06/06/2020

Javier Raya: “Nunca me pierdo el Orgullo gay”

29 junio, 2016

PANTALÓN BERSHKA

No podía imaginar Javier Raya que un beso con su novio tendría la repercusión mediática que ha tenido. Una simple foto –muestra del amor que le tiene a su chico, Andrew– subida a Instagram se convirtió en la salida del armario oficial de este patinador sobre hielo olímpico, que compitió en los Juegos de Sochi en 2014.

Fue un impulso, no una decisión largamente meditada. “Echaba de menos a mi churri”, afirma entre risas. “Llevaba un mes sin verle, porque volví a Madrid. Y llevamos ocho meses, que para mí es muchísimo…, es mi primera pareja seria”. Tenía guardada esa foto, esperando al momento en que le apeteciera subirla. Y lo hizo el pasado 13 de mayo. “No me podía imaginar la repercusión que iba a tener. Estoy muy contento con la reacción”.

La tranquilidad que le ha dado a Javier haber subido esa foto, seguro que algunos no la entenderán, porque no es ninguna tontería el sentir que quizá no debas subir según qué fotos a tus redes. “Muchos amigos heterosexuales con los que he vivido en los últimos cinco años en la residencia en la que estaba en Toronto subían fotos dándose besos con sus novias todo el rato. Lo más normal del mundo, ¿no? Yo no las subía por vergüenza, lo cual es una tontería. Hay que hacerlo si te apetece”.


“Si a nivel de derechos gays en España estamos muy avanzados, creo que la sociedad tiene que ponerse a ese nivel”



SUDADERA SIN MANGAS BERSHKA
PANTALÓN ELEVEN PARIS

Javier y Andrew, de 23 años, se conocieron en Toronto por casualidad. Andrew está haciendo su doctorado en Neurología a dos horas de Toronto, y una noche decidió salir por allí. Coincidieron en un local y así empezó todo. De septiembre a marzo, hasta que vaya al Mundial, Javier estará viviendo en Toronto, en el Cricket, Skating and Curling Club, donde también entrenan Javier Fernández y el campeón olímpico Yuzuru Hanyu. “Decidí irme allí porque están los mejores del mundo. Cuando Javier, que era con quien yo me picaba, se marchó hace seis años, me quedé en España sin nadie con quien medirme. Por eso he tomado la decisión de irme, para marcarme nuevos retos, como sacar el cuádruple [un salto de cuatro vueltas]. Busco mejorar técnicamente y no perder la motivación, algo imposible cuando ves quiénes te rodean”.

Tras pasar allí los últimos seis veranos, la próxima temporada la vivirá entera en Canadá. “Me gusta vivir en Toronto, el ambiente es muy bueno, aunque no es España. Cuanto más salgo, más valoro lo que tenemos. Aunque este año, con pareja además allí, no puedo pedir más”.

¿Ha sufrido alguna vez homofobia en su carrera deportiva? ¿Conoce a otros patinadores gays? Pasa página

Empezó a patinar a los seis años, y ya entonces empezó a competir. “Internacionalmente empecé con doce, y mi primer campeonato europeo fue con dieciocho. Desde entonces he participado en cuatro europeos, dos mundiales y los Juegos Olímpicos”. Compitió en Sochi, en Rusia, unos juegos especialmente controvertidos porque se cuestionó la seguridad para los participantes homosexuales, y el patinador español –y campeón del mundo– Javier Fernández realizó unas polémicas declaraciones, al instar a los gays “a cortarse” en Sochi. “El COI se encarga de que los derechos y la seguridad de todos los participantes se respeten al máximo. ¡Allí no nos toca ni dios!”, bromea. “Aunque, lógicamente, todos somos muy conscientes del trato que se da allí a los gays”.


SUDADERA Y PANTALÓN ELEVEN PARIS

En cuanto a las declaraciones de su compañero de equipo, cree que fueron malinterpretadas. “Conozco a Javier, somos amigos desde que teníamos seis años. Él siempre ha sabido mi condición, y tiene a su alrededor muchísimos gays. No es homófobo”.


“No es que haya más gays en el mundo del patinaje, es que es un deporte más abierto”


Javier cuenta que en el mundo del patinaje nunca ha sentido homofobia. “No es que haya más gays en el mundo del patinaje, es que es un deporte más abierto. Porque es muy artístico. Y los patinadores gays no suelen ocultarlo, no pasa como en el fútbol”. Le molesta que en ocasiones se dé por hecho que el patinaje es un ‘deporte de gays’, un comentario despectivo que alguna vez ha escuchado. “Es una pena, porque a lo mejor hay padres con una mentalidad cerrada que no apuntan a sus hijos a patinaje por miedo a que se vayan a convertir en homosexuales… Los que lo somos, sabemos que no es una elección”.


CAMISETA Y PANTALÓN ELEVEN PARIS

En su día a día sí sabe lo que es sufrir la incómoda homofobia. “He vivido situaciones incómodas, pero cuando era más pequeño, hace años que no. ¿Quién no ha escuchado comentarios despectivos?”, se pregunta. “En el instituto había compañeros que me insultaban por envidia. Empezaba a salir en los periódicos, y claro, era patinador. Y encima hacía ballet. Siempre estaban los típicos con sus comentarios homófobos”.

¿Cuándo le contó a sus padres que es gay? ¿Qué objetivos deportivos tiene a la vista? Pasa página

En Navidad, su novio vino a Madrid y la familia de Javier, encantada. “A mis padres les dije que era gay con veinte años. Se lo olían, pero un día nos sentamos a hablar y se lo conté tranquilamente. He tenido mucha suerte con eso, son superabiertos”. Se considera afortunado por la libertad con que vive su homosexualidad, pero aun así se preocupa por lo que ve a su alrededor. “Si a nivel de derechos en España estamos muy avanzados, creo que la sociedad tiene que ponerse a ese nivel. No es normal el número de agresiones homófobas que hemos visto ya en Madrid en lo que llevamos de año”.


JERSEY CELIO
PANTALÓN ORIGINAL PENGUIN

Por eso le parece tan importante celebrar el Orgullo. “Nunca me lo pierdo, de todas formas”, confiesa. “En cuanto acabe, comenzaré la pretemporada, y de septiembre a finales de marzo, cuando se celebra el Mundial, estaré compitiendo”.


“No es normal el número de agresiones homófobas que hemos visto en Madrid”


Después, su gran objetivo deportivo serán los próximos Juegos de Invierno, en PyeongChang, Corea del Sur. “En principio, mi idea es terminar mi carrera allí. Tendré casi 27 años y creo que tocará. [Yevgueni] Pliúshchenko, el patinador más afamado de la historia, fue a sus últimos Juegos, los cuartos, con 31, y ya estaba un poco cascadete…”. Ahora es momento de vivir su primer Orgullo públicamente como homosexual fuera del armario. “Si lo que hemos hecho Víctor [Gutiérrez] y yo sirve para normalizar, bienvenido sea”.
 


MÁS INFORMACIÓN EN JAVIERRAYA.COM Y EN SU CAMPAÑA DE CROWDFUNDING www.patrocinalos.com/proyecto/deportista/1389-javier-raya

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.