Katy B: “Soy más bien chapucera como diva”

Tras el subidón que supuso su debut On a Mission (2011), Little Red (2014) fue un poco bajón. Si en su primer disco la pelirroja encandiló por su capacidad para combinar los sonidos houseros underground con afilados estribillos pop, en el segundo se le fue la mano con un pop más convencional. Por eso resulta […]

Agustín Gómez Cascales

Agustín Gómez Cascales

He viajado en limusina con Mariah, he tomado el té con Beyoncé, he salido de fiesta con J.Lo y he pinchado con RuPaul. ¿Qué será lo próximo?

4 mayo, 2016
Se lee en 4 minutos

Temas: , , ,

Katy B: “Soy más bien chapucera como diva”

Tras el subidón que supuso su debut On a Mission (2011), Little Red (2014) fue un poco bajón. Si en su primer disco la pelirroja encandiló por su capacidad para combinar los sonidos houseros underground con afilados estribillos pop, en el segundo se le fue la mano con un pop más convencional.

Por eso resulta aún más sorprendente el recién editado Honey, un golpe de efecto en toda regla para el cual se ha rodeado de un impresionante elenco de colaboradores, que incluye a productores como Kaytranada, Diplo, Four Tet o Jamie Jones, y vocalistas como Craig David y Sasha Keable. “El germen del disco está en mi anterior EP, Danger, explica vía telefónica. “Me encantó la experiencia de trabajar sobre bases instrumentales que distintos productores me ofrecieron. En lugar de encerrarme con ellos desde el principio, lo grabé como hacen los raperos, inspirándome en la música que ya tenían compuesta. Y me quedé con tanto material sin publicar que decidí crear todo un álbum con él”.

Dio la sensación de que con su anterior disco intentaron hacer de ella una estrella pop convencional, y Katy tiene algo que decir al respecto. “Solo había dos canciones lentas en todo el disco, y decidieron probar suerte con ellas a ver si así sonaba más en la radio. También trabajé con productores underground, como siempre, pero eso solo lo sabe quien escucha el disco entero. Creo que no volveré a publicar dos baladas seguidas”, dice entre risas.

Honey vuelve a ser una declaración de amor a la cultura de clubs y todo lo que envuelve a una noche de fiesta. “Para mí tiene un significado muy profundo, porque además de un modo de socializar con mis amigos supone un modo de vida. Encuentro la felicidad plena bailando. Y eso que no soy muy buena bailarina, pero moverme al ritmo de la música es algo que me llena. Dicen mis padres que ya de pequeña, cuando íbamos de vacaciones, en cuanto veía la pista en un hotel me iba corriendo a ella, aunque estuviese vacía, a bailar sola”.


“Encuentro la felicidad plena bailando”


Ahora Katy B sigue bailando siempre que puede (“me basta la música para ser feliz, no necesito ponerme ciega como mucha gente”), y también llena las pistas con su música. Aunque en este disco no quería solo incluir cortes tan directos como I Wanna Be, también quiso explorar una vena midtempo más sensual en colaboraciones como Honey, con Kaytranada. “Era algo nuevo para mí, más funky y soulful, pero creado con un productor que tiene mis mismas raíces. Siempre que necesito una inyección de energía antes de salir me pongo música suya; tener por fin un tema con él es un sueño hecho realidad”. Como lo fue cantar con Craig David. “Tendría unos once años cuando salió su primer disco, era superfán. Y cuando surgió la oportunidad de grabar con él ni me lo podía creer. Conectamos tan bien que compusimos varias canciones juntos. Ha sido un lujo”.

En su día, Katy dijo de sí misma que era una ‘gay de honor’. Cuando recientemente grabó una pintona versión de Always Be My Baby de Mariah Carey nos recordó que sigue siendo una gran mariliendre. “Mi mejor amigo Tom, que es gay, está obsesionado con Mariah”, explica. “Es una de las razones por las que la hice. También porque me parece una de las mejores cantantes de la historia. Me apeteció rendir tributo a alguien con tanto talento”.

Pero Katy B no se ve ni siquiera aspirando a formar parte de esa liga de superestrellas. “Soy más bien chapucera como diva”, confiesa entre risas. “Aunque me encanta ser el centro de atención y darlo todo en el escenario, el resto del tiempo procuro ser discreta. Solo me sale de verdad la diva que llevo dentro cuando estoy con mi amigo Tom escuchando a Mariah Carey”.


EL ÁLBUM HONEY DE KATY B ESTÁ EDITADO POR VIRGIN/UNIVERSAL.


 

Shangay Nº 563
Portada de la revista Anuario 2023
  • Mayo 2024
Shangay Voyager Nº 38
Portada de la revista Shangay Voyager 38
Anuario 2023
Portada de la revista Anuario 2023
  • Diciembre 2023