fbpx
28/01/2023

¿Practicas alguna de estas 10 fantasías sexuales?

11 mayo, 2016
Léetelo en 3 minutos

Disfrazarse y adoptar nuevos roles o personajes  es una de las fantasías sexuales más recurrentes. Los hay de todos los tipos, más conservadores o más originales, pero estamos seguros que alguna de estas diez fantasías forman parte del imaginario erótico de muchos de vosotros. ¿Compartes alguna de ellas?

Los clásicos

5. El obrero de la construcción

Unos vaqueros bien ajustados, una camiseta de tirantes que deje entrever el pelo en pecho, el sudor más húmedo y pegajoso de una dura jornada de trabajo y un casco de plástico que ponga ‘on fire’ nuestro nivel de testosterona. Sin duda, un clásico entre los clásico, junto con sus homólogos el fontanero y el butanero.

4. Esclavo y señor

¿Y lo cómodo que es dejarse hacer? Que me pide que sea su felpudo, al suelo que voy. Que le abanique, a por una rama de palmera que voy. Que me pide una sesión de sexo desenfrenado, a la cama que voy. Solo obedecer… cero gestión, cero responsabilidades.

3. Doctor y paciente

– ¡Ay, doctor! Me duele justo aquí abajo…

– ¡Vaya! Pues no tendré más remedio que ponerle una inyección… muy, muy grande…

2. Víctima y secuestrador

La inseguridad y el miedo es para algunos un bálsamo donde depositar las endorfinas.

1. Profesor y alumno

¿Quién no ha tenido en su vida estudiantil a ese profesor, alto, esbelto y definido, que nos volvía loco con solo pasar lista? Lo bueno de esta fantasía, es que las reválidas pasan de ser un sufrimiento para el alumno a una costumbre muy apetecible.

Las novedades

5. Pirata y grumete

Para esta fantasía se requiere un merchandising similar al de Piratas del Caribe. Y ya si vives en la costa y tienes una pequeña embarcación a tu disposición, la fantasía se hace realidad. Culo a la vis… digo, ¡¡Tierra a la vista!!

4. Autoestopista y motorista

Un placer para los amantes del leather y del mundo de Tom of Finland. Imagina recoger a un mocito desvalido en mitad de la carretera porque su coche le ha dejado tirado, para que luego, tú, le vuelvas a dejar tirado… tras habértelo tirado. ¡Qué paradoja! ¿no?

3. Personajes fantásticos y mitológicos

Las humanidades aquí son imprescindibles, conocer el mundo grecolatino te abrirá las puertas a interpretar muchas más personajes: centauros, minotauros, faunos y un largo etcétera. Eso, o ser una gran seguidor, o friki, de El Señor de los Anillos.

2. Santa Claus y el niño malo

Normalmente, de pequeño, cuando te comportabas mal, Santa Claus te castigaba sin dejarte regalos debajo del abeto por Navidad. En esta ocasión, el castigo es totalmente diferente, solo tenéis que echarle un poco de  imaginación para… Y si ya entran en acción Melchor, Gaspar y sobre todo Baltasar, no te quiero ni contar…

1. Batman y Robin

¿Cómo no fantasear con ser la pareja gay por excelencia dentro del mundo de los superhéroes? Sería un sacrilegio no hacerlo. Ahora, eso sí, cuidado con que ningún tercero haga el rol de Superman. Robin se sentiría muy celoso, ya sabéis eso de que “los que se pelean, se desean”.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.