Meghan Trainor: “No he perdido ni un kilo”

En la zona reservada para el ocio de los empleados del cuartel general de Sony Music en Londres se encuentra un inmenso display, que parece la fachada de una atracción de feria, con el nombre de Meghan Trainor iluminado con bombillas. Cerca de este se encuentra una cabina telefónica típicamente británica dedicada a One Direction, […]

Agustín Gómez Cascales

Agustín Gómez Cascales

He viajado en limusina con Mariah, he tomado el té con Beyoncé, he salido de fiesta con J.Lo y he pinchado con RuPaul. ¿Qué será lo próximo?

9 mayo, 2016
Se lee en 6 minutos

Temas: , ,

Meghan Trainor: “No he perdido ni un kilo”

En la zona reservada para el ocio de los empleados del cuartel general de Sony Music en Londres se encuentra un inmenso display, que parece la fachada de una atracción de feria, con el nombre de Meghan Trainor iluminado con bombillas. Cerca de este se encuentra una cabina telefónica típicamente británica dedicada a One Direction, junto a fotos enormes de Michael Jackson o Bruce Springsteen.

¿Cómo ha logrado la estadounidense un puesto de honor entre tanta estrella en un tiempo récord? Básicamente, gracias a una canción, All About That Bass, un jitazo en clave doo woop dedicado a su culo y a sus kilos que convirtió a esta compositora y cantante en una estrella de la noche a la mañana, hasta el punto de que este año ha logrado el Grammy a la mejor artista novel.

Meghan Trainor: “No he perdido ni un kilo”

Mucho ha llovido en el último año y medio, en el que no solo han tenido una relevancia envidiable canciones de su álbum Title, sino también otras compuestas por ella que acabaron grabando Sabrina Carpenter o Fifth Harmony. Ahora llega el momento de defender su segundo álbum, y Meghan aparece en las oficinas de su sello pisando fuerte, muy fuerte.

Con una comitiva de seis personas a su alrededor y un guardaespaldas afroamericano que es tres o cuatro veces ella. Meghan pasa junto a la sala en donde un grupo de periodistas escuchamos por primera vez cinco de las canciones incluidas en Thank You. “¡Soy yo!”, grita, y se pone a bailar. Parece que haya estado en Extreme Makeover antes de venir.


“Quiero demostrarle al mundo que soy mejor compositora de lo que la gente pueda pensar”


Poco queda de la Meghan Trainor que conocimos con All About That Bass o Lips Are Movin’, con su melena rubia, aire naïf y look retro. Aparece vestida con ropa de camuflaje –pantalones cargo, nada de falda– y melena entre pelirroja y castaña (“va muy bien con mi tono de piel clarito”, aclarará cuando surge el tema de su cambio de look). Y de momento se acabó el rollito 50’s. Ahora presenta un álbum repleto de r’n’b, funk y tropicalismo.

El single NO es un claro ejemplo del cambio que ha experimentado. Si en su primer álbum el tema de inspiración principal era la búsqueda del hombre perfecto, para presentar este dice que ‘no’ necesita a ningún hombre. “Tenía que aceptar que estoy soltera y que no pasa nada, por eso la escribí. No tenía ningún sentido que me comiera la cabeza pensando que el hecho de no tener novio significaba que algo he hecho mal. Con ella quiero decirle a hombres y mujeres que está bien que nos queramos a nosotros mismos, sin necesidad de tener a alguien al lado”.

Le siguen inspirando los mensajes de autoayuda para sus letras, que despliega también en otras canciones como Better. Lo curioso es que para NO haya optado por una producción propia del r’n’b de los 2000. “Le dije a mi productor que me compusiera un beat que no sonase a nada que grabaría Meghan Trainor. Y había otro compositor que de pronto soltó ‘My name is No’. Así nació este hermoso himno de empoderamiento”.

