“Pegaba de una manera que no era normal”

Otra nueva agresión homófoba se ha producido en nuestro país, esta vez en la ciudad de Valencia, el pasado fin de semana. Manuel P. Desco caminaba por unas de las calle aledañas al Ayuntamiento de Valencia agarrado de la mano de un chico y acompañado por un tercero, en la madrugada del sábado al domingo, […]

19 mayo, 2016
Se lee en 2 minutos

Temas:

“Pegaba de una manera que no era normal”

Otra nueva agresión homófoba se ha producido en nuestro país, esta vez en la ciudad de Valencia, el pasado fin de semana.

Manuel P. Desco caminaba por unas de las calle aledañas al Ayuntamiento de Valencia agarrado de la mano de un chico y acompañado por un tercero, en la madrugada del sábado al domingo, cuando de repente un extraño les gritó, “¡maricones!”. Ellos asintieron, “Sí, somos maricones”, y a partir de ahí los recuerdos de Manuel son bastantes escasos. El individuo, que iba acompañado por otra persona que se apartó tras lo ocurrido, comenzó a golpearle por todo el cuerpo mientras le espetaba “¡Toma, por maricón!”.  La agresión pilló tanto a Manuel como a sus acompañantes totalmente desprevenidos.

“No soy delgado, pensaba que si alguna vez me pasaba algo me podría defender, pero no”, explicaba al diario de Levante-EMV. “Pegaba de una manera que no era normal”. Manuel logró escapar de la agresión gracias a la ayuda de uno de sus compañeros, que pudo tirar de él y consiguió separarles. Escaparon del agresor, pero este aún les perseguía por la calle hasta que los chicos se toparon con un vehículo de la Policía Local, la cual atendió a Desco e identificó al agresor.

Manuel fue llevado a un centro médico. El parte médico determinaba golpes en la cara, moratones e hinchazones, lesiones que le han provocado dolores de cabeza y problemas de visión.

“No es que haya tenido mala suerte, como me dicen algunas personas, estas cosas pasan siempre”, declaraba el joven, que denunció lo acontecido el pasado lunes en comisaría. Manuel también aseguró a la policía que esto no es un hecho aislado. En muchas ocasiones le han llamado “maricón” por la calle, tanto niños como adultos. Por eso pide que se haga hincapié en la importancia de la educación para erradicar estos síntomas de homofobia aún imperantes en la sociedad.

El joven ha agradecido las muestra de apoyo de conocidos, políticos, asociaciones y abogados a partir de la también denuncia pública realizada por Manuel en las RR SS recalcando la importancia “de que estas cosas se sepan”.

Si sufres LGTBfobia, ponte en contacto con el Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia a través de este número  618 54 71 66.

Otras noticias sobre Homofobia,  AQUÍ

Shangay Nº 564
Portada de la revista Anuario 2023
  • Junio 2024
Shangay Voyager Nº 39
Portada de la revista Shangay Voyager 39
Anuario 2023
Portada de la revista Anuario 2023
  • Diciembre 2023