batería, Cris, Josu y Lore van intercambiando papeles en los directos, cantando, tocando teclados…, como si fuese un juego. “Es la realidad del grupo”, explica Cris. “De hecho, siempre que la sala, o el festival, lo permite por las dimensiones del escenario, nos gusta ponernos en fila los cuatro. Formamos un equipo”.

Hamen, su segundo álbum, confirma que son un grupo con un algo especial. Y ese ‘algo’ procuran que esté en cada una de sus canciones. “Normalmente es Josu el que llega con un primer ‘algo’ al estudio, sea una línea de bajo o un acorde de guitarra”, explica Lander. “O se junta primero con Cris y ya traen también una melodía de voz. A partir de ese momento nos ponemos los cuatro a trabajar como banda”. Josu defiende ese método de trabajo también por razones logísticas. “Para que un grupo se pueda meter a trabajar en el estudio desde cero hay que tener pasta”, y se echan todos a reír al escucharlo.

Hay muchas referencias ochenteras en su sonido, por motivos básicamente familiares. “Es la influencia de nuestros padres y primos mayores, la cosa nostra…”, explica Cris. Y Lander apunta: “Si no fuese por nuestros padres, igual ahora estaríamos haciendo reggaetón. Y triunfando”. Quizá algún día nos sorprendan, porque Cris está a favor de todo. “No nos cerramos al reggaetón”. Josu asiente. “¿Te crees que no lo vamos a hacer? Lo digo muy en serio. Va a caer algún día fijo. Aunque no creo que suene muy reggaetonero lo que hagamos, porque le damos una vuelta a todo”.

¿Te imaginas qué grupos nacionales son los que más les han influido? ¿Les va la marcha o solo desfasan sobre el escenario? Pasa página

No solo la familia ha influido en el sonido de Belako, hay grandes artistas que a todos ellos les fascinan. David Bowie es el primer nombre que sale a la palestra, lo nombran todos casi al unísono. Continúa Cris: “Karen O y PJ Harvey me encantan. Y todos somos muy fans de Itoiz y de Yellow Big Machine, otro grupo actual de Euskal Herria. Y de Radio Futura, claro”. Lander añade: Stevie Wonder también nos gusta mucho. Y Parálisis Permanente, y Décima Víctima…”.

Josu en esta ocasión se despega. “No tengo ídolos como tales. Me encanta la música de todos esos artistas, pero como no los he conocido me sigo quedando con mi gran ídolo, mi padre”. Esa cercanía que demuestran es otro de sus grandes encantos. La suya es una actitud poco rockanrolera fuera de los escenarios. Al menos cuando se ponen de charla. Parece que cuando salen de fiesta la cosa cambia. “Yo no me lo puedo permitir por mi voz cuando estamos de gira, desgraciadamente”, afirma Cris. La puntilla la pone Josu: “¡Por eso cuando desfasa es la más estrella del rock de todos!”.


“LA MÚSICA AGRIDULCE ES LA MEJOR, Y REFLEJA NUESTRA MANERA DE SER”


Son músicos de contrastes, porque igualmente ocurre en Hamen que hay un fuerte componente torturado en muchas de las canciones combinado con ese sentimiento altamente bailable por el que apuestan. “Esa combinación de agonía y baile es la que tiene toda la música elegante, ¿no?”, dice Josu. “La música agridulce es la mejor, y, sí, refleja nuestra manera de ser”, amplía Cris.

De momento solo componen en euskera y en inglés, “porque nos resulta fácil y porque fonéticamente nos suenan muy chulos”, afirma Josu. “Lo raro es que a veces yo mismo me mosqueo cuando escucho a grupos de Madrid que cantan en inglés. Por eso entiendo que a veces nos lo echen en cara a nosotros”. Esta vez es Cris la que continúa: “Pero no nos cerramos al castellano, igual que no lo hacemos al reggaetón”.


EL ÁLBUM HAMEN ESTÁ EDITADO POR BELAKO RECORDS/MUSHROOM PILLOW.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que acepta su uso. Más información en la información sobre cookies.

 

Cerrar
x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.