21/06/2018

Discos que te alegran la vida

8 abril, 2016
4

PET SHOP BOYS – “SUPER” (X2/KOBALT/POPSTOCK!)

Tradicionalmente, cada disco de PSB ha sido una reacción –rupturista en intención– frente al anterior. En este sentido, Super es una curiosa excepción. Stuart Price, que supo insuflar músculo sonoro a sus composiciones en Electric, se ha encontrado con la difícil papeleta de no bajar el listón en Super. La tarea era complicada, porque en esta ocasión las canciones de Tennant y Lowe no tienen el empaque de otras veces, pero sale airoso. Hacía mucho que un disco de PSB no daba tanto la impresión de parecer un divertimento sin mayor trascendencia. Y cuando el momento dorado del house-pop empieza a decaer, ellos –aquí sí, a contracorriente– apuestan por él.

The Pop Kids es una gozosa rareza dentro de Super, un ‘tema de primera hora de la noche’ que poco tiene que ver con el espíritu más propio del after del resto del disco. Interesante resulta la autorreivindicación que proponen en Undertow, donde recrean con rigor el espíritu de clásicos suyos ochenteros como Opportunities. Y cuando apuestan por el eurodance de sensibilidad noventera, el disco sube puntos. Say It To Me es un eurohit incontestable, y Groovy, todo un himno ‘hands in the air’, es brillante. Super funciona como divertimento eufórico. PSB han logrado dar forma a un disco que es lo más parecido a un chupito de Jagger que han firmado nunca. Agustín Gómez Cascales ★★★☆☆

GWEN STEFANI – “THIS IS WHAT THE TRUTH FEELS LIKE” (INTERSCOPE/UNIVERSAL)

Diez años después de su olvidable segundo disco, Stefani recupera la chispa con que deslumbró en su debut como solista. Como es tradición en sus álbumes, lo importante son las canciones con potencial para ser singles. Ya tiene dos estupendos aquí, Used To Love You y Make Me Like You, cara y cruz, baladón sentido de desamor y jitazo optimista lleno de amor. Son las dos caras entre las que se mueve este álbum, al que le sienta bien el reggae naïf (Where Would I Be?) y el tropicalismo romanticón (Send Me a Picture) y no tanto el canalleo propio de la Madonna que grabó Iconic (Naughty). A Stefani le sigue saliendo mejor hacer de la buena de la película. A.G.C. ★★★☆☆

STBRKT – “SAVE YOURSELF” (STBRKT.COM)

Dos años después de su último lanzamiento convencional, el irregular Wonder Where We Land, Aaron Jerome ha lanzado por sorpresa en su web un nuevo proyecto. Defiende su creador –siempre en la sombra– la urgencia de compartir esta música de un modo directo, y se agradece el detalle. Es una colección sin una unidad aparente, en la que se alternan instrumentales tan oscuros como Let Me In con cortes interpretados por, entre otros, su fiel colaborador Sampha o The-Dream. Con este último sorprende la química creada, desarrollando nuevos matices dentro del soul electrónico que siempre se le ha dado muy bien a STBRKT. Kenny Beat ★★★☆ 1/2

ZAYN – “MIND OF MINE” (RCA/SONY MUSIC)

Cuando uno sale de una boy band y quiere que se le tome en serio como solista, tiene que ponerse serio, valga la redundancia. Zayn Malik lo hace y marca distancias con One Direction apostando por el r’n’b sosegado, rodeándose de colaboradores de lujo, como el productor Malay (mano derecha de Frank Ocean) o el músico Questlove. El álbum se resiente del exceso de canciones, pero cuenta con momentos de una brillantez quizá inesperada, como Befour, She y, sobre todo, Drunk, baladón en el que se ve la sombra de mayores suyos como Miguel. El interludio en que canta en urdu, reivindicando sus raíces, pone un punto de exotismo que hace bien en explotar. A.G.C. ★★★☆☆

TIGA – “NO FANTASY REQUIRED” (COUNTER/PIAS IBERIA)