Habla muy rápido, con gran seguridad, acento propio de valley girl californiana –aunque es de una pequeña isla de Massachussets– y te clava la mirada mientras se dirige a ti. Cuando escucha que NO triunfa en el mundo gay, asiente. “Es algo que me hace muy feliz. Cuando la tuve lista se la envié a Frankie, el hermano de Ariana Grande, que es supergay. Me dijo chillando: ‘The gays say yay!’. Ahí lo vi claro”.

Como vio claro que era un buen momento para recuperar las producciones pop teñidas de r’n’b que hace quince años arrasaban. “Aprendí armonía escuchando a‘N Sync, y también me encantaban de pequeña Britney Spears y Christina Aguilera. Pensé que nadie ha tenido un gran éxito recientemente que sonara como aquellos temas suyos míticos, y decidí hacerlo yo”.

¿Para qué artistas ha compuesto éxitos recientemente? ¿Con quién se muere por colaborar? ¿En qué se quiere parecer a Britney? Pasa página

Meghan Trainor: “No he perdido ni un kilo”

Apostar por sonidos más urbanos en este nuevo álbum es su manera de decirle al mundo que es una artista polivalente. “Llevo desde los quince componiendo canciones, no solo de pop y doo woop, también de r’n’b y country. Una de mis canciones, grabada por Rascal Flatts, acaba de ser número uno en las listas country. Y he compuesto el nuevo single de J.Lo también. Quiero demostrarle al mundo que soy mejor compositora de lo que la gente pueda pensar”.

También quiere dejar claro que es muy prolífica. “Desde que lancé el primer disco he grabado material para cuatro más. Este lo grabé en apenas dos meses. Salvo dos canciones que rescaté de cuando tenía 18 años, el resto las compuse expresamente para él”. Una vez tuvo claro cuáles quería para su disco, ofreció los descartes a otros artistas. “Jennifer Lopez llevaba tiempo diciéndome que quería que compusiera para ella. Le pregunté si quería Ain’t Your Mama y me dijo enseguida que sí, que a sus hijos les encantaba y que quería que fuese su nuevo single”.

All About That Bass se convirtió en un himno de autoaceptación, que ella cantaba desde su propia perspectiva, la de una chica gordita encantada con sus curvas. Es innegable que supone una excepción en un mundillo en que la presión hacia las artistas pop por estar lo más delgadas posible está ahí. Aunque Meghan asegura no haberla sentido. “No he perdido ni un kilo en todo este tiempo”, y se echa a reír. “Aunque sí que he empezado a hacer mucho ejercicio hace unas semanas, no porque quiera adelgazar, sino porque mis nuevas canciones me exigen bailar más cuando las interpreto. Y el día del primer ensayo para el vídeo de NO casi me ahogo al esforzarme por cantar y bailar a la vez. No soy Beyoncé, pero siempre he querido parecerme a Britney, y tenía que hacer algo para poder sobrevivir al intento”. También seguirá defendiendo sus curvas cuando sea necesario. “Sigo comiendo pizza, no lo voy a negar. Por eso he grabado canciones como I Love Me, sé que hay mucha gente que espera ese tipo de mensaje de mí y pienso seguir lanzándolos”.


“Aprendí armonía escuchando a ‘N Sync”


Está encantada de que sus dos discos sean tan diferentes entre sí, y se muestra feliz de poder sacar a la negra que lleva dentro en Thankful. Otro objetivo cumplido. “Soy tan joven que he querido que este álbum sea un gran agradecimiento a todos los que me han ayudado a convertir mis sueños en realidad. Con 22 años tengo que empezar a centrarme en nuevos sueños”. El primero, colaborar con Bruno Mars. “Lo digo en todas mis entrevistas para que no se olvide de que tenemos una canción pendiente”.


EL ÁLBUM THANK YOU DE MEGHAN TRAINOR SALE A LA VENTA EL 13 DE MAYO EDITADO POR EPIC/SONY MUSIC.


 

 

Shangay Nº 563
Portada de la revista Anuario 2023
  • Mayo 2024
Shangay Voyager Nº 38
Portada de la revista Shangay Voyager 38
Anuario 2023
Portada de la revista Anuario 2023
  • Diciembre 2023