Han pasado siete años de Ciao!, pero el canadiense no se ha desviado de su camino. Sigue lanzado hits ocasionales, como el tremendo Bugatti –aquí incluido– y continúa estilizando su propuesta, tanto a nivel musical como visual. Su electropop se alimenta esta vez más del house underground que del techno populista, y se agradece. Matthew Dear colabora en varios temas, y Jake Shears pone voz a Make Me Fall In Love –que tanto recuerda a You, que Tiga grabó con Richard X). Sin necesidad de recurrir a trucos fáciles ni obviedades logra marcarse otros cuantos hits en potencia, Don’t Break My Heart y Blondes Have More Fun. Merece la pena darle una oportunidad, aunque ya no resulte tan trendy como años ha. Que busque trascender las modas le distingue. K.B. ★★★☆ 1/2

MISS CAFFEINA – “DETROIT” (WARNER MUSIC)

No quieren de momento más dramas en su vida, y se descuelgan con un álbum altamente bailabe y rico en sintetizadores. Les sienta muy bien esta nueva euforia romántica, desplegada a lo grande en temazos como Gladiador, con un sonido tecnopopero ochentero irresistible. Incluso hay espacio para la reivindicación explícitamente gay en Oh Sana, buen ejemplo de cómo el indie se puede poner combativo sin necesitar de recurrir siempre a la tortura emocional. Un importante paso adelante. A.G.C. ★★★☆ 1/2

 

 

SANTIGOLD – “99Ç” (ATLANTIC/WARNER MUSIC)

Lo más llamativo del tercer álbum de la neoyorquina es la ligereza de su tono. Para ser un disco en el que critica el consumismo que nos ciega, ha optado por no ponerse en absoluto reivindicativa y apostar por estribillos directos y melodías facilonas. Tiene mucha gracia cuando emula a Lily Allen en Can’t Get Enough of Myself o cuando se inspira en el r’n’b propio de girl bands de los 2000 en Who Be Lovin’Me. Cuando nos recuerda a M.I.A. (Big Time Big Business) es cuando menos gracia hace. Iván Salcedo ★★★☆☆

 

 

JEREMIH – “LATE NIGHTS” (DEF JAM/UNIVERSAL)

Ojo a este talentoso seductor, que firma uno de los mejores álbumes del r’n’b reciente. Su tercer disco es un sofisticado ejercicio de minimalismo, que funciona igual de bien cuando apuesta por un hip-hop deconstruido (Pass Dat) que por un romanticismo exacerbado (como en Worthy, junto a Jhené Aiko). Sin relleno y plagado de recovecos en los que perderse, resulta imposible no caer rendido a sus pies cuando termina de mecerte. A.G.C. ★★★☆☆

 

 

ROYCE WOOD JUNIOR – “THE ASHEN TANG” (37 ADVENTURES/PIAS IBERIA)

Estamos más que acostumbrados a que los lanzamientos tengan una vida muy corta, y no tarden en llegar ediciones deluxe para exprimirlos un poco más. No siempre merecen la pena, pero en el caso del debut de este talentoso productor, vocalista y multiinstrumentista, se agradece la posibilidad de que este disco pueda tener una segunda oportunidad. Conocido por sus colaboraciones con Jamie Woon o Kwabs, aquí Royce Wood Junior lanza una propuesta de la onda de soul electrónico en la que también ha destacado recientemente Dornik. Sintetizadores envolventes, guiños retro-soul, texturas esponjosas, una voz de lo más cálida y expresiva…, son las principales claves de un álbum repleto de ideas y referentes. Y que en esta nueva edición se enriquece con tres temas inéditos y una versión del clásico Don’t Wanna Lose You de Toni D and Veba. K.B. ★★★☆ 1/2

L KAN  – “LO NUEVO Y LO VIEJO. CANCIONES FÓSILES Y CANCIONES FLAMANTES” (SUBTERFUGE)

Quince años cumplen los madrileños, y lo celebran con un recopilatorio en el que entran sus canciones más representativas, rarezas, sus singles e inéditos. Esta colección es una borrachera de tecno-pop en clave lo-fi teñido de surrealismo y de un costumbrismo indie que nadie cultiva como ellos. Por supuesto aquí están Gayhetera, Aburrida de estar salida o La más fané. Y un gran reclamo son las dos canciones nuevas, producciones de Hidrogenesse, Al mundo no lo va a salvar una manzana y su versión de Rata de dos patas de Paquita la del Barrio son totales. Melanie Trigueros ★★★★☆

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